Política

Capitanich vuelve al Senado y otra vez recibió casi mil preguntas

El jefe de Gabinete concurrirá por segunda vez a la Cámara Alta y ya prevé otra maratónica sesión. Promete dar un “minucioso informe” sobre seguridad. El fastidio por las consultas repetidas y por la falta de quórum durante la presentación.

Aunque la presentación de Jorge Capitanich ante el Congreso ya se haya tornado una costumbre mensual, las jornadas no se acortan. El jefe de Gabinete concurrirá mañana nuevamente a brindar su informe a la Cámara Alta, y otra vez prevé que la sesión será maratónica. Tal como había sucedido en el mes de marzo, en su primera visita, los senadores enviaron casi mil preguntas.

 

La Jefatura de Gabinete trabaja en estas horas para responder las 997 consultas recibidas y agruparlas  por tema, de manera tal que la sesión no se extienda indefinidamente. Hasta el momento, el trabajo de los asesores logró llevar el número de preguntas a alrededor de 500. Los temas se repiten respecto de la anterior presentación ante el Senado y la del mes pasado en Diputados: YPF, Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Ansés, inflación, seguridad. Sobre este último punto, Capitanich prometió ayer en su habitual conferencia de prensa que brindará un “minucioso informe”.

 

El jefe de Gabinetedio instrucciones a su equipo de responder todas las preguntas, a pesar de las repeticiones, que generan cierto malestar entre algunos funcionarios. “Ya está demostrado que Capitanichva a venir todos los meses al Congreso a responder preguntas. Realmente no tiene sentido que repitan los temas de esta manera. Otra vez mil preguntas, doce horas de exposición, no es razonable”, se quejan.

 

Capitanichdespejó en su agenda el horario de 12 a 22 para cumplir con la obligación que dispone el artículo 101 de la Constitución, aunque se prevé que arribe al Senado alrededor de las 14.

 

Otro tema que fastidia a algunas autoridades parlamentarias es que, durante la mayor parte del tiempo que dura la exposición, los senadores brillan por su ausencia. “Estamos casi todo el día sin quórum. Vienen, preguntan y se van”, dice un hombre del oficialismo que suele presenciar toda la sesión.

 

A diferencia de su visita anterior al Senado, cuando permaneció casi 12 horas de pie, y tal como sucedió el mes pasado en Diputados, esta vez el jefe de Gabinete estará sentado mientras dure su exposición. Nuevamente hablará de frente a los senadores y evitará cortar la jornada para comer ni ir al baño.

 

El jefe de Gabinete tampoco podrá tomar mate mientras dure su visita. Según comentaron fuentes parlamentarias, el jefe dela banca oficialista, Miguel AngelPichetto, famoso por su estricto apego al reglamento y ceremonial, no autoriza la presencia del mate en el recinto.

 

Omar Perotti, en una visita a la EPE durante su gestión.
bullrich desafia el acuerdo ritondo-santilli y arma una mesa de liberales pro bonaerense

También te puede interesar