X
Se trata de Plaza Ocampo, un predio que figura en los planos de la ciudad desde 1883. La operación, impulsada por Accastello, está frenada en la Justicia. La ganadora de la licitación fue Teximco, denunciada por sobreprecios en la obra del mural de Evita, sobre la 9 de Julio.
Redacción 31/01/2014 8:58

Por Gabriela Pepe/@GabysPepe.- Cuentan los historiadores locales que, a principios del siglo pasado, el gobierno quiso enajenar la plaza Manuel Anselmo Ocampo para fines privados. El predio, ubicado en el centro de Villa María, había sido parte del trazado original de la ciudad. La idea no prosperó en ese entonces pero resurgió unos cien años después, de la mano del intendente ultrakichnerista Eduardo Accastello.

“Como única contraprestación por la ejecución de la totalidad de las prestaciones (…) la Municipalidad de Villa María otorgará al adjudicatario la transferencia en propiedad del inmueble (hoy propiedad municipal)”, se lee en la ordenanza 6434, aprobada por el Concejo Deliberante y publicada en el Boletín Oficial del 15 de diciembre de 2011.

El adjudicatario resultó ser Teximco S.A., la misma empresa que hizo el mural de Evita en la 9 de Julio, por el que Julio de Vido fue denunciado por pagar sobreprecios. La operación fue impugnada en la Justicia y ahora está en manos del Superior Tribunal de Córdoba.

De acuerdo con lo establecido en la ordenanza, a cambio de la enajenación del predio, la empresa ganadora de la licitación debería construir en un campus perteneciente a la Universidad Nacional de Villa María, un parque recreativo y deportivo (que incluye canchas de fútbol, básquet, hockey, pileta de natación, un albergue para deportistas, un circuito ciclístico, sector gastronómico y estacionamiento, entre otras cosas que quedarían a disposición de la ciudad).

Una vez llevadas a cabo esas prestaciones, la empresa tendrá en su poder el predio de la plaza, para construir allí “un hotel de categoría superior, un centro de convenciones, hasta cuatro torres de viviendas de categoría, oficinas corporativas y locales comerciales, un mínimo de trescientas cocheras”, según se expresa en el punto A.4.

El llamado a licitación se hizo en enero del año 2012 y, el 27 de abril, se realizó el acto de apertura de los sobres de la licitación, cuya única oferente fue la empresa Teximco S.A. Según dijo ese día el titular de la empresa, Adolfo Murúa, el proyecto se dividiría en dos etapas, “una primera que consiste en la construcción de un estadio de fútbol/rugby para 10 mil personas y distintas mejoras deportivas, mientras que la segunda etapa consiste en el desarrollo inmobiliario y construcción de un centro comercial en los terrenos de la actual Plaza Ocampo”.

Las obras de plaza Ocampo serían las primeras que la empresa Teximco tendría a su cargo en Villa María. Pero la empresa, con domicilio en Buenos Aires, tiene un larguísimo historial de obras públicas en su haber. Hizo viviendas sociales en La Boca, Chacarita y Soldati, por pedido del gobierno porteño, la cárcel de Cruz del Eje (en Córdoba), la restauración de la Basílica de Luján, la presa Achiras y el complejo Capitalinas (también en Córdoba), la ruta nacional 26 y la 34, viviendas del Plan Procrear (estos por encargo de Nación), el techo retráctil del Parque Roca y la refacción del edificio del Ministerio de Desarrollo Social, que tiene los murales de Evita, entre otras obras conocidas. Por esta última, el fallecido fiscal Luis Comparatore, abrió una investigación contra José López, mano derecha de DeVido, por haber beneficiado presuntamente a Teximco y haber pagado sobreprecios.

Monumento histórico

La plaza Ocampo tiene una superficie total deunos 13 mil metros cuadrados  y figura en el trazado original de Villa María, de 1883. Su nombre, Plaza de Ejercicios Físicos Manuel Anselmo Ocampo, es un homenaje al fundador de la ciudad, y los vecinos la conocen como “la Placita”, aunque no es una plaza propiamente dicha, sino un modesto estadio, ícono del deporte local, donde el fútbol villamariense vivió sus momentos de gloria. Por allí pasó, en 1979, la zurda de Diego Maradona en un partido que disputaron Argentinos Juniors y Alumni; también fue sede de bautismos multitudinarios, galas estudiantiles y demás acontecimientos populares.

