Santa Fe

El Frente Progresista irá con boleta corta en las elecciones nacionales

El socialismo, el radicalismo, la Coalición Cívica, el Gen y Libres del Sur, que en la provincia van juntos, apoyan a distintos candidatos a presidente. Quiénes encabezarán las listas.

El Frente Progresista santafesino anunciará en los próximos días que competirá en las elecciones nacionales con boleta corta, sin colgarse de ningún candidato a presidente. Luego de los comicios generales de Santa Fe, el 14 de junio, el espacio dará a conocer quiénes encabezan las listas para senadores y diputados.

 

Los partidos que conforman el Frente Progresista a nivel local tienen diferentes estrategias en lo nacional. Mientras que el socialismo, el Gen y Libres del Sur acompañan la candidatura de Margarita Stolbizer, la Coalición Cívica y el radicalismo se encolumnarán detrás de Elisa Carrió y Ernesto Sanz, respectivamente, en el marco del acuerdo entre esos partidos y el PRO. Es por eso que el Frente ya tendría resuelto presentarse a las elecciones nacionales con boleta corta.

 

La otra discusión interna, de cara al cierre de listas del 20 de junio, es quiénes encabezarán las boletas. En Santa Fe aseguran que el escenario quedará mucho más claro después de las elecciones provinciales. Que el Frente Progresista pierda o gane la provincia frente a Miguel del Sel será determinante.

 

En el espacio se especula con la posible candidatura a senador del ex gobernador Hermes Binner, en caso de que Carlos Reutemann pelee por renovar su banca, esta vez para el PRO. De ser Binner el candidato, y lograr el ingreso al Senado, su lugar en diputados sería ocupado por Ana Copes, quien fue suplente en la lista que encabezó el socialista. Copes pertenece al Partido Demócrata Progresista, que forma parte del Frente.

 

Otra opción que se baraja es la posible candidatura de Mario Barletta para el Senado, como parte de la negociación de que el radicalismo haya seguido dentro del Frente Progresista en Santa Fe, pese a que a nivel nacional acordó con el PRO. Las candidaturas para diputados nacionales aún no están cerradas. “Todo en función de lo que pase el 14”, repiten desde el socialismo.

 

En cualquiera de los casos, la boleta será corta y eso podría poner en riesgo la banca que el Frente Progresista hoy tiene en el Senado, frente a la posible candidatura de Reutemann, que se colgaría de Mauricio Macri, y del candidato del Frente para la Victoria, que ate su suerte a la de Daniel Scioli. Tanto Scioli como Macri miden bien en las encuestas santafesinas.

 

Dentro del Frente para la Victoria, Omar Perotti, que camina la provincia buscando mejorar su desempeño de las PASO el 19 de abril, tiene en la mira el Senado, ante lo que supone que será un resultado adverso en la gobernación.  A Perotti se le vence el mandato en la Cámara de Diputados y espera que, como recompensa por haberse puesto la campaña del peronismo al hombro tras el desaire de María Eugenia Bielsa, el kirchnerismo lo deje encabezar la boleta de candidatos a senadores. Colgado de la boleta de Scioli, Perotti cree que la banca puede ser suya.

 

Ahora el diputado recorre la provincia con la esperanza de sumar más votos, de cara a las elecciones generales. La fórmula encabezada por Perotti y Alejandro Ramos cosechó 21 puntos en las elecciones generales. Un número más que satisfactorio considerando que cuando comenzó la campaña el ex intendente de Rafaela tenía encuestas que le daba el 7 por ciento de intención de voto.

 

Perotti capitalizó, además, el regreso de las fuerzas federales a la provincia. Se reunió con Sergio Berni en Buenos Aires y ahora camina junto al secretario de Seguridad por Rosario y Santa Fe, aunque entiende que la decisión del Gobierno de enviar 1200 gendarmes y 10 patrulleros de la Policía Federal a Santa Fe, terminará beneficiando al gobierno socialista. En el kirchnerismo dan por sentada esa consecuencia y admiten que el objetivo es evitar un triunfo de Del Sel, que pueda fortalecer la candidatura presidencial de Macri.

 

Otra situación es la de Agustín Rossi, quien se bajó de la precandidatura presidencial tras el pedido de “baño de humildad” de la Presidenta. El ministro de Defensa también aspira a tener un lugar en las listas nacionales, en el Senado o en Diputados, y para eso dedicó las últimas semanas casi exclusivamente a recorrer distintos lugares de la provincia. Pasó por el norte y terminó la semana en Rosario, acompañando a su candidato a intendente, Roberto Sukerman.

 

Rossi confía en que, si Cristina Fernández de Kirchner pretende armar un núcleo de kirchneristas duros en Diputados para después de 2015, su lugar podría volver a estar allí, donde condujo con éxito al bloque del Frente para la Victoria durante ocho años, en los momentos más complicados para el Gobierno.

 

 

 

 

 

Las Más Leídas

También te puede interesar