ELECCIONES EN EL CPACF

Besteiro: “La conducción del CPACF no interpreta las necesidades de la matrícula”

La candidata a presidenta de Seamos El Colegio pide “independencia y eficiencia del Poder Judicial” reclama una mayor defensa de la profesión y una “revalorización de la abogacía”.

A pocas horas de la elección que definirá si habrá nueva conducción en el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal o si el oficialismo continuará con su hegemonía, Letra P habló con todos los candidatos a presidente de la institución que vela por los intereses de los matriculados porteños.

 

Este medio propuso realizar cinco preguntas a los seis candidatos para poder ver las distintas respuestas ante los mismos interrogantes. Todos los aspirantes respondieron, a excepción de Jorge Rizzo, de la oficialista Gente de Derecho, quien comunicó que no tenía intenciones de participar.

 

A continuación, el diálogo con María del Carmen Besteiro, candidata a presidenta por Seamos El Colegio (lista 62).

 

1-¿Cómo evalúa la gestión actual? Puntos a favor y en contra.

 

La conducción del CPACF lleva 10 años en la gestión y a mi modo de ver, en la actualidad no interpreta las necesidades de la matrícula.

 

La instalación de varios servicios en nuestras dependencias fue importante porque facilitó  la tarea profesional.  Pero, brindar servicios no es suficiente porque no apunta al nudo de nuestra problemática.  Abogadas y abogados en el ejercicio cotidiano de la profesión estamos sometidos permanentemente a ataques tanto directos como sutiles.  La Administración Pública en muchas oportunidades tira un manto de sospecha sobre nuestra intervención.  En la justicia muchas veces nos ven y nos tratan como generadores del conflicto y por ello como parte del problema.  Estas situaciones, no solo repercuten en el maltrato diario sino que luego se ven reflejadas a la hora de regular y percibir honorarios.

 

Frente a estos ataques el CPACF no tiene una política clara  y contundente de defensa de la abogacía.  No basta con acompañar en casos puntuales.  Es necesario realizar una defensa de la profesión fuera de los expedientes.

 

2-¿Cuáles son las propuestas de su agrupación?

 

Nuestra lista tiene dos ejes de trabajo.

 

La independencia y eficiencia del Poder Judicial.  Desde este espacio nos proponemos fortalecer el ejercicio de la magistratura para que no sea una prebenda corporativa.  Por eso es que vamos a trabajar por su independencia y exigiremos  como correlato su eficiencia.   Los conflictos llevados a la justicia deben ser resueltos en tiempos razonables, lo que sin duda dista mucho de lo que se observa en la actualidad. La duración del pleito es un problema  que pone en tela de juicio el sentido de nuestra tarea.

 

El Colegio debe dedicar sus máximos esfuerzos a contralor que los plazos procesales, que de por si son extensos, se cumplan también por los tribunales. Debemos señalar que la declaración de ferias judiciales fuera de las previstas en enero y julio se ha vuelto un mecanismo normal cuando debiera ser absolutamente excepcional.  No resulta razonable que se decreten ferias judiciales fuera de las regulares para trabajos de pintura o mantenimiento,

 

Revalorización de la abogacía.  Nos preocupa el manoseo que vive la profesión cuando la atacan directa o sutilmente, desde los medios y los distintos espacios de poder públicos y privados.

 

Se nos presenta como caranchos, buitres, aves negras, farsantes, generadores de la industria del juicio etc.  En otras oportunidades el mensaje es más sutil, minimizando nuestra tarea en el rol de recuperación y mantenimiento de derechos.

 

No podemos seguir asistiendo con pasividad a estos mensajes que instalan en la sociedad una imagen negativa de nuestro trabajo profesional.

 

Por eso en este punto proponemos dos líneas de trabajo.  Por un lado realizar una campaña de comunicación masiva para informar sobre la importancia de nuestra actuación en el mantenimiento y reparación de derechos.  Por otro lado accionar directamente desde el Colegio en todas las situaciones de ataque a la profesión.