A precio de mercado, se calcula que el predio de la plaza puede costar entre 15 y 20 millones de dólares  ya que el metro cuadrado, en el centro de Villa María, vale alrededor de dos mil dólares. Sin embargo, la preocupación de los vecinos que se oponen a la enajenación del predio excede las cuestiones comerciales.

“Nadie se opone al progreso, por supuesto, ni a las obras del centro recreativo, sino a la enajenación de un espacio muy valioso históricamente para nuestra ciudad”, dice Jorge Valinotto, diputado nacional por el Frente Cívico y ex patrocinador de Omar Rabaglio y Delfín Polack en la denuncia que frenó la operación. “Si la idea es hacer un polideportivo es algo que tranquilamente puede hacer la ciudad con recursos propios, ya que tiene un presupuesto de 300 millones de pesos”, dice Valinotto.

A principios del años 2013 el juez de primera instancia, Alberto Domenech, a pedido de los denunciantes, declaró inconstitucional la ordenanza 6434 y dictó una medida cautelar de no innovar. La causa llegó a la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Villa María, que falló en contra de la pretensión de los denunciantes, que ahora se presentaron directamente ante el Superior Tribunal de Justicia de Córdoba para que se aboque al estudio de la cuestión.

La causa también llegó a oídos de la Comisión Nacional de Museos y de Monumentos y Lugares Históricos, que depende de la Secretaría de Cultura. En abril de 2012 ese organismo envió una escueta nota dirigida al intendente Accastello recomendando “enfáticamente la protección local de la plaza de Ejercicios Físicos Manuel A. Ocampo”.

Un intendente ultra K

El gobierno de José Manuel de la Sota, por ahora, no hizo ningún pronunciamiento sobre el tema. Accastello y el gobernador son hoy acérrimos enemigos políticos, pero la historia no fue siempre así. El intendente tuvo un breve paso por el gabinete provincial como ministro de Gobierno antes de convertirse en un ultrakirchnerista ortodoxo, de los pocos que quedaron en Córdoba.

El intendente construyó una relación muy cercana con Néstor Kirchner, con su primo, Carlos (subsecretario de Coordinación de Obra Pública), y con De Vido (con quien se reúne con frecuencia). Así habría conseguido una generosa cantidad de obras para Villa María.

Accastello, que suena como posible candidato a gobernador en 2015, quedó envuelto esta semana en otra polémica, por haberle pagado 360 mil dólares al grupo Maná para actuar en el tradicional festival de Villa María. A esa denuncia, Accastello respondió que “son chicanas”. Sobre la venta de la Plaza Ocampo, en la Municipalidad de Villa María aseguraron, ante la consulta de Letra P, que “eso es una estadio, hace mucho que no funciona como plaza”. La Corte Suprema de Córdoba será la encargada de dar una definición un poco más sólida. 

2 comentarios en El intendente de Villa María quiere vender una plaza histórica

  1. Manuel Ramon Arriaga Responder

    18/07/2014 en 9:15

    Que dificil es ser argentino en Argentina no ?? ….y en el interior mas todavia ….si contas un acto de coruupcion….te dicen anda a la justicia …y si vas a la juticia a denunciar te sometes a las leyes…que son interpretadas a travez de jueces que interpretan la ley…todo bien hasta ahi…pero los jueces no estan obligados a sentir a amar ni a recordar…tampoco a ser personas mientra estan juzgando…por eso para ellos la Plaza Ocampo significa solo una cosa un bien…un pedazo de tierra..y el litigio significa solo un acto juridico..pero hay mucho mas en todo esto…por un lado un pueblo que sabe que sus valores historicos son mas valiosos que los economicos y por el otro un grupo de picaros que solo piensan en conveniencias economicas…quizas tambien un grupo de vecinos engañados y mentidos , que avalan un acto claro de corrupcion estatal sin darse cuenta del daño que producen Cada argumento que preenta el Intendente …cada uno de ello on facilmente refutables solo con la simple razon y un poco de criterio …( no haria falta recurrir a la justicia para usar la razon )cada ciudadano de Villa Maria sabe que hay un acto de corrupcion habilmente escondido en el negociado…los jueces seguro en su interior saben que deberian ( si pudieran)poner un poco de razon y sentimiento en sus dictamenes..no pueden ..deben sometere a la leyes y sabemos que las leyes son interpretadas…Por eso amigo villamarienes..quizas perdamos para siempre esa Plaza…una vez que se derriben las rejas nunca mas habra lo que hoy hay …una plaza…(transformada en cancha de futbol)cada vecino cercano llorara la falta ….el dia que no tengan esa plazita remodelada y cuidada para deisfrutar momento hermosos..ellos sus hijos ..sus amigos..sus nietos…y tengan que hacer un rodeo para llegar a sus hogares …por que los dueños del fatuoso edificio se sentiran dueños del lugar y ellos como simples vecinos resignaran sus derechos al mas fuerte..o ni siquiera los escucharan….amigos conciudadanos la historia hace que sepamos quienes somos y que seremos….el dinero y los beneficios de el son solo para los ambiciosos ….se hara la nueva contruccion….se vendera la Plaza Ocampo……. y quedaran ..una persona que recibira una coima …un empreario con mas dinero..y otra vez un pueblo estafado y engañado en su inocencia…asi es nuestra Argentina una nacion dominada por el dinero …y no iluminada por sus valores ..que dificil es decir soy Argentino….

