Política

La oposición acordó presentar un proyecto único por Ganancias ante dirigentes sindicales

Por Gabriela Pepe.- El massismo convocó a una reunión en Diputados para analizar el impacto del impuesto. También hubo representantes del socialismo, el PRO y la UCR. No fueron los líderes gremiales, aunque mandaron adhesiones. De Mendiguren dijo que “el oficialismo ya decidió no dar el debate”.

En pleno receso invernal, la oposición se reunió en el Congreso y acordó comenzar a trabajar en un proyecto unificado para regular el Impuesto a las Ganancias. Aunque sin la presencia de los líderes de las centrales obreras-  muchos enviaron su adhesión- diputados del Frente Renovador, la UCR, el PRO y el socialismo, escucharon a varios dirigentes gremiales y decidieron que reunirán a sus equipos técnicos con el  objetivo de presentar un único proyecto para modificar el impuesto. No hubo representantes del kirchnerismo.

 

“Vamos a empezar a trabajar sobre dos etapas. La primera, para aliviar la carga de los trabajadores que pagan el impuesto. La segunda tiene que ver con una reforma impositiva más grande”, le dijo a Letra P la diputada socialista Alicia Ciciliani, ladera política de Hermes Binner. Hasta hoy, hay más de 40 proyectos diferentes por Ganancias en el Congreso.

 

La reunión de la Comisión  de Análisis y Seguimiento de las Normas Tributarias y Previsionales, presidida por el diputado del Frente Renovador, José Ignacio de Mendiguren, fue convocada por el massismo, y contó con la presencia de la UCR – que envió al mendocino Enrique Vaquié, vicepresidente segundo de la comisión y hombre de Julio Cobos – el socialismo – con Ciciliani-  y el PRO, representado por Federico Pinedo y Federico Sturzenegger.

 

Por el Frente Renovador estuvieron De Mendiguren, Darío Giustozzi, Oscar “Cachi” Martínez, Adrián Pérez, Héctor Daer, y Alberto Roberti, estos dos últimos integrantes del bloque massista y también representantes de los gremios de Sanidad y Petroleros, que son parte de la CGT oficialista que lidera Antonio Caló.

 

Aunque el massismo esperaba reunir en el Congreso a los grandes popes del sindicalismo, ninguno fue de la partida. Sin embargo, todos enviaron representantes y adhesiones. A esa misma hora, se reunió el Consejo Directivo de la CGT, por lo que tanto Hugo Moyano como su hijo Facundo, diputado y secretario general del sindicato de trabajadores de peajes, y otros líderes nucleados en esa central obrera, justificaron su ausencia. Moyano ya anunció que el sindicalismo opositor preparara una marcha en reclamo por el tema Ganancias para los próximos días.

 

Tampoco Luis Barrionuevo, de la CGT Azul y Blanca, fue de la partida, aunque el gastronómico mandó varios representantes. La relación entre Barrionuevo y Massa, que lleva varios vaivenes, no atraviesa un buen momento y son varios los que especulan con que el faltazo de los popes sindicales a la reunión por Ganancias, tema en el que se supone que están interesados, tiene que ver con el vuelto de los sindicalistas a algunos desprecios que les hizo el ex intendente de Tigre, como la ausencia en la cumbre de Mar del Plata, en enero de este año, donde había sido especialmente invitado por Barrionuevo y Moyano.

 

Otros dirigentes sindicales que participaron de la reunión fueron representantes de la UOM y la UTA. Tambiénllegaron adhesiones de la CTA de Pablo Micheli, La Bancaria y Dragado y Balizamiento – los trabajadores de ese gremio iniciaron un paro total de actividades-, y estuvo Fabián Alessandrini, que integra la CTA de Hugo Yasky, pero formó parte de la lista del Frente Renovador. El Frente para la Victoria no participó del encuentro.

 

“El kirchnerismo ya decidió no dar el debate, aunque tiene un costo político enorme. Tiene el tema absolutamente vedado. Nosotros hoy escuchamos casos concretos y vamos a trabajar en el tema. El objetivo del legislador cuando sancionó la ley de Impuesto a las Ganancias no tiene nada que ver con lo que pasa actualmente”, explicó De Mendiguren. El empresario impulsa un proyecto que incluye la actualización automática del tributo. “Es imposible imaginarse otro esquema. Así era la ley original”, dijo el diputado massista.

 

Para Ciciliani, el trabajo conjunto de los bloques opositores debe tener “una mirada a largo plazo, al margen de esta mayoría circunstancial”. “El oficialismo funciona en el Congreso como un apéndice del Ejecutivo. No van a hacer nada que no les ordene la Rosada, pero eso no debe ser un obstáculo para que empecemos a trabajar”, dijo la diputada.Según lo acordado, cada bloque apostará tres especialistas para el trabajo conjunto.

 

Marcos Ferrer encara una semana de negociaciones clave para definir a la futura conducción de la UCR.
El gobernador Maximiliano Pullaro y el intendente Pablo Javkin, en coordinación para pacificar Rosario.

También te puede interesar