Coparticipación

Frigerio escuchó los reclamos de Alicia y prometió ayuda para Santa Cruz

El ministro del Interior se encontró con la gobernadora después de hablar con Weretilneck. Promesas de obras.

A poco tiempo de un fuerte comunicado contra el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) del presidente de la Nación, Mauricio Macri, para frenar el envío del 15 por ciento de coparticipación a las provincias, las expectativas aumentaron en Santa Cruz por la reunión del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, con la gobernadora Alicia Kirchner.

 

El encuentro se efectuó luego de varios reproches de los dirigentes de esa provincia patagónica por la situación económica que atraviesa y para escuchar certezas sobre la continuidad de dos obras claves: las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic.

 

“Quieren castigar a Santa Cruz porque eligieron gobernadora a Alicia”, había dicho el diputado Máximo Kirchner en la previa de esta serie de reuniones que comenzó el vicegobernador, Pablo González.Según trascendió, examinaron  diferentes planes de infraestructura social para Santa Cruz, que incluyen la construcción de viviendas, y analizaron el impacto ambiental de las represas.

 

"Creemos que tenemos que entablar un nuevo vínculo entre las provincias y la Nación porque uno de los objetivos centrales es reconstruir el federalismo”, destacó el ministro anticipando un trato "especial" para la provincia .

 

Weretilneck: cambio de actitud para los beneficios

 

Desde las 10, acompañados del diputado nacional Sergio Wisky (Cambiemos) y el titular del bloque de senadores kirchneristas Miguel Pichetto, se inició la ronda de diálogos con uno de los principales dirigentes de Nación.

 

Como describió Letra P, Weretilneck expuso en un comunicado oficial que no descansará hasta que la provincia reciba lo que corresponde y continuará con las presentaciones judiciales que lo ayuden a recuperar lo que Cristina Fernández de Kirchner les había dado. “Medidas de esta naturaleza y con esta modalidad no favorecen para nada la construcción de un vínculo de confianza entre Nación y las Provincias”, advertía.

 

“Nuestra vocación es dialogar y encontrar las soluciones para Río Negro. El de Macri va a ser el gobierno más federal de la historia, y no lo va a hacer solamente hablando, sino trabajando”, dijo hoy el diputado Wisky, quien se convirtió en el interlocutor entre la Casa Rosada y el gobierno de su provincia.

 

Este jueves, en otro comunicado oficial, el ministro de Gobierno rionegrino, Luis Di Giácomo, también salió a reclamar por el dinero que, por su ausencia, “perjudica a los municipios”. En referencia a ese nuevo planteo, Wisky advirtió: “Hace falta que el Gobierno provincial decida dónde pararse y no especule”.

 

“Confiamos en tener un encuentro productivo y que el gobernador Weretilneck se sume a esta idea de trabajo que tenemos desde la gestión del presidente Macri”, concluyó Wisky.

 

 

Las Más Leídas

También te puede interesar