X
Confirmaron su adhesión a la moratoria porteña, que el gobierno de Larreta lanzó meses atrás.
Redacción 21/10/2016 19:34

 

Las firmas que administran el Hipódromo de Palermo y el Casino Flotante de Puerto Madero decidieron dejar atrás su pasivo con la Ciudad de Buenos Aires e informaron a la Administración General de Ingresos Públicos (AGIP) porteña que se sumarán a la moratoria que lanzó el gobierno con el fin de saldar una deuda por Ingresos Brutos que existe desde hace casi 20 años.

Estas dos sociedades adeudan esa tasa impositiva desde 1999 y recién la reconocieron en junio de 2016, cuando el presidente Mauricio Macri firmó el decreto que transfirió el juego a la administración de Horacio Rodríguez Larreta. Antes de la rúbrica de esa medida, decenas de avances y retrocesos judiciales hicieron imposible que la Ciudad reclame el cobro de ese tributo, que jamás pudo conocer su monto debido a que se le era impedido ingresar a las instalaciones tanto del Hipódromo como del Casino.

Las firmas comunicaron que, debido a sus ingresos, deberían pagar 60 millones en concepto de Ingresos Brutos. Lo cierto es que el Estado porteño no puede constatarlo aún porque nunca pudo fiscalizar la actividad. En el Gobierno de Larreta confían en que podrán hacerlo de ahora en más para saber el número concreto de lo que ganan esas firmas. Al mismo tiempo, creen que con la adhesión a la moratoria se terminará la disputa judicial.

En esta regularización, que se realizó en los términos de la Ley 5616/16 de la Ciudad, las empresas del sector vinculadas a estas explotaciones se “acogieron a la medida por un monto total que supera los dos mil millones de pesos”, según comunicó AGIP.  Esto se efectiviza con el pago del anticipo del 15% del monto a regularizar, tal como lo establece la normativa.

Hasta abril de este año, tanto el Hipódromo como el Casino presentaban sus declaraciones juradas en cero. Según comunicó el ente porteño, hasta el momento ya adhirieron casi 1300 contribuyentes al beneficio que culmina el 31 de diciembre.