Sociedad

3 de mayo: Día Mundial de la Libertad de Prensa

El 3 de mayo se celebran los principios fundamentales de la libertad de prensa a nivel mundial, para defender a los medios de comunicación de los ataques sobre su independencia, además de rendir homenaje a los periodistas que perdieron sus vidas en el ejercicio de su profesión.

Fue proclamado como el Día Mundial de la Libertad de Prensa en 1993, por la Asamblea General de las Naciones Unidas, siguiendo la Recomendación adoptada durante la 26ª sesión de la Conferencia General de la UNESCO en 1991.

 

Asimismo, se busca informar a los ciudadanos acerca de las violaciones a la libertad de prensa y recordarles que en muchos países las publicaciones son censuradas, multadas, suspendidas o anuladas, mientras que los periodistas, editores y publicadores son acosados, atacados, detenidos e incluso asesinados.

 

Del mismo modo, la fecha es un recordatorio para los gobiernos sobre la necesidad de respetar su compromiso con la libertad de prensa y profundizar la reflexión entre los profesionales de los medios de comunicación sobre temas de libertad de prensa y la ética profesional.

 

Este año, además de celebrar el día en varios puntos del planeta, Túnez será la sede de una conferencia internacional para debatir el poder de los nuevos medios para transformar la sociedad.

 

Más de 770 participantes de 88 países (cifra récord) participan en este evento que comenzará con la entrega del Premio Mundial de Libertad de Prensa UNESCO/Guillermo Cano, al periodista azerbaiyano y activista pro derechos humanos Eynulla Fatullayev.

 

La Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, es la encargada de entregar el galardón en el transcurso de una ceremonia que tiene lugar en el palacio presidencial de Túnez.

 

El tema de la conferencia de este año es: “Nuevas voces: La libertad de los medios de comunicación ayuda a transformar las sociedades” con la participación de más de 118 oradores de todas las regiones del mundo.

 

La conferencia está organizada por la UNESCO y el gobierno de Túnez, con el apoyo de toda una serie de organizaciones y asociaciones colaboradoras de nivel intergubernamental, no gubernamental, del sector privado y del mundo de los medios de comunicación.

 

También te puede interesar