La Cámpora resuelve camuflarse en el peronismo

Daniel Bilotta (*)

El esbozo de un eventual acuerdo con los intendentes de La Matanza, Lomas de Zamora y Esteban Echeverria será visible con pintadas alusivas a CFK firmadas como peronismo bonaerense, en una significativa rectificación de la estrategia electoral.

 

Más que  fruto de la pericia  de “La Cámpora” en el  diálogo entablado durante  el último mes con los intendentes de La Matanza, Lomas de Zamora y Esteban Echeverría, las pintadas bajo la firma común del “peronismo bonaerense” que aparecerán desde el fin de semana en el Conurbano para reforzar la identidad común entre el pueblo y Cristina Fernández, implica la más significativa rectificación de la estrategia electoral seguida hasta el momento por el oficialismo  en la Tercera Sección Electoral para los comicios del 2013.

 

Ni la consigna ni los interlocutores son producto del azar: forman parte de una nueva orientación cuyo recálculo promueve la Casa Rosada con la intención de “no regalarle el PJ” a la dirigencia que predomina allí desde hace dos décadas. También el reconocimiento de las limitaciones de “Unidos y Organizados” para cumplir el rol alternativo de proveedora de logística territorial alternativa. Función atribuída el usualmente rotulado “aparato.”

 

En ese acercamiento de posiciones con  Fernando Espinoza, Martín Insaurralde y Fernando Gray viene trabajando Andrés “El cuervo” Larroque con el auxilio de Eduardo “Wado” de Pedro, quienes se han vuelto visitas frecuentes en los despachos de esos jefes comunales, en un momento particularmente sensible para el gobierno nacional con índices de desaprobación a su gestión inusualmente altos,  si se contrasta los del segundo semestre con el primero y  si se recuerda que todavía no se cumplió el primer año de mandato de la Presidente.

 

Scioli es otro de los apremiados por el curso que están tomando los acontecimientos y no solo por las limitaciones económicas que enfrenta y le impiden darle a los intendentes un trato análogo al que reciben del gobierno nacional. El gobernador acaba de ser emplazado por la dirigencia de “La Juan Domingo” a apurar el paso y a evitar las ambigüedades, trama que confeccionan una suerte de alfombra mágica que facilita los desplazamientos de Sergio Massa por el territorio provincial.

 

El intendente de Tigre lanzó esta semana en Lanús su “Frente Renovador Peronista”, denominación que no deja dudas de la búsqueda de masa crítica. Particularmente en un distrito donde la floja gestión de Darío Díaz Pérez podría derivar en un cambio de signo político en el gobierno municipal.

 

Que José Luis Pallares y Orlando Baratta hayan sido anfitriones de Juanjo Álvarez y Santiago Galmarini alimenta esa especulación: el senador provincial fue aliado y articulador de la alianza entre el intendente de Lanús y Juan Gabriel Mariotto, mientras que el concejal es un ex comisario llegado a la política de la mano de Francisco De Narváez que en la Legislatura bonaerense mantiene una alianza con Scioli.

 

Como a su par de Avellaneda, Jorge Ferraresi, la morosidad de Díaz Pérez borra el crédito que acumula como incondicional: no solo por errores propios como el de revelar lo que Cristina pensaba de Scioli. También por el estrecho vínculo que los dos alcaldes mantuvieron con el vicegobernador, otro caído en desgracia.

 

Los tres  deberán acomodarse en el pelotón que lideren Espinoza, Insaurralde y Gray y disimular la incomodidad de codearse con Francisco “Barba” Gutiérrez de Quilmes y el grupo que acaudilla Julio Pereyrra de Florencio Varela desde el Frente  Nacional y Popular (FreNaPo).

 

El desayuno  que “Unidos y Organizados” sirvió para la visita de Luis Ignacio “Lula” Da Silva a la Argentina a  mediados de octubre ya había arrojado pistas de  planes correctivos Larroque  invitó personalmente a Espinoza e Insaurralde, los dos únicos intendentes en la recepción al ex mandatario del Brasil  El desangelado desparpajo de Amado Boudou hizo el resto.

 

 “¡ Al fin algunos que traen votos!”, los recibió voz en cuello el vicepresidente, rodeado por el piqueterismo oficial de Luis D¨ Elía, Edgardo De Petris y Oscar Laborde, quien viene de sellar una alianza con Ferraresi,  cada vez más dependiente  del ex dirigente del PC y de “La Cámpora” para mantener vivo el vínculo con la Casa Rosada.

 

Situación que rechazaron voceros a cargo del titular del Consejo de Medios, el ex actor de teatro Jorge Degli Innocenti, pese a que la respuesta comprometida para establecer una conexión lógica entre su ausencia en ese evento  ser “el único intendente que como tal se sienta en la mesa de Unidos y Organizados” no llegó nunca.

 

La de Gray se justificaría en su vínculo más reciente con Larroque mediante una triangulación con Alicia Kirchner quien mantiene una relación dinámica con “La Cámpora”  para fastidio de intendentes, para quien la ministro de Desarrollo Social canaliza a través de esa agrupación la ayuda social directa que se les retacea a ellos.

 

Ese relación fue vital para el envío de ayuda a La Matanza, Lomas de Zamora y Esteban Echevería, tres de los distritos más castigados por el temporal de hace dos semanas, con casi 15.000 evacuados. El racionamiento para la entrega de colchones  practicado por el gobierno bonaerense – 500 por distrito -  da una idea proporcional de la distancia que separa a los jefes comunales del gobierno bonaerense.

 

Damnificados por vía indirecta de la alianza que mantienen con Pereyra, Daniel Di Sabatino y Aníbal Regueiro también deben lidiar con el asistencialismo que practica La Cámpora. Acaso el intendente de San Vicente lleve la peor parte: allí se asienta la actividad de  Mariana, hermana de Larroque y funcionaria de la unidad presidente.

 

No tiene una tarea fácil: el enfriamiento de la relación de “La Cámpora” con “Nuevo Encuentro” de Martín Sabatella, encogen todavía más las chances de que ese partido sea vehículo de candidaturas alternativas como la de Alejandro Valle, que arañó apenas el 10 por ciento de los votos, o la de Fabián Brito, cuyo alejamiento como director de la “Quinta 17 de Octubre” fue acordada por Di Sabatino con su mentor, Carlos Kunkel.

 

  Luego del accidente que sufrió el año pasado su esposa y primer concejal, Carolina Biroulet, hay quienes creen que Regueiro podría buscar en el 2013 una salida al cargo de intendente que cedería al segundo de la lista, Manuel Tofanelli, vinculado a la corriente creada por Máximo Kirchner. Lo que tal vez facilite el cumplimiento del plan trazado por Larroque y De Pedro, de acuerdo a fuentes del oficialismo: “acordar en todos los Municipios que podamos, disputar solo el 15 por ciento.”

 

Tal vez una forma de achicar el daño que sus antecedentes electorales podría provocarles en la futura confección de listas para el año entrante: una lectura en segundo plano para la leyenda “Cristina es Pueblo” que deberán firmar, acaso como trago amargo, quienes se piensan como la versión corregida y aumentada de la otrora juventud maravillosa.

 

(*) Peridista, analista político

 

La provincia de Buenos Aires eliminó la repitencia en el secundario.

Las Más Leídas

También te puede interesar