ITUZAINGÓ

Marasco admite “rispideces” con Vidal pero dice que no se baja

El candidato a intendente del PRO y la candidata a gobernadora dejaron de dirigirse la palabra. El cierre de listas que hizo explotar al partido.

A tres semanas de las elecciones generales del 25 de octubre, el candidato a intendente por el PRO en Ituzaingó, Osvaldo Marasco, y la candidata a gobernadora de Cambiemos, María Eugenia Vidal, se hartaron de los cortocircuitos y, al menos por el momento, cortaron el diálogo.

 

“Hubo rispideces que causaron malestar”, explicó a Letra P el candidato a jefe comunal de Ituzaingó que compite para destronar al actual intendente del Frente para la Victoria, el peronista Alberto Descalzo.

 

Según pudo saber este portal, la relación comenzó a resquebrajarse en la previa al cierre de listas locales y terminó de explotar una vez confirmadas las nóminas del partido amarillo. Vidal pidió el primer lugar de la lista de concejales para su colaborador Facundo Echeverría, Marasco lo tomó como propio y luego lo corrió del armado.

 

Desde el entorno de Marasco explicaron que Echeverría “no tiene domicilio” en el distrito de la zona oeste del conurbano y que “lo quisieron traer caprichosamente desde Capital”.

 

Al mismo tiempo, el macrista Gabriel Pozzuto, vinculado con el candidato a intendente de Morón, Ramiro Tagliaferro, se asoció con la Unión Cívica Radical porque el comando de campaña bonaerense no habilitó las internas dentro del espacio amarillo.  “Supimos por los hechos, no por información, que Marasco iba a ser el candidato y por eso es que pedimos participar en las PASO. Ante la imposibilidad de participar en el PRO, es que hacemos alianza con la UCR para poder llevar una boleta”, explicaba Pozzuto en ese momento.

 

Es tal la riña con Marasco, que su sector alienta el voto hacia María Eugenia Vidal pero no nombra al candidato del PRO, de vínculo con el intendente de Vicente López, Jorge Macri. “No tiene sentido apoyar a Marasco porque es apoyar a Descalzo”, disparó al ser consultado por Letra P.

 

En la previa al cierre de listas, Pozzuto cruzó una y otra vez a Marasco, a quien relacionó con el actual intendente de Ituzaingó y recordó su paso por la secretaría de Obras Públicas del municipio. “No conozco la militancia del otro candidato del PRO. Trabajó para Descalzo, fue denarvaísta y hace un año me enteré que jugaba en el PRO”, decía en el mes de julio.

 

Producto de la mala relación entre Vidal y Marasco, se instaló la versión de que el candidato declinaría su postulación porque la candidata a gobernadora decidió no pisar el municipio de la Primera sección electoral durante la campaña hacia octubre. “Eso es una payasada, yo no me bajo”, afirmó ante la consulta de este portal.

 

Al tiempo que reconoció “rispideces” con Vidal, el candidato del PRO en Ituzaingó negó que se haya cortado el diálogo entre ambos y adelantó que tanto Mauricio Macri como la vicejefa de Gobierno visitarán el distrito próximamente. En la mesa de campaña bonaerense sostienen otra versión: el enojo de Vidal se mantiene y no pisará suelo ituzainguense por el momento.

 

Desde el riñón de Vidal acusan a Marasco de “jugar para él” y le reprochan su vínculo con el intendente Descalzo. En ese sentido, se quejan porque puso en primer lugar a Mirta Tonellato, a quien acusan de votar con el oficialismo en  el Concejo Deliberante.

 

También hubo problemas con el segundo lugar de la nómina. Desde la Jefatura de Gobierno porteña exigían ese espacio para Gastón Di Castelnuovo, pero Marasco se lo prometió al empresario local Sergio Crego, uno de los que financió la campaña local.

 

Cuando en la Ciudad se enteraron de la jugada pusieron el grito en el cielo. Además, Marasco no previno que la pareja de Di Castelnuovo es hija de los dueños del laboratorio Roemmers, de estrecha vinculación con el líder del PRO. Bastó una llamada de Macri a Marasco para que Di Castelnuovo se quede en el segundo lugar de la nómina.

 

“Estamos primeros en las encuestas, tenemos el búnker más grande, no nos vamos a bajar”, repitió Marasco en diálogo con Letra P. Según el candidato por el PRO en Ituzaingó, el trabajo con los militantes en su partido es el mejor “rankeado” de todo el partido.

 

“Hace cuatro semanas somos el mejor distrito del país”, dijo en referencia al ránking que se elabora desde la campaña bonaerense para determinar el trabajo en cada localidad a nivel nacional.

 

El papa Francisco habla de IA en la cumbre del G7
Martín Menem, junto al diputado Luis Picat e intendentes del Gran Córdoba.

También te puede interesar