VISITA AL PAPA FRANCISCO

PRO Style: las preguntitas de Antonia

La candidez de la hija presidencial como arma de seducción para el deshielo y recurso para conseguir una foto blanda entre el Sumo Pontífice y Macri, que reveló el cuestionario de la niña.

Dos encuentros. Dos momentos del año. Dos fotos y muchas interpretaciones. Las diferencias entre la primera visita del presidente Mauricio Macri a Roma para encontrarse con el Papa Francisco pueden verse a través de las imágenes que se tomaron y enviaron a la prensa. En febrero, un rostro serio caracterizó al jefe de la Iglesia Católica, que fue cuestionado duramente por los medios de comunicación argentinos por su “destrato” hacia el titular del Ejecutivo; en octubre, cuando en Europa quedan los últimos vestigios del verano y comienza el otoño, Jorge Bergoglio le regaló una sonrisa al matrimonio presidencial, que llegó al Vaticano con una sorpresa: Antonia, que con su candidez derritió el deshielo entre los protagonistas de la última y gélida reunión.

 

“Se río mucho cuando Antonia le preguntó… Tenía un cuestionario”, contó Macri a los medios presentes en Roma durante la conferencia de prensa. Segundos antes había revelado que el Papa consultó por la situación de la primera infancia y destacó la labor de la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, y la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal.

 

Sonriente, el presidente introdujo solo la anécdota entre su hija y el Sumo Pontífice. El presidente explicó que Antonia le hizo un “cuestionario” que llevó desde la Argentina para consultarle personalmente al sucesor de San Pedro.

 

“Le preguntó si tenía papás, si dormía con la misma ropa y qué comía”, relató Macri. Y agregó las respuestas de Bergoglio: “Están en el cielo, con piyama y lo mismo que vos”, respectivamente.

 

“Toda esa parte estuvo muy graciosa”, cerró Macri la anécdota y siguió con las preguntas de los periodistas presentes en la conferencia de prensa.

 

DOS ENCUENTROS, DOS IMÁGENES, DOS ROSTROS. La primera vez que Macri y el Papa se vieron las caras en el año 2016 fue en el marco de un encuentro protocolar y este sábado se trató de una audiencia privada, informal y familiar en la que participaron, además del presidente, Juliana Awada, Antonia (hija de ambos), Agustina (hija mayor de Macri) y Valentina (hija de Awada).

 

El primer encuentro duró poco más de 20 minutos, el Papa se mostró serio y en la Argentina se hicieron enormes cantidades de interpretaciones sobre la “frialdad” del jefe de la Iglesia hacia el flamante presidente. Incluso, el rostro serio se puede ver en la foto.

 

La reunión de este sábado fue en un estudio adyacente al Aula Pablo VI del Vaticano, también conocido como Il Fungo (el hongo), por la forma que tiene su entrada, según informó el diario La Nación.

 

Las caretas de Javier Milei para el Panic Show en el Luna. 
El sector electrodomésticos en la era Javier Milei

También te puede interesar