Provincia

El rol de los intendentes, clave para que Vidal tenga su Presupuesto

El día después de la sesión, varios de ellos celebraron haber conseguido el objetivo.

La jornada maratónica de este último jueves tuvo como protagonistas a los intendentes peronistas, que hasta último momento estuvieron pendientes del tratamiento del proyecto del Presupuesto en el recinto, esperando por su aprobación. Fueron quienes presionaron principalmente a los legisladores del Frente para la Victoria, que en la última sesión del año se negaron a acompañar la ley de leyes, iniciando en ese momento una novela que pareció interminable para el Ejecutivo provincial.

 

Cuando la situación comenzaba a complicarse y atravesaba momentos muy tensos, los jefes comunales tomaron un protagonismo muy importante: se reunieron entre ellos, discutieron, analizaron la situación, aparecieron por todos los medios y en definitiva les hicieron entender a los diputados que necesitaban la urgente aprobación del Presupuesto, porque sus municipios están inmersos en una grave realidad económica.

 

Tal fue la importancia del papel que encabezaron, que en el gobierno de María Eugenia Vidal apostaron exclusivamente a esa presión que ejercieron sobre los propios diputados kirchneristas. Así lo comentaban por lo bajo los funcionarios bonaerenses en los pasillos de Gobernación.

 

Es que incluso hubo varios jefes comunales que explotaron de bronca con La Cámpora y José Ottavis, quienes fueron los que dijeron que no en diciembre y los que votaron en contra del endeudamiento en enero.

 

Los intendentes que tomaron un papel protagónico fueron, por la Primera sección, Gabriel Katopodis -San Martín- y Alberto Descalzo -Ituzaingo-; por la Tercera, Mariano Cascallares -Almirante Brown- y Fernando Gray -Esteban Echeverría-; y por el interior, Eduardo Bucca -Bolívar-, Juan Pablo De Jesús -La Costa- y Hugo Corvatta -Saavedra-. Muchos de ellos viajaron a La Plata en reiteradas ocasiones, incluso los enviados del interior. Estas reuniones fueron clave para destrabar el Presupuesto.

 

En las comisiones que conformaron se terminó de redondear el Presupuesto, tras un ida y vuelta con propuestas y contrapropuestas con el gobierno provincial. “Hemos recibido una propuesta para que parte de la deuda de la Provincia pueda ser asignada para obras en los municipios. Es una propuesta muy razonable y nosotros vamos a seguir avanzando”, decía el ministro de Gobierno Federico Salvai la primera semana del año, haciéndose eco de esa negocación.

 

Los números finales, fruto de los cambios impuestos al proyecto original, dan cuenta de una reducción del monto total del endeudamiento de 90 mil millones a 60 mil. Concretamente, 48.700 millones será endeudamiento para la Provincia, mientras que 11.300, para los municipios: 33% en abril, 34% en agosto y otro 33% en octubre. Los intendentes terminaron celebrando esto.

 

El día después, Cascallares dijo que en la sesión se vio “la madurez institucional y política de nuestros senadores y diputados del FpV” para acompañar el Presupuesto bonaerense. “Esperamos la responsabilidad del gobierno provincial y de María Eugenia Vidal para ejecutar los compromisos asumidos en el Presupuesto y endeudamiento”.

 

Insaurralde, por su parte, se mostró hoy “muy satisfecho”. “Fuimos los intendentes peronistas quienes junto a los legisladores del FPV nos pusimos la discusión al hombro y defendimos los intereses de la gente”, dijo el intendente de Lomas de Zamora. “Gracias a la intervención de los intendentes peronistas se van a ver beneficiados los 135 municipios con recursos extra para resolver las demandas de los vecinos”, expresó.

 

“Fuimos los intendentes peronistas quienes junto a los legisladores del FPV nos pusimos la discusión al hombro y defendimos los intereses de la gente”, concluyó.

 

José Emilio Neder, senador Santiago del Estero.
Alfredo de Angeli y Mauricio Macri, durante la campaña electoral de 2019.

También te puede interesar