Sociedad

Violencia en el fútbol: el “fracaso y la farsa” de Casal y el “delincuente de Rubén Pérez”

De esta forma, en diálogo con LetraP, se refirió Mónica Nizzardo –titular de la ONG Salvemos al Fútbol”- al rol de Ricardo Casal como responsable de la seguridad en la Provincia, en el marco de los últimos hechos de violencia protagonizados por barras bravas, que vuelven a poner en jaque a dirigentes y funcionarios, quienes según Nizzardo forman parte de una “mafia”.

Continúa en los medios la repercusión por los hechos de violencia que se registran en el fútbol argentino. Es cierto que no es novedad, pero en las últimas semanas han vuelto a los primeros planos los titulares que hablan de las barras bravas y sus relaciones con dirigentes, jugadores, y hasta el poder político. En este sentido, el último apriete sufrido a metros de la cancha de Racing por Giovanni Moreno hizo que el ministro de Seguridad y Justicia –Ricardo Casal- brinde una conferencia de prensa junto al titular de Futbolistas Argentinos Agremiados –Sergio Marchi-.

 

“Con las declaraciones de Casal, parece que realmente seguimos mirando para otro lado. No reconoce las verdaderas necesidades y los verdaderos fracasos de la gestión de Seguridad”, comienza analizando Nizzardo, quien además cataloga a este discurso como “más de lo mismo. Las palabras ya cansan”.

 

“Casal dice que van a empezar a hacer reuniones con los directivos de los clubes y que van a hacer un diagnóstico. Primero: nosotros hace 6 años que estamos en esto… y le decimos a Casal que en esa mesa de trabajo sume antes que a nadie a los responsables de la seguridad de las diferentes jurisdicciones. Y segundo ¿hacer un diagnóstico? ¿no tiene un diagnóstico hecho ya? ¿para qué están las cámaras en los estadios desde hace años? Ya deberían tenerlos a todos identificados”, continúa, y acusa “¿pero sabés qué pasa? ya los conocen”.

 

De esta manera, la titular de la ONG relaciona directamente a los protagonistas de los hechos delictivos en los estadios con los principales funcionarios en materia de seguridad provincial, y en muchos pasajes de la entrevista se refiere a lo que está sucediendo desde hace años como una “mafia” en la que participan “barras bravas, dirigentes y políticos”.

 

En ese sentido, pone como ejemplo el tema de la reventa en las canchas: “la mejor forma de evitar la reventa es hacer que el sistema se nuclee en un solo lugar, y entonces de esta forma vamos a sacar del medio a los dirigentes y vamos a poder saber con exactitud cuánta gente va a los estadios; hoy es una vergüenza que en la Argentina no se pueda contar cuántas personas concurren a una cancha de fútbol, no hay contadores”.

 

Y agrega: “la reventa es terrible. Pero ahí esta el problema… no ponen contadores, no saben cuántas personas van, porque hay reventa, y todos son cómplices. Es terrible. Es así. No quieren desarmar el negocio. Tiene que llegar el día en el que finalmente se terminen las mafias”.

 

La política

 

“Es toda una farsa más, una puesta en escena. Y sobre todo Casal, que en la provincia de Buenos Aires tiene a un delincuente como responsable de la seguridad en el fútbol, como es el señor Rubén Pérez. Y digo delincuente porque está comprobado en la Justicia (encubrimiento agravado y falsificación de documentación; involucrado en el asesinato de un policía en La Plata en marzo de 2010; convivencia con la barra de Estudiantes). A Ricardo Casal hay que informarle quién es este tipo, y ya es momento de darse cuenta que desde el año 2008 hasta ahora no logró resolver el problema de la violencia en el fútbol en la Provincia”, dispara Nizzardo.

 

Además, eleva el reclamo y aclara que “obviamente el problema es también a nivel nacional, y acá nombro al ministerio de Seguridad de la Nación, donde habría que remover al Dr. Juan Carlos Blanco, que hace años que está. Y el que presida el Consejo Federal realmente tiene que unificar criterios a la hora de aplicar medidas; por ejemplo el derecho de admisión -que es una medida que aplaudimos-, pero que no se aplica en todo el país de la misma manera”.

 

“¿Vamos a quedarnos cruzados de brazos y esperar a que el Señor Grondona se muera para que cambie el sistema? No. Hay un Estado responsable. Nosotros cuando pedimos la intervención de la AFA, es que tiene que hacerse presente la Inspección General de Justicia, que es un organismo del Estado, y decir: señores, ustedes no pueden ni manejar ni organizar un campeonato de bolitas”, propone quien se jacta de haber realizado “mucho trabajo de campo y estudios” referidos al tema de la violencia en el fútbol.

 

Desde la ONG Salvemos el Fútbol “acompañamos la lucha del presidente de Independiente”. Con respecto a este tema, Nizzardo destaca la labor del mandatario Rojo, lo define como “una persona honesta. Un referente”, y no deja pasar que necesita el verdadero apoyo oficial: “Javier Cantero se sacó fotos con los funcionarios, y éstos recién ahora dicen que hay que conformar un grupo de trabajo. O sea, están reconociendo que durante 8 años no hicieron nada. Siempre dicen que los dirigentes no denuncian. Bueno, acá tenés uno ¿y ahora?”.

 

Las Más Leídas

También te puede interesar