Sociedad

La CPM denuncia gravísimas condiciones de detención en Presidente Perón

La Comisión por la Memoria de la provincia de Buenos Aires (CPM) inspeccionó la delegación departamental de Investigación de Tráfico de drogas ilícitas de Presidente Perón y denunció “gravísimas violaciones a los derechos humanos”.

En un comunicado, la entidad señaló que “las personas allí alojadas se encuentran en condiciones deplorables: tres detenidos en un espacio de 1,30 m por 2m, sin agua, sin colchones, sin comida, sin atención médica y sin baño. La celda tiene una pequeña ventana que no permite la entrada de luz ni ventilación”.

 

La CPM denunció que el lugar no se encuentra habilitado para ese fin e interpuso acción de Habeas Corpus, ante el Juzgado de Garantías Nº 3 del departamento judicial de La Plata. Solicitó su inmediata clausura y el traslado urgente de las personas detenidas. El juez declinó la competencia y elevó actuaciones a los jueces naturales, sin resolver la clausura ni dictar medida alguna para prohibir el alojamiento en ese lugar.

 

El 16 de enero, un equipo de profesionales del Comité Contra la Tortura de la Comisión Provincial por la Memoria se constituyó en la Delegación Departamental radicada en la localidad de Guernica, donde fueron recibidos por dos agentes. Según el comunicado de la CPM, ellos les informaron que “dos de las tres personas detenidas se encontraban allí desde hacía un mes y refirieron que el lugar no está preparado para alojar detenidos. Que sólo cuentan con alojamiento transitorio por el tiempo que demora el trámite de ingreso de la detención. Pero reconocieron que siempre hay detenidos (ha llegado a haber seis) en la pequeña celda, quienes “duermen parados”.

 

Además, dijeron que luego de la detención -que se realiza generalmente en allanamientos y sólo por delitos vinculados a estupefacientes- se gestiona para conseguir cupo, en una Alcaidía o una Unidad Penal, “pero sus solicitudes demoran, no obtienen respuesta y deben reiterar los pedidos todas las semanas”.

 

“Los detenidos permanecen todo el día encerrados, la comida se las provee la familia y deben orinar en botellas de plástico al no contar con baño en la celda. Tienen visita dos veces por semana por espacio de 30 minutos cada uno, reja de por medio, con la puerta abierta que da al sector donde se encuentran los guardias”, indicaron.

 

Según la CPM, una de las personas detenida tiene HIV y en estos momentos padece una infección bucal notoria, sin recibir ningún tipo de atención médica durante su detención.

 

“Espacios como estos, son incompatibles con la dignidad humana, degradan a las personas, vulneran su dignidad y valores esenciales”, sostuvieron.

 

“La CPM exige una vez más, que los Ministerios de Justicia y de Seguridad asuman la realidad y tomen una decisión política seria y responsable para modificar estructuralmente el sistema de detención de personas. Estas son las cosas que hay que reformar seriamente en la Provincia de Buenos Aires, que lejos está de cumplir con la normativa constitucional e internacional vigente en la materia”, finalizaron.

 

También te puede interesar