Todo roto

La relación entre Mauricio Macri y Patricia Bullrich, en un punto de no retorno

Poco duró la tregua. La exministra volvió a negociar su regreso a Seguridad y podría coincidir con CFK para quitarle su apoyo a Ritondo. El expresidente, con la cabeza en Boca.

La relación entre Mauricio Macri y Patricia Bullrich parece estar en un punto de no retorno. Poco duró la tregua que ambos sellaron el martes, cuando la exministra condicionó su regreso a Seguridad en el gobierno de Javier Milei a cambio de que Cristian Ritondo tenga el timón de la Cámara de Diputados. La titular del PRO visitó este jueves, de sorpresa, al presidente electo en el Hotel Libertador para continuar por su cuenta su propia negociación, lo que evidenció que el malestar del exmandatario con ella gana terreno en el partido amarillo. Hasta dirigentes bullrichistas están enojados por estas horas.

La única figura del PRO que tenía agenda en el Hotel Libertador con Milei este jueves era Hernán Lombardi, como encargado de coordinar todos los aspectos de la transición entre el presidente saliente Alberto Fernández y el electo. Las cámaras de TV atestiguaron el ingreso de Bullirch y la noticia se esparció como reguero de pólvora. Estuvo una hora y media y se fue sin hacer declaraciones.

Fue la frutilla de un postre que comenzó a ser digerido con la fuerte discusión entre Macri y Bullrich, como reveló Letra P, por quién debía ser el rostro del Pacto de Acassuso. El expresidente se arroga el liderazgo; la excandidata, los votos de octubre de Juntos por el Cambio. Desde entonces, negocian con el libertario por caminos separados que ya no volverían a cruzarse.

La novedad es la extensión del malestar de Macri al resto del PRO, cuya presidenta es Bullrich. La exministra lo olfateó y programó un Zoom para el martes, que no se realizó, para intentar bajar la tensión ante la repetida acusación de “negociar por su cuenta”. La mayor parte de las figuras del macrismo pretenden avanzar con acuerdo con LLA, pero con la novela por la silla de Diputados resuelta a favor de Ritondo.

La recriminación desfiló por los medios de comunicación en forma de off the record y Bullrich entendió que era "fuego amigo", por lo que también ella se enojó y este jueves reactivó su negociación con Milei, al sumar a la mesa a la excandidata a senadora por la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Talerico, para ser la futura titular de Migraciones. En el tintero queda el eventual desembarco en el ministerio de Defensa de su excompañero de fórmula, el radical Luis Petri.

“Yo siempre quise acordar con Milei, pero el PRO y la UCR se oponen”, se sinceró Bullrich ante su entorno en las últimas horas. Quienes la frecuentan estos días hablan directamente de encabezar una “resistencia” frente a gran parte de su partido y el radicalismo.

El enfrentamiento entre Bullrich y el resto del PRO escaló a tal punto que, dejan trascender en su círculo, ella estaría dispuesta a dar marcha atrás con su apoyo a Ritondo y, paradoja mediante, coincidir con la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en que el espacio liberal tiene que ocupar todos los puestos de la línea de sucesión.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2Fmauriciomacri%2Fstatus%2F1728505663075098826&partner=&hide_thread=false

La atención de Macri, no obstante, está en otra parte. Mientras concentra su atención en las elecciones suspendidas en Boca, el expresidente pospone su mano a mano con Milei. Desde que volvió al país el lunes, el expresidente primero iba a reunirse con el mandatario electo el miércoles para luego dejar abierta la chance de visitar el Hotel Libertador este jueves. “Cuando Milei estaba con Patricia, Mauricio estaba con nosotros supervisando todo lo relacionado a la mediación por las elecciones del domingo”, apuntó uno de los colaboradores de Andrés Ibarra, candidato a presidir el club xeneixe.

A diferencia de Bullrich, el fundador del PRO insiste que la designación de Ritondo es una condición obligatoria para estructurar cualquier tipo de acuerdo con Milei. “Esto todo viable siempre y cuando tengamos ese lugar”, remarcó una fuente del PRO al tanto de las negociaciones. En esa empresa, Macri encontró socios que hasta hace poco estaban en la vereda de enfrente en la interna de JxC, como es el caso de Diego Santilli.

Patricia Bullrich presiona para que Cristian Ritondo sea el presidente de la Cámara de Diputados.
Patricia Bullrich y Germán Garavano, en 2017, era Cambiemos.

También te puede interesar