Política

El pasado que Ocaña olvida: foto con “Don Julio” y premios a jubilados futboleros

La legisladora denunció corrupción en la AFA, dijo que Grondona debería estar preso si estuviese vivo pero en 2007 firmó un convenio para que los abuelos puedan ver fútbol gratis.

El escándalo de la FIFA, que sacudió al mundo del fútbol el 27 de mayo de 2015 por las denuncias de corrupción en las que quedaron envueltos una serie de funcionarios de ese organismo, dejó mucho hilo para cortar tanto a nivel internacional, como a nivel nacional porque, entre los acusados, había tres empresarios argentinos.

 

El que más presencia en los medios tuvo fue el CEO de Torneos y Competencias, Alejandro Burzaco, a quien se lo vinculó con el kirchnerismo, la AFA y hasta con el PRO. A su vez, Hugo y Mariano Jinkis, titulares de Full Play, también tuvieron su cuota de pantalla por ser titulares de una de las empresas acusadas de pagar coimas a ejecutivos de la Conmebol para quedarse con los derechos de distintos campeonatos. Los tres empresarios acusados tenían relación directa con el mandamás de la AFA, Julio Humberto Grondona.

 

Entre otras cosas, el escándalo logró terminar con el reinado del suizo Joseph Blatter al frente de la FIFA y, también tuvo ribetes en la Argentina. Además de los tres empresarios denunciados por pagar coimas, la denuncia del Departamento de Justicia de Estados Unidos involucra al fallecido ex presidente Grondona en el cobro de coimas por al menos 15 millones de dólares.

 

Naturalmente, esta situación fue propicia para que los ojos de la sospecha se detengan en la Asociación del Fútbol Argentino y sus manejos. Durante todo el mes de mayo y junio desde los medios de comunicación  y el sector político se cargó duro contra la entidad madre del fútbol local.

 

En el medio, la jueza federal María Serviní de Cubría designó tres veedores judiciales para rastrear el dinero del Fútbol para Todos. Se trata de una investigación que se inició en el programa La Cornisa en 2014 y que disparó una denuncia penal accionada por la legisladora porteña Graciela Ocaña, quien demandó a la Jefatura de Gabinete de la Nación y a la AFA por presuntos delitos en el manejo de los fondos del programa Fútbol para Todos.

 

En agosto de ese año, “la hormiguita” denunció que autoridades y funcionarios podrían haber incurrido en los delitos de defraudación contra la administración pública, abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público. Envalentonada por la flamante decisión de Servini de Cubría, la ex abanderada de la lucha contra la corrupción del partido de Elisa Carrió, marcó: “En la AFA van a tener que dar muchas explicaciones. Esto es un coletazo del FIFAgate en la Argentina”.

 

La legisladora, a quien sus pares reprochan dedicarse mucho a temas nacionales a pesar de que tiene una banca en la Legislatura de la Ciudad, tampoco ahorró críticas para el extinto jefe de la AFA. “Si Grondona estuviera vivo, estaría preso. Él fue quien exportó al mundo un modelo de corrupción: el de la AFA”, le dijo al diario La Nación el fin de semana.

 

Lo curioso es que la  diputada olvida lo que sucedió hace ocho años, cuando firmó un convenio junto a “Don Julio” que permitió que cerca de 3000 jubilados accedieran a las canchas de fútbol de manera gratuita.

 

Según informó Infobae, durante su gestión en el PAMI, Ocaña se reunió con el titular de la AFA y sellaron el convenio “Abuelos y Nietos en el fútbol” en el piso número tres del edificio de la entidad, donde también estaban José Luis Meiszner, Alvaro Castro y Alfredo Derito.

 

“Más que un placer era una obligación de aquellos que pueden, ayudar a los chicos y a los mayores, porque si ellos están bien, el país estará mejor”, comentó Grondona en esa oportunidad. Además, según recopiló Infobae, el ex vicepresidente de la FIFA se desvivió en elogios para con la, en ese momento, funcionaria del gobierno de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Hasta le decía “mi querida”.

 

“Esta mujer que nos acompaña le cambió el rumbo a un instituto como el PAMI. La gestión de mi querida Ocaña, es el signo de un país que está en el camino de la recuperación”, dijo elogioso el mandamás del fútbol argentino.

 

Por su parte, la ex ministra de Salud kirchnerista tampoco ahorro flores para con Grondona y hasta le pidió permiso para decirle “Don Julio”. “Don Julio, si me permite que lo llame de esta manera, debo testimoniarle mi alegría por esto documento que estamos firmando. En esta casa siempre encontré oídos dispuestos a escuchar y personas preparadas para ayudar”, sostuvo Ocaña de manera elogiosa.

 

Además, la actual legisladora que respalda la candidatura de Martín Lousteau a jefe de Gobierno, y se transformó en una ferviente opositora al Gobierno Nacional, le agradeció el “gesto” a Grondona.

 

“Yo, que trato a diario con gente de la tercera edad, puedo asegurarle que esta gente, que con su trabajo y sacrificio hizo grande al país, está muy agradecida por este gesto de la AFA”, concluyó en la tarde del miércoles 11 de abril en la que el acuerdo del PAMI con la asociación del fútbol nacional se amplió a competencias del Consejo Federal.  

 

el pj, dividido por kirchner, unido contra la ley omnibus de milei
Bartolomé Abdala y Ezequiel Atauche, senadores de La Libertad Avanza, durante el debate de la ley ómnibus. 

También te puede interesar