La discusión que se viene

Vidal va por un nuevo endeudamiento, ahora por casi $ 29 mil millones

Le pedirá otra vez autorización a la Legislatura. Es para cubrir una deuda con el Banco Provincia. Habrá una comisión bicameral para investigar el origen del rojo.

Los legisladores del frente Cambiemos ya empezaron a recibir las directrices de por dónde pasará la agenda de trabajo en los primeros meses del 2016. Entre los temas a tratar, se destaca el desafío de conseguir un nuevo endeudamiento. En este caso, para cubrir la deuda del Estado bonaerense con el Banco Provincia que el Frente para la Victoria (FpV) negoció quitar del proyecto original del Presupuesto. Ahora, la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, va por la revancha. En aquella iniciativa, la deuda estaba estipulada en 28.803 millones de pesos y esta vez además existe la posibilidad de que se cree una comisión bicameral para investigar cómo se generó esa deuda durante la gestión del ex gobernador Daniel Scioli. 

 

Vidal empieza a mostrar las cartas de gobierno. Ya empezaron las conversaciones entre el Ejecutivo y los legisladores propios para avanzar en este nuevo endeudamiento, que permitiría amortiguar una deuda que la provincia tiene con su propio banco. 

 

El pedido de deuda estuvo incluido en el proyecto original del Presupuesto 2016 que el Ejecutivo bonaerense giró a la Legislatura en las últimas semanas del mes de diciembre. En aquellas tensas negociaciones, el bloque del FpV perjuraba que esa deuda era inexistente y que bajo ningún punto de vista iba a acompañar el pedido oficial. A modo de acuerdo, Cambiemos decidió quitar esa parte del endeudamiento y, con retoques al proyecto, se terminó aprobando una autorización por 60 mil millones de pesos. 

 

Ahora Vidal busca revancha. El propio diputado provincial por Cambiemos Marcelo Daletto había dicho durante la sesión del Presupuesto que el endeudamiento que se estaba votando era insuficiente y que “más adelante” se buscarían nuevos mecanismos para conseguir cubrir aquel compromiso con la entidad bancaria. Daletto será el presidente de la comisión de Presupuesto en la Cámara baja provincial.

 

La novedad también se da ante la posibilidad de crear una comisión investigadora para determinar cómo surgió esa deuda. Será bicameral y tendrá la potestad de convocar a ex funcionarios para que den explicaciones. “Muchos directores de área se van a empezar a preocupar”, reconocen en Cambiemos.  

 

Según entienden en el Ejecutivo bonaerense, la deuda se compone de cinco puntos.

 

La primera es una deuda “por Déficit de la Caja previsional del BAPRO”; remarcan que en los años 2012, 2013, 2014 y 2015, “la Provincia no ha realizado los pagos a la Caja Previsional del banco y éste ha tenido que hacer anticipos para hacer frente a los pagos previsionales”. Está estipulada en 7.617.000.000 de pesos. 

 

Hay una deuda con Provincia ART. En 2013, a través del Decreto 1296/13, se autorizó la emisión de bonos para saldarla, pero éstos nunca fueron emitidos y “así la deuda sigue vigente”. Es de 1.433.900.000 de pesos.

 

También hay una deuda, según Economía, por “utilización del Artículo 9 de la Carta Orgánica”. Es el que posibilita que el Banco pague los servicios de deuda provincial durante el año mediante adelanto de fondos y que, en el final del ejercicio, la provincia debe saldar estos adelantos. La gestión de Vidal sostiene que el Estado bonaerense aún debe la deuda generada en 2013 por este mecanismo más los intereses vencidos en 2013, 2014 y 2015. Llega a los 5.854.600.000 de pesos.

 

Para endeudar al Banco, la gestión de Scioli también tomó deuda por exceso de la utilización del Fondo Unificado de cuentas oficiales (FUCO) o Sistema de Fondo Unificado (SFU). Es el que permite obtener del Banco Provincia un crédito de hasta el 95 por ciento del saldo promedio del mes anterior de las cuentas oficiales incluidas en el fondo. El exceso de utilización de este mecanismo desde aproximadamente 2014 es lo que ha producido una acumulación en el stock de deuda con el banco, dicen los voceros de Cambiemos. El “exceso” llega a los 7.857.600.000 de pesos.

 

Finalmente, aseguran que hay una deuda consolidada con la entidad financiera que corresponde a deudas anteriores. Esto se hizo a través del decreto 1784/14, y permitía la emisión de bonos aunque estos nunca fueron emitidos a pesar de que la fecha de cancelación se establecía para 28/12/2014. El monto total por este punto es de 6.040.348.225 pesos.

 

En el sciolismo habían reconocido que la deuda sólo era de 5.800 millones. Es la que se generó a través de la extracción de fondos que permite el Artículo 9 de la Carta Orgánica. 

 

“El Banco podrá adelantar los fondos indispensables reembolsándose de las sumas que ingresen posteriormente por los conceptos expresados en este inciso, de modo que los adelantos hechos para estos fines queden cancelados el último día hábil de cada año. Si cualquier adelanto de esta naturaleza quedase impago a esa fecha, no podrá volver a usarse esta facultad del Banco mientras la cantidad adeudada no haya sido cancelada”, explicita el texto que regula el funcionamiento del Bapro.

 

Para la gestión de Scioli, los otros cuatro tipos de deudas no existen o corresponden a “la política sucia”. Así le habían explicado a Letra P fuentes del antiguo equipo bonaerense (Ver nota aparte "Para el sciolismo...").

 

la actividad economica cayo 8,4% en marzo, el mayor derrumbe desde la pandemia
dichiara: el peronismo tiene que discutir un programa para sacar a la argentina de la crisis

También te puede interesar