Política

Los desafíos y las dudas que rodean el desembarco de Vanoli en el BCRA

Por Antonio Rossi,- Los principales desafíos que deberá enfrentar el nuevo presidente del BCRA, Alejandro Vanoli, se focalizan, básicamente, en cinco puntos clave: la emisión monetaria, la remisión de fondos al Gobierno, la fijación de las tasas de interés, el mantenimiento del tipo de cambio y el resguardo de las reservas.

Los primeros análisis de los consultores y asesores económicos advirtieron que se vienen mayores controles sobre el mercado del dólar paralelo y una vigilancia más estricta del denominado “contado con liquidación” (CCL), una operación que si bien está legalizada ahora ha caído en desgracia por las afirmaciones de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner que asociaron esa variante con actividades ilegales y especulativas.

 

Otro cambio que avizoran para los próximos días los economistas es una ampliación de las regulaciones que recaen sobre las entidades bancarias para direccionar el otorgamiento de créditos, imponer topes a las tasas de interés,  introducir nuevos encajes diferenciales y forzar más compras obligatorias de  LEBACs.

 

Por el lado político, el salto de Vanoli de la Comisión Nacional de Valores (CNV) al BCRA, encendió las luces de alerta entre los gobernadores e intendentes oficialistas que observan otro peligroso avance del poder que concentra el ministro de Economía, Axel Kicillof.

 

Para ellos, la presencia de Juan Carlos Fábrega en el Gobierno –a quien conocen desde la época en que Néstor Kirchner era gobernador de Santa Cruz– representaba una doble señal de racionalidad y confianza que ahora se ha perdido con la llegada de Vanoli.

 

En las filas del justicialismo consideran que el nuevo titular del BCRA consultará todas las medidas con Kicillof  y que el verdadero timonel de la política financiera y monetaria será a partir de ahora el ministro de Economía.

 

En tanto, desde la oposición califican a Vanoli como un “talibán” que no está preparado, ni capacitado para aportar la calma y tranquilidad que demandan tanto los operadores del mercado, como la gente común para frenar la inflación y  superar la complicada situación económica actual.

 

Puertas adentro del BCRA, la renuncia de Fábrega constituyó una pésima noticia para la línea gerencial de la entidad.

 

Relegados durante la gestión de Mercedes Marcó del Pont, los gerentes de carrera del BCRA habían recuperado protagonismo de la mano de Fábrega.  Ahora con Vanoli, los jerárquicos del ente monetario serían otra vez eclipsados con el arribo de los funcionarios y técnicos camporistas que responden a Kicillof.

 

En todos los ámbitos coinciden que a Fábrega no le quedaba otra alternativa que presentar la renuncia luego de las críticas furibundas que la Presidenta hizo sobre su gestión en el BCRA.

 

En los discursos que pronunció el martes en la Casa Rosada, la Jefa de Estado acusó a las autoridades del BCRA de no haber efectuado los controles necesarios para evitar la escalada del tipo de cambio y las “maniobras especulativas” que realizaron los bancos y sociedades de bolsa con las operaciones de “contado con liquidación” y de “dólar bursátil”.

 

A diferencia de Fábrega, que cuenta con una extensa experiencia en el sector, su sucesor no tiene antecedentes en el sistema bancario. Con el apoyo del polémico ex secretario de Comercio, Guillermo Moreno, Vanoli pasó a comandar la CNV en 2009.

 

Con una fuerte identificación con la administración K, Vanoli fue el impulsor de la actual Ley de Mercados de Capitales, que le permite al Gobierno poder intervenir las empresas privadas que cotizan en la Bolsa ante una denuncia de los accionistas minoritarios.

 

Maximiliano Pullaro encabezó el acto en el que lo acompañaron los principales referentes de Unidos.
Javier Milei en el acto por el Día de la Bandera en Rosario

También te puede interesar