TIME WARP

El responsable de los controles en la Ciudad es un operador de máxima confianza de Larreta

El abogado Matías Álvarez Dorrego sonó para ser juez porteño pero el jefe de Gobierno le pidió que asumiera en la Agencia Gubernamental de Control. Experiencia en Tribunales y relación con Garavano.

El actual director de la Agencia Gubernamental de Control porteña -organismo que controla y fiscaliza las habilitaciones en la Ciudad-, Matías Álvarez Dorrego, es un larretista puro que formaba parte del equipo de asesores de la Jefatura de Gabinete durante la administración Mauricio Macri. Por eso, el cimbronazo por la muerte de cinco jóvenes en la fiesta electrónica Time Warp, desarrollada en la madrugada del sábado en Costa Salguero, sacude los muebles del despacho principal del Gobierno local.

 

De extrema confianza de Horacio Rodríguez Larreta, este joven abogado de 39 años, fanático y socio de San Lorenzo, tenía su escritorio a pocos metros del despacho del actual jefe de Gobierno en tiempos en que el Ejecutivo porteño atendía en el edificio de Bolívar 1, frente a Plaza de Mayo.

 

Álvarez Dorrego es el operador del alcalde en la Justicia y en el mundo de los abogados. Tiene experiencia en el rubro: fue oficial mayor en el Juzgado Federal N°9 y prosecretario letrado (2004-2006) en el Juzgado Penal, Contravencional y de Faltas Nº 12, a cargo del actual ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano.

 

Fue jefe de despacho de la diputada porteña Lucía Blasco y, en tiempos en que Larreta se desempeñaba como jefe de Gabinete de la Ciudad, era su nexo con la Agencia Gubernamental de Control, manejada en ese entonces por Juan José Gómez Centurión.

 

Además, al igual que la consejera Marcela Basterra, se comportaba como los ojos de Larreta en Abogados PRO, el grupo de funcionarios macristas ligados al mundo de los abogados que provenían de distintos espacios del partido.

 

Durante 2015 se habló acerca de la posibilidad de que fuera nombrado juez, pero el jefe de Gobierno le pidió que se hiciera cargo de la Agencia Gubernamental de Control de la Ciudad. Es una figura conocida dentro del Gobierno porteño, aunque tiene un perfil muy bajo y no participa mucho en la cotidianidad del PRO. Es un técnico al servicio de Rodríguez Larreta, su único jefe político.

 

Marcos Carasso, titular de la UCR de Córdoba.
Díaz Ayuso le regaló otra foto offshore a Javier Milei y juntos le mojaron la oreja a Sánchez

También te puede interesar