02|1|2022

Vidal pesca con mediomundo pero no aparecen los prófugos

07 de enero de 2016

07 de enero de 2016

Múltiples allanamientos y detenciones en Quilmes y Berazategui. Todavía, sin rastros de los hermanos Lanatta y Víctor Schillaci.

Mientras continúa infructuosa la búsqueda para dar con los prófugos Víctor Schillaci y los hermanos Cristian y Martín Lanatta, condenados por el triple crimen de General Rodríguez, durante las últimas horas se realizaron una serie de detenciones y allanamientos en el marco de la investigación.

 

Durante las últimas horas de este miércoles, y tras la orden del fiscal Cristian Citterio autorizada por el juez de Garantías de Azul, Federico Barberena, se procedió a la detención del oficial penitenciario César Luis Tolosa, jefe de turno del penal de General Alvear cuando se fugaron los tres condenados.

 

Tolosa había sido detenido poco después de conocerse la fuga pero liberado 24 horas después al considerarse una medida prematura. Sin embargo, y luego de que el fiscal analizara los resultados de las pruebas obtenidas por los investigadores del caso, se decidió ordenar la detención.

 

Asimismo, durante esa misma jornada, un comerciante de Chascomús y su socio fueron apresados al estar sospechados de haberles facilitado a los tres prófugos una casaquinta después de que balearan a dos policías en una ruta cercana a Ranchos. También, fue arrestado un remisero en la ciudad misionera de Posadas, por supuestamente haber trasladado a los evadidos tras el escape.

 

Hermano de Schillaci detenido. En tanto, este jueves se realizaron 17 allanamientos en Quilmes y Berazategui en el marco de la investigación.

 

Como resultado de estos procedimientos, cuatro personas fueron detenidas bajo la carátula de “evasión, robo calificado y privación ilegítima de la libertad”. Entre los que se encuentran sospechados de colaborar con los prófugos, figura  Franco Daniel Schillaci, hermano de uno de los evadidos. También, fueron detenidos Matías Gambuza, Rubén Darío “Huevi” Spital, y Carlos Alberto “El paraguayo” Spital.

 

Además, aprendieron a Gustavo Alejandro “Gusti” Seriga, José Marcelo Miele y Domingo José Miele, a quienes les hallaron armas de fuego “limadas” y sin papeles.

 

Más allá de estos procedimientos, los hermanos Lanatta y Schillaci continúan sin ser localizados. Cabe recalcar que desde el Gobierno de María Eugenia Vidal, el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, bajando las expectativas iniciales en donde se aseguraba afirmó que los prófugos estaban cercados, afirmó que “no se puede hablar de plazos” para la captura.