Energía

Poderoso sindicalista oficialista advierte que “si hay despidos, hay conflicto”

Lo dijo el dirigente petrolero, y senador nacional por Neuquén, Guillermo Pereyra, tras una reunión con Macri y Aranguren.

El senador neuquino Guillermo Pereyra (MPN) fue convocado por el presidente Mauricio Macri, junto al gobernador Omar Gutiérrez, para discutir la situación de la importación de combustibles. Allí, tras el compromiso del  Gobierno para controlar el ingreso, el poderoso dirigente que maneja el Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, anticipó un escenario complejo. “Si hay despidos, hay conflicto”, advirtió.

 

Pereyra, que llegó a la reunión en la Quinta de Olivos para analizar el tema de la importación de combustibles tras obtener dictamen favorable ayer su proyecto, para derogar el Decreto 272/15 en el Senado, no eludió la responsabilidad de plantear medidas de fuerzas. “Hemos buscado una definición política del presidente de la Nación -acompañado por el ministro de Energía, Juan José Aranguren- y nos fue bien porque obtuvimos su compromiso de que sacará una resolución donde no quedará tan liberado el ingreso”, explicó.

 

El senador indicó que hay una “diferencia abismal” entre el precio de importación respecto a la producción local, “y estamos pidiendo que se frenen estas importaciones en defensa de los puestos de trabajo de la industria local”.

 

En la actualidad, las empresas obtenían los permisos de importación dando cuenta a la aduana, “y ahora va a salir una resolución que establece que tiene que intervenir la secretaría de Energía previamente, para constatar si realmente está desabastecido el mercado local”, agregó el dirigente neuquino.

 

Asimismo reiteró que “tenemos la ley 26.741 de Soberanía de los Hidrocarburos que justamente habla del autoabastecimiento y la Ley Nacional de los Hidrocarburos; entonces debemos ponerle un freno a la importación desmedida, porque realmente esto trae desocupación y miseria”, aseguró.

 

Finalmente remarcó que desde la provincia el interés se concentra en “dar prioridad a la producción local. El consumo de combustibles ha bajado un 2% en lo que va del año, y esto afecta también la reactivación de Vaca Muerta, que es el objetivo de todos”. “Hay que buscar los caminos de acercamiento cuando la situación es difícil, cuando hay una crisis profunda en la actividad, hay que ir buscando la forma para evitar los despidos. Pero quiero dejar algo bien claro: si hay despidos, hay conflicto”, concluyó.

 

Rolando Figueroa y Alberto Weretilneck. La Patagonia está en alerta.

Las Más Leídas

También te puede interesar