Río Negro

La llegada de Sanz a General Roca expone la interna en Cambiemos

Existe un cortocircuito entre el radicalismo y los macristas puros, que rechazan algunos dirigentes del frente.

La reunión del frente Cambiemos este viernes en General Roca provoca chispazos en el armado que llevó al diputado nacional Sergio Wisky al Congreso por la histórica interna del radicalismo en Río Negro, que terminó herido luego de la bajísima performance de Horacio Massaccesi en la última elección provincial.

 

Con el objetivo de mostrarse unidos para el ballotage, y con el plus de la visita de Ernesto Sanz, el encuentro tendrá un apartado especial con el arribo de los principales dirigentes morados de la provincia que no pueden superar la vieja pelea por la supremacía partidaria.

 

Lo que expuso esa grieta fue el llamado de la Unión Cívica Radical (UCR), por fuera del oficial que hizo el frente, a una conferencia ideada por el histórico operador Daniel “Fino” Sartor, que busca aislar a sus competidores. Hábil, Sartor pregona encerrar al macrismo y la foto de la cúpula radical –que no digiere a Bautista Mendioroz o Jorge Ocampos– es el ejemplo más claro. "Queremos hacer lo mismo que en Santa Fe", le dijeron a Letra P desde esa línea.

 

Los resabios de esa disputa aumentan la tensión con el PRO donde no cayeron bien las declaraciones del intendente de Viedma, José Luis Foulkes, quien trabaja a contrarreloj para obtener más potencia luego de haberse mostrado muy cerca de Mauricio Macri en el Litoral y ser el potencial lider del partido.

 

“No me asusta Macri”, fue la frase elegida por Foulkes antes de recordar que, el radicalismo, está preparado para aportar “funcionarios al gobierno” y al plantear la necesidad de que “tiene que haber algo más que una alianza electoral”.

 

Por el lado macrista inflan el pecho con el desembarco de otro intendente como Aníbal Tortoriello (Cipolletti), que le manifestó a Letra P la necesidad de apoyar a Macri para terminar de consolidar un espacio opositor de peso. “Es la mejor opción, y como un argentino más estoy convencido de la necesidad de mostrar algo nuevo”, le explicó Tortoriello a este portal.

 

El mandatario cipoleño, junto a referentes de Horacio “Pechi” Quiroga (Neuquén), viajarán los pocos kilómetros que separan su ciudad con General Roca para demostrar que existe sintonía con el presidenciable anti K más allá de las rencillas que Cambiemos tiene en Río Negro.

 

La UCR, en plena transición, pasó de tener 8 comunas a 13 y , en mayo, retuvo la conducción de Viedma cuando Foulkes se impuso ante Juan Manuel Pichetto

 

Rolando Figueroa y Alberto Weretilneck. La Patagonia está en alerta.

Las Más Leídas

También te puede interesar