Política

El PJ mostró fuerza, pero no definió aún la poda de candidatos

En el Congreso partidario para autorizar la constitución de un Frente Electoral 2015 hubo voceros K que se encargaron de reflotar los “pedidos” de CFK. Y un fuerte aplauso, con sonido electoral, hacia Scioli.

“Soy el portador del saludo afectuoso de la presidenta, para la que pido un gran aplauso”, dijo el Secretario Legal  y Técnico de la Nación, Carlos Zannini. Fue este viernes al mediodía durante el Congreso del PJ nacional, desarrollado en Parque Norte. Como si hiciera falta aclarar su función de vocero de Cristina Fernández, Zannini reiteró los “pedidos” que la Jefa de Estado había realizado en cadena nacional hacia los postulantes oficialistas. Cristina había pedido un “baño de humildad”.

 

“Debemos tener las PASO más acotadas, con aquel número de candidatos que sea posible unificar”, aseguró, casi como un eco de las palabras de CFK.

 

“Porque no se trata de hacer lo que uno quiere, pensemos como movimiento nacional, pongamos la estrategia del triunfo a la presidencia de la Nación como el principal punto a lograr en los próximos meses”, remarcó el Chino.

 

Minutos antes, en el ingreso al predio, su coequiper, el Secretario de Inteligencia Oscar Parrilli había indicado que “todos tenemos que saber que podemos ser peón, alfil, o torre, pero siempre que estemos comprometidos con este proyecto”. Sin embargo, y pese a lo reiterado de los conceptos, ninguno de los candidatos acusó recibo.

 

Y en el cónclave estuvieron todos los presidenciables, salvo Jorge Taiana, que no pertenece al PJ. Y en el caso de Buenos Aires, solo faltaron  Martín InsaurraldeSantiago Montoya y Gabriel MariottoEn el primer caso, estuvo presente el equipo de prensa de la Municipalidad de Lomas de Zamora, aunque acompañando al titular del Concejo Deliberante, Santiago Carasatorre. En el caso de Montoya y Mariotto, al igual que Taiana, no tienen cargo en el Congreso.

 

Iniciada la actividad, con un quórum de 588 congresales (sobre un total de 942), se inició la tarea, que no demoró más de una hora. Las mociones y el documento final estaban redactados de antemano, y no estaban previstas resistencias. Fue el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, el encargado de mocionar la autorización para que el Partido integre un frente electoral (un ritual que ya se ha repetido en cuatro anteriores elecciones).

 

Envalentonado por su victoria en las PASO, Urtubey elevo el tono durante todo su discurso, que remató con “tenemos la obligación de triunfar”. Lo siguió Zannini, con su versión cristinista del proceso. Y finalmente, Fellner, con la muestra de fuerza necesaria para completar la foto de unidad que mostraron todos, aún a costa de esconder los codos para no pegarse. “Está claro que estamos reunidos aquí porque queremos seguir siendo gobierno”, sintetizó el jujeño.

 

Si el aplausódromo se hubiese activado, hubiera sido clara la victoria de Daniel Scioli. Después de mucho remar en las aguas del PJ, el gobernador de Buenos Aires logró su momento de gloria en un cónclave donde lo que se discutía era la reducción de candidaturas. No quedaron dudas de que para el PJ, el candidato es Scioli. En su tono moderado, el mandatario no excluyó a nadie de la batalla. “No fue contra nadie en particular”, dijo respecto al baño de humildad pedido por la presidenta. “Fue una reflexión, y es un concepto muy importante, cuanto más responsabilidad se tiene más humilde debe ser la postura”, remarcó.

 

Menos favorecido por el “cariño” peronista, el precandidato a la presidencia Florencio Randazzo se resguardó en la figura de CFK para marcar su posición. “La que conduce este proceso es la presidenta, y la definición sobre las candidaturas va a ser una cuestión conversada, pero la decisión final va a ser de la presidenta”.

 

Aunque hasta último momento se especulaba con una conferencia de prensa, no hubo declaraciones en conjunto por parte de los protagonistas. “Con la foto sobra, no incentivemos más internas”, dijo con ironía un viejo operador del justicialismo.

 

Además de los mencionados, estuvieron presentes los precandidatos en la Provincia Aníbal Fernández, Diego Bossio, Fernando Espinoza, Fernando Navarro, Cristina Alvárez Rodríguez, Patricio Mussi, Julián Domínguez, Sergio Berni (que atrajo miradas y bromas, con su imponente moto), Carlos Castagneto, el gobernador de Chubut, Martín Buzzi, los presidenciables, Agustín Rossi y Sergio Uribarri (quien llamativamente se negó a realizar declaraciones), el senador nacional y precandidato en Río Negro, Miguel Ángel Pichetto, el ex jefe de gabinete Jorge Capitanich, José Luis Gioja, además de intendentes, legisladores nacionales y funcionarios del gabinete bonaerense.

 

Estuvo además Jorge Samid, el "rey de la carne", que dio la nota de color cuando, de forma irónica, se negó a hablar de "Bailando por un sueño", el show televisivo en el que participará. 

 

El gobernador Maximiliano Pullaro y Patricia Bullrich durante una de las visitas de la ministras a Rosario.
El presidente Javier Milei y la gerenta del FMI Kristalina Georgieva. 

También te puede interesar