X
Letra P.- Se confirmó que hubo negociaciones entre los representantes de los bancos argentinos y los fondos buitres en Nueva York para comprarle la deuda. Las tratativas proseguirán este jueves.
Redacción 30/07/2014 19:49

El gerente financiero del Banco Piano, Francisco Ribeiro Mendonça, confirmó esta noche la oferta del titular de la Asociación de Bancos de la Argentina (Adeba), Jorge Brito, de crear un fondo para intentar destrabar las negociaciones con los fondos buitres y que se vuelva a instalar el stay para evitar que se active la cláusula RUFO.

El ministro de Economía, Axel Kicillof, manifestó hoy que no le extrañaba “que pueda ocurrir una solución entre privados” para resolver el litigio por la deuda, aunque aseguró que “los banqueros argentinos no se presentaron” frente al mediador Daniel Pollack (ver nota aparte en Letra P).

La propuesta de los bancos nucleados en la Asociación de Entidades Bancarias Argentinas (ADEBA) llegó ayer mientras la delegación argentina negociaba de último momento con el mediador Daniel Pollack, el ‘special master ‘ designado por Griesa.

Negociaciones con los holdouts

“Se está trabajando en la línea para generar un fondo de aportes para que se establezca el stay. La idea sería llegar a enero”, señaló Ribeiro Mendonça en diálogo con radio Del Plata. La cláusula, que permitiría a los bonistas reestructurados reclamar trato igualitario si Argentina paga el 100% a los buitres, cae el 21 de diciembre de este año.

El fondo propuesto por Brito funcionaría como garantía para que los holdouts soliciten al juez Thomas Griesa la restitución de la suspensión de la orden de pago del total de la deuda.

Si el juez da curso a ese stay, el país podría pagar, sin condicionamientos, los vencimientos de deuda para los bonistas que sí aceptaron las reestructuraciones de 2005 y 2010 y evitaría la activación de la cláusula RUFO (Rights Upon Future Offers o “derechos sobre futuras ofertas”), que habilita a los tenedores de títulos a reclamar contra el Estado argentino sumas mayores a las acordadas previamente.

A última hora de hoy se informó que se pasaba a un cuarto intermedio. El portal Ambito Financiero informó que, a los bancos argentinos que negocian la referida compra, se sumaron empresas extranjeras.