 

Nuestro espacio ya denunció las campañas en las que se intenta minimizar el rol de la abogacía como ocurre en el marco del Sistema de Resolución de Conflictos en las Relaciones de Consumo; o en las que directamente se intenta obstaculizar el ejercicio profesional como ocurrió en el caso de las campañas implementadas por ANSES a partir del 2014 y más recientemente la publicidad implementada por la UART.

 

Finalmente, y no por eso menos importante, nuestra lista promueve decididamente la equidad de género y ha sido conformada en forma paritaria por mujeres y varones, reflejando la verdadera composición de la matrícula y resultando así más representativa y por ende más democrática.

 

 3-¿Qué cree que necesitan los abogados porteños? ¿Cuáles son sus demandas?

 

Abogadas y abogados porteños necesitan mejorar el día a día de su profesión.  Más allá de conocer esta necesidad por nuestras propias experiencias, estas son las demandas que en forma coincidente recogimos en todas las puertas de los edificios de tribunales que recorrimos en nuestra campaña en los últimos 8 meses.

 

A modo de síntesis podemos decir que nuestros colegas se quejan de la  obstaculización a nuestra representación y/o patrocinio en las dependencias públicas, el maltrato en dependencias judiciales incumpliendo el art. 5 de la ley 23.187, las regulaciones de honorarios inferiores a los mínimos legales.  Todos estos reclamos tienen un común denominador, la falta de valoración de nuestra tarea.  Por eso es que desde Seamos El Colegio afirmamos que hay que concientizar a la sociedad de la importancia que la abogacía tiene en la defensa, mantenimiento y recuperación de derechos.

 

4-¿Cree que los abogados porteños son bien representados por el Colegio de Abogados?

 

No creo que estemos bien representados en la actualidad por el Colegio.  Como señalé, no tiene una política para frenar los ataques que recibimos a diario y mejorar el día a día de nuestra profesión. No tiene presencia en dependencias públicas cuando se dan situaciones altamente conflictivas con los profesionales como las que hemos señalado antes. Mira para el costado cuando se impone a los abogados del Estado condiciones de trabajo que dificultan compatibilizar su responsabilidad administrativa y profesional.  Presta poca a tención a la tarea de la mediación y conciliación.  Y libra a su suerte a quienes ejercen la profesión en relación de dependencia en el ámbito privado.

 

Desde Seamos El Colegio creemos que estas cuestiones no se resuelven con acciones aisladas sino con políticas que para trascender en el tiempo deben surgir del consenso de la matrícula y sus representantes.

 

5-¿Cuál es el vínculo de los partidos políticos con las agrupaciones que compiten en el Colegio? ¿Hay listas que responden a partidos políticos?

 

Por supuesto que sí. Algunas, como “Cambio pluralista”, lo refieren directamente en su consigna.  Otras, como la oficialista, lo muestran en su boleta.  No importa que haya personas con otras afinidades políticas si como Vicepresidente se postula a Daniel Angelici, Presidente del Club Boca Juniors, cuya vinculación con el gobierno es pública y notoria.  Claramente, de ganar estas listas, la capacidad crítica del Colegio en proyectos promovidos desde el gobierno en relación a justicia y la abogacía van a estar limitados.  Queremos que el Colegio sea de sus verdaderos dueños, abogados y abogadas, y deje de formar parte del circuito de acumulación de poder que funciona como parte de la lógica política embanderada partidariamente.

 

Nuestra lista responde a miradas plurales desde lo político.  Y esta construcción no es producto de la casualidad.  Estamos absolutamente convencidos que para tener una mirada crítica, no complaciente,  que represente a todo el colectivo y no solo una parte, esa mirada debe ser plural.

 

Victoria Villarruel, vicepresidenta de la nación.
El gobernador Maximiliano Pullaro y Patricia Bullrich durante una de las visitas de la ministras a Rosario.

También te puede interesar