Política

Después de la Ley Impositiva, el campo cesa la comercialización por nueve días

A partir del sábado 2 de junio, los productores agropecuarios de la provincia de Buenos Aires comenzaron el cese de comercialización de granos para exportación e industria y de ganado en pie, con excepción de productos perecederos, en rechazo a la Ley Impositiva votada el jueves que aumenta el impuesto inmobiliario.

El paro se llevará a cabo durante nueve días en señal de repudio a lo establecido por el gobierno de Daniel Scioli, que alcanza a las explotaciones rurales y otros tributos bonaerenses, como Ingresos Brutos y Sellos.

 

La Federación Agraria Argentina (FAA), ratificó el cese de productos sin descartar una próxima protesta a nivel nacional.

 

En declaraciones a Radio 10, el titular de la FAA, Eduardo Buzzi, señaló que la medida de fuerza se da “en un contexto de corrupción creciente, de controles exagerados un relato que dice ser progresista pero a las clases medias se las controla y oprime y a las clases bajas se las perjudica mucho por vía de la inflación y un techo salarial”.

 

El líder agropecuario, rechazó la posibilidad de un desabastecimiento debido al paro del campo porque “hay reservas de los productos”, aunque admitió que no sabe “qué podrá ocurrir” si el ministro de Agricultura bonaerense Norberto Yahuar, no convoca a la Mesa de Enlace de las entidades del agro la semana próxima.

 

El impacto de la medida de fuerza se percibe en el Mercado de Hacienda de Liniers, donde queda reducida al mínimo el ingreso de animales para la venta, mientras que el cese de granos se constata a través de las cartas de porte.

 

Además de la Federación Agraria, la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), es otra de las entidades que organiza la protesta del campo.

 

Federico Otermín y Nicolás Kreplak
En Unidos temen del poder de Maximiliano Pullaro para imponer condiciones en el proceso de reforma constitucional.

También te puede interesar