  2. Miremos al futuro Responder

    25/04/2014 en 16:42

    En muchas partes del mundo se mudan los estadios y està todo bien, creo que mi Villa Marìa necesita de un estadio mas grande y en la Placita no hay posibilidades de aumentar su capacidad y mucho menos estacionamiento de vehìculos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

El intendente de Villa María quiere vender una plaza histórica

Se trata de Plaza Ocampo, un predio que figura en los planos de la ciudad desde 1883. La operación, impulsada por Accastello, está frenada en la Justicia. La ganadora de la licitación fue Teximco, denunciada por sobreprecios en la obra del mural de Evita, sobre la 9 de Julio.

Por Gabriela Pepe/@GabysPepe.- Cuentan los historiadores locales que, a principios del siglo pasado, el gobierno quiso enajenar la plaza Manuel Anselmo Ocampo para fines privados. El predio, ubicado en el centro de Villa María, había sido parte del trazado original de la ciudad. La idea no prosperó en ese entonces pero resurgió unos cien años después, de la mano del intendente ultrakichnerista Eduardo Accastello.

“Como única contraprestación por la ejecución de la totalidad de las prestaciones (…) la Municipalidad de Villa María otorgará al adjudicatario la transferencia en propiedad del inmueble (hoy propiedad municipal)”, se lee en la ordenanza 6434, aprobada por el Concejo Deliberante y publicada en el Boletín Oficial del 15 de diciembre de 2011.

El adjudicatario resultó ser Teximco S.A., la misma empresa que hizo el mural de Evita en la 9 de Julio, por el que Julio de Vido fue denunciado por pagar sobreprecios. La operación fue impugnada en la Justicia y ahora está en manos del Superior Tribunal de Córdoba.

De acuerdo con lo establecido en la ordenanza, a cambio de la enajenación del predio, la empresa ganadora de la licitación debería construir en un campus perteneciente a la Universidad Nacional de Villa María, un parque recreativo y deportivo (que incluye canchas de fútbol, básquet, hockey, pileta de natación, un albergue para deportistas, un circuito ciclístico, sector gastronómico y estacionamiento, entre otras cosas que quedarían a disposición de la ciudad).

Una vez llevadas a cabo esas prestaciones, la empresa tendrá en su poder el predio de la plaza, para construir allí “un hotel de categoría superior, un centro de convenciones, hasta cuatro torres de viviendas de categoría, oficinas corporativas y locales comerciales, un mínimo de trescientas cocheras”, según se expresa en el punto A.4.

El llamado a licitación se hizo en enero del año 2012 y, el 27 de abril, se realizó el acto de apertura de los sobres de la licitación, cuya única oferente fue la empresa Teximco S.A. Según dijo ese día el titular de la empresa, Adolfo Murúa, el proyecto se dividiría en dos etapas, “una primera que consiste en la construcción de un estadio de fútbol/rugby para 10 mil personas y distintas mejoras deportivas, mientras que la segunda etapa consiste en el desarrollo inmobiliario y construcción de un centro comercial en los terrenos de la actual Plaza Ocampo”.

