Política

Como el kirchnerismo, Macri quiere condicionar a la Justicia y los magistrados se le plantan

Pese a haber criticado duramente a la reforma judicial impulsada por el kirchnerismo a nivel nacional, el jefe de Gobierno porteño Mauricio Macri lleva adelante un cambio en el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, cosa que encendió la alarma en los magistrados. “Esta ley es igual o peor a la reforma judicial que impulsaba el kirchnerismo”, cuestionan los jueces, pidiendo que se frene con la iniciativa.

Este martes al mediodía, el Secretario Legal y Técnico del gobierno porteño, Pablo Clusellas, recibió a representantes de asociaciones de magistrados de la Ciudad de Buenos Aires, entre los que se encontraba Carla Cavaliere –de la Asociación de Magistrados y funcionarios de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (MAFUCABA)- y Gabriel Unrein –presidente del Colegio de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial de la Ciudad-.

 

Esto, en las modificaciones en la ley que rige para el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires impulsadas por el jefe de Gabinete Horacio Rodríguez Larreta con el guiño del jefe de gobierno Mauricio Macri.

 

“Esta ley es igual o peor a la reforma judicial que impulsaba el kirchnerismo”, afirman quienes leyeron la letra chica, expresando que son los mismos magistrados quienes critican los puntos del proyecto del PRO.

 

Apuntan a que los puntos centrales de la ley hacen referencia a una reforma del procedimiento de jury y a que el salario de los magistrados se fija por ley, obviamente sancionada en la Legislatura de la Ciudad, cosa que se interpreta como “una herramienta para coartar la independencia de la justicia”.

 

Y esto es lo llamativo, porque el ex presidente de Boca fue uno de los que levantó la voz contra la reforma judicial que impulsó el Gobierno nacional este año, sosteniendo que “se pone en juego la justicia, y cuando ella está en juego muchas cosas entran en crisis”.

 

En su momento, el líder del PRO hasta difundió un mensaje por las redes sociales, analizando que “si la justicia pasa a ser dependiente del poderoso de turno deja de ser justicia. Hace mucho que intenta esto el Gobierno nacional. Nada le ha alcanzado. Ahora va por una reforma que pretende llevarse puestas las reglas de juego. Si queremos evitar que esto ocurra no podemos ser indiferentes”.

 

“Yo creo que los que somos dirigentes políticos y creemos en la institucionalidad, la democracia, la libertad, tenemos que alzar nuestra voz y demostrar unidad para defender estos valores”, había convocado cuando en el Congreso se debatía aquel proyecto.

 

Hoy, aseguran que paradójicamente la torta se dio vuelta y es él quien “quiere llevarse puesto a la Justicia”, impulsando este proyecto que “es peor que el del gobierno nacional que tanto criticó”.

 

Los integrantes de las asociaciones de magistrados consideran que esta ley que defiende Macri es una embestida contra la independencia del Poder Judicial de la ciudad de Buenos Aires y por eso ya están pidiendo a todo el PRO que la veten.

 

Federico Otermín y Nicolás Kreplak
En Unidos temen del poder de Maximiliano Pullaro para imponer condiciones en el proceso de reforma constitucional.

También te puede interesar