La CIDH o La Haya. Una salida posible frente a los Fondos Buitres

El problema de la cláusula RUFO es que los fondos buitres también tienen bonos que entraron al canje. La solución más saludable para que se terminen los problemas es que se suspenda la aplicación del fallo hasta Enero de 2015. De esta forma quedan a salvo los intereses de todas las partes.

Nuestro País se asegura que no será demandado por la cláusula RUFO y los buitres cobran. Porque en definitiva ¿cuál es el problema? Que por más que no tengan razón en interpretar que estamos ofreciendo mejores condiciones de pago, los abogados de los buitres se jugarán y demandar a la Argentina por RUFO, lo cual caerá en jurisdicción de Estados Unidos.

 

Suspender el fallo hasta enero de 2015 es algo justo, lógico, y que no pone en riesgo los intereses de ninguna de las partes ni del sistema financiero internacional.De esta forma segura, suspendiendo el fallo hasta enero de 2015, los buitres aseguran su cobro y no hay riesgo futuro para la Argentina.

 

Con las ganancias extraordinarias que tuvieron los buitres, les sobra por demás para compensar los intereses que podrían generar los seis meses de espera. Una forma posible hoy de suspender la aplicación del fallo es mediante una medida cautelar ante la CIDH o presentarse ante La Haya.

 

Estas opciones debería ya haber presentado el gobierno. Un instrumento depende del sistema interamericano y otro del sistema mundial. Si se elige uno, queda descartado el otro.

 

El pedido de suspensión fundado en que hay principios generales del derecho que establecen que un fallo no puede perjudicar intereses de terceros.

 

Asi como tampoco puede un fallo resultar por sus efectos colaterales violatorio de Derechos Humanos. Como sería un Default si no suspenden la sentencia hasta enero 2015.

 

El fallo afectaría DDHH del pueblo argentino, por las consecuencias económicas negativas que trae aparejado el default para una Nación soberana.

 

Principalmente los efectos negativos del Default golpearían en los sectores más vulnerables de la sociedad. Afectándose derechos humanos al empobrecerse personas por el golpe a la economía y la consiguiente incapacidad del Estado soberano de brindar servicios, infraestructura, vivienda.

 

La suba de la tasa de interés del crédito para la Argentina, la suspensión de inversiones en materia de desarrollo, el debilitamiento del valor de la moneda.

 

Los efectos del Default repercutirían en la forma de vida de los argentinos y en ese sentido se violarían derechos fundamentales de los habitantes.

 

Hay herramientas como pueden ser la CIDH o La Haya, pero es el gobierno el que las tiene que encarar. El gobierno es el responsable de esta situación. Por otro lado, hay información que no tenemos, el gobierno no la muestra, y sin tener toda la información es muy difícil cooperar.

 

Hay que evitar el Default pero el gobierno no está utilizando correctamente los instrumentos legales y económicos que tiene a su disposición para asegurar el futuro.

 

la necesaria renovacion del modelo sindical argentino
la amenaza ultra, el dilema de biden, el rol de la prensa y el espejo roto del peronismo

También te puede interesar