Las obras de plaza Ocampo serían las primeras que la empresa Teximco tendría a su cargo en Villa María. Pero la empresa, con domicilio en Buenos Aires, tiene un larguísimo historial de obras públicas en su haber. Hizo viviendas sociales en La Boca, Chacarita y Soldati, por pedido del gobierno porteño, la cárcel de Cruz del Eje (en Córdoba), la restauración de la Basílica de Luján, la presa Achiras y el complejo Capitalinas (también en Córdoba), la ruta nacional 26 y la 34, viviendas del Plan Procrear (estos por encargo de Nación), el techo retráctil del Parque Roca y la refacción del edificio del Ministerio de Desarrollo Social, que tiene los murales de Evita, entre otras obras conocidas. Por esta última, el fallecido fiscal Luis Comparatore, abrió una investigación contra José López, mano derecha de DeVido, por haber beneficiado presuntamente a Teximco y haber pagado sobreprecios.

Monumento histórico

La plaza Ocampo tiene una superficie total deunos 13 mil metros cuadrados  y figura en el trazado original de Villa María, de 1883. Su nombre, Plaza de Ejercicios Físicos Manuel Anselmo Ocampo, es un homenaje al fundador de la ciudad, y los vecinos la conocen como “la Placita”, aunque no es una plaza propiamente dicha, sino un modesto estadio, ícono del deporte local, donde el fútbol villamariense vivió sus momentos de gloria. Por allí pasó, en 1979, la zurda de Diego Maradona en un partido que disputaron Argentinos Juniors y Alumni; también fue sede de bautismos multitudinarios, galas estudiantiles y demás acontecimientos populares.

A precio de mercado, se calcula que el predio de la plaza puede costar entre 15 y 20 millones de dólares  ya que el metro cuadrado, en el centro de Villa María, vale alrededor de dos mil dólares. Sin embargo, la preocupación de los vecinos que se oponen a la enajenación del predio excede las cuestiones comerciales.

“Nadie se opone al progreso, por supuesto, ni a las obras del centro recreativo, sino a la enajenación de un espacio muy valioso históricamente para nuestra ciudad”, dice Jorge Valinotto, diputado nacional por el Frente Cívico y ex patrocinador de Omar Rabaglio y Delfín Polack en la denuncia que frenó la operación. “Si la idea es hacer un polideportivo es algo que tranquilamente puede hacer la ciudad con recursos propios, ya que tiene un presupuesto de 300 millones de pesos”, dice Valinotto.

A principios del años 2013 el juez de primera instancia, Alberto Domenech, a pedido de los denunciantes, declaró inconstitucional la ordenanza 6434 y dictó una medida cautelar de no innovar. La causa llegó a la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Villa María, que falló en contra de la pretensión de los denunciantes, que ahora se presentaron directamente ante el Superior Tribunal de Justicia de Córdoba para que se aboque al estudio de la cuestión.

La causa también llegó a oídos de la Comisión Nacional de Museos y de Monumentos y Lugares Históricos, que depende de la Secretaría de Cultura. En abril de 2012 ese organismo envió una escueta nota dirigida al intendente Accastello recomendando “enfáticamente la protección local de la plaza de Ejercicios Físicos Manuel A. Ocampo”.

Un intendente ultra K

El gobierno de José Manuel de la Sota, por ahora, no hizo ningún pronunciamiento sobre el tema. Accastello y el gobernador son hoy acérrimos enemigos políticos, pero la historia no fue siempre así. El intendente tuvo un breve paso por el gabinete provincial como ministro de Gobierno antes de convertirse en un ultrakirchnerista ortodoxo, de los pocos que quedaron en Córdoba.

El intendente construyó una relación muy cercana con Néstor Kirchner, con su primo, Carlos (subsecretario de Coordinación de Obra Pública), y con De Vido (con quien se reúne con frecuencia). Así habría conseguido una generosa cantidad de obras para Villa María.

Accastello, que suena como posible candidato a gobernador en 2015, quedó envuelto esta semana en otra polémica, por haberle pagado 360 mil dólares al grupo Maná para actuar en el tradicional festival de Villa María. A esa denuncia, Accastello respondió que “son chicanas”. Sobre la venta de la Plaza Ocampo, en la Municipalidad de Villa María aseguraron, ante la consulta de Letra P, que “eso es una estadio, hace mucho que no funciona como plaza”. La Corte Suprema de Córdoba será la encargada de dar una definición un poco más sólida.