X

Así lo comentó el Presidente, este sábado por la mañana. Se intercambiaron regalos y posaron para las fotos. Luego, el mandatario continuó con las reuniones.

Redacción 27/02/2016 11:55

El presidente Mauricio Macri se reunió con el Papa Francisco por primera vez desde que ganó las elecciones, en noviembre pasado. Fue un encuentro en el que dialogaron de forma privada durante 22 minutos y tocaron varios temas, según el jefe de Cambiemos explicó en una breve conferencia de prensa.

La reunión se llevó a cabo este sábado por la mañana en la Biblioteca del Palacio Apostólico de la Santa Sede. El Papa argentino recibió a Macri y a su comitiva en la Sala del Tronetto, con un “buenos días, señor Presidente ¿Cómo le va?”.

El Presidente le obsequió a Francisco una cruz, un poncho y varios CDs de música y le hizo referencia al crecimiento que está experimentando el chamamé en la Argentina, según informaron desde Presidencia. A su vez, el Papa le regaló el Medallón del Olivo y la encíclica laudato sí (alabado sea) y comentó que “el olivo representa la unión, y eso es lo que todos queremos”.

Macri asistió a la Santa Sede acompañado por su esposa, la Primera Dama Juliana Awada; el jefe de Gabinete Nacional, Marcos Peña; la canciller Susana Malcorra, el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo; el secretario de Culto, Santiago de Estrada, y el embajador argentino en el Vaticano, Eduardo Pfirter. También, los gobernadores de Tierra del Fuego, Rosana Bertone; de Salta, Juan Manuel Urtubey, y de Mendoza, Alfredo Cornejo.

"Lo vi muy bien, fue un encuentro entre dos viejos conocidos", dijo el Presidente en conferencia de prensa luego del encuentro. Dijo también que invitó al Papa a venir al país pero "este año no, porque mi agenda no lo permite, pero lo haré lo antes posible", le respondió.

"Me habló de la importancia de recuperar la cultura del trabajo", dijo Macri,y agregó: "Él está muy preocupado por eso".

Macri fue recibido en el Patio San Dámaso de la Santa Sede por el Prefecto de la Casa Pontificia, Arzobispo George Ganswein, tras lo cual se trasladó a la Sala Clementina donde la Guardia Suiza rinde honores a los Jefes de Estado. Posteriormente se reunió con el secretario de Estado de la Ciudad del Vaticano, Cardenal Pietro Parolin, en el Estudio Secretario de Estado, junto a Peña, Malcorra y Pfirter.