TODOS CONTRA TODOS

La Cámpora en su laberinto, entre criticar al FMI y salvar a Massa

La agrupación de Máximo Kirchner aguó la celebración del ministro, en la antesala del golpe del IPC. El antecedente Guzmán y la salvedad: "Sabemos el trabajo exhaustivo que hace Sergio".

No habían pasado cinco horas desde que el Ministerio de Economía difundió el lunes como un logro el comunicado del Fondo Monetario Internacional (FMI) que anunciaba la flexibilización de la meta de reservas anudada por Sergio Massa cuando La Cámpora salió a criticar en duros términos la relación con el organismo. La reacción de la organización fundada por Máximo Kirchner, que por estas horas vive un clima de recambio de mando, generó desconcierto en el massismo y obligó a recalcular los pasos.

“No fue la intención ni está en nuestra cabeza de ninguna manera enfrentar a Sergio. Sabemos el trabajo exhaustivo que hace, somos conscientes de lo que tuvo que negociar”, explicaron este martes a Letra P voceros de La Cámpora, que recordaron que fue el propio Kirchner quien destacó el sábado en Avellaneda la labor del ministro en la disputa para que el Fondo aceptara la moratoria previsional. Fue a menos de 24 horas que el INDEC revele el último registro de la inflación, el Talón de Aquiles de Massa para soñar con una candidatura.

Si bien es cierto que el comunicado del lunes no ataca directamente a Massa ni lo menciona, el ministro de Economía es quien lleva las negociaciones con el Fondo y quien trabajó de forma ardua cuando era presidente de la Cámara de Diputados para conseguir los votos que se necesitaban para aprobar el acuerdo que había firmado el entonces titular del Palacio de Hacienda Martín Guzmán. El diputado Kirchner y La Cámpora votaron en contra.

https://twitter.com/FMInoticias/status/1635391846703837184

Las críticas al acuerdo se mantuvieron pese al respaldo que el cristinismo le dio en público a Massa. El viernes, Cristina Fernández de Kirchner dijo en Río Negro que hay que “revisar el acuerdo” con el Fondo aunque destacó el trabajo del ministro en la intervención que tuvo para frenar “el festival de importaciones”. La declaración de la vicepresidenta llevó a que un importante funcionario de la Casa Rosada se preguntara si podían generarse ruidos en las conversaciones entre Massa y el FMI. El Ministerio de Economía lo descartó ante una consulta de este portal.

Horas más tarde, desde el escenario de Avellaneda, Kirchner destacó el trabajo del ministro junto a la titular de la Anses, Fernanda Raverta, al tiempo que le pegó al Gobierno por la demora en la promulgación de la ley que consagró la moratoria previsional. Un día después, Andrés Larroque elogió a Massa en diálogo con Futurock. “A Sergio lo quiero siempre en mi equipo”, dijo el ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense.

La seguidilla de elogios se interpretó incluso como un guiño del cristinismo a una eventual candidatura de Massa. Fue todo color de rosas hasta que el comunicado del lunes por la noche sorprendió a los socios del Frente de Todos. En el massismo hubo quienes se refirieron al desorden interno. “Es difícil que la sociedad entienda con claridad lo que hacemos", se lamentó un referente del Frente Renovador.

En tanto, los voceros del ministro destacaron que Massa no había sido mencionado en el comunicado. La interpretación más benévola habló sobre el juego de roles que cumple cada tribu de la coalición. Mientras que Massa negocia con el FMI, La Cámpora le habla “a su público”, juega el papel de quien presiona y pide mejores condiciones para la Argentina. Según esa mirada, el propio ministro podría utilizar la presión interna a su favor en las charlas con Kristalina Georgieva. Lo mismo pudo haber hecho Guzmán, pero no supo aprovecharlo, apunta la misma línea de interpretación.

https://twitter.com/la_campora/status/1635430248803180544

“El objetivo no fue pegarle a Massa”, juran en el Instituto Patria y destacan el trabajo “en conjunto” con el ministro. En el texto, la organización marca dos blancos claros: el organismo y el Presidente. “Es claro que nada de lo que anunciaran el Fondo Monetario Internacional y Alberto Fernández en enero del 2022, con apoyo de Mauricio Macri, quien felicitó al Congreso argentino tras la votación del acuerdo con la Guerra ya iniciada, sucede y sucederá”, dice.

En la Casa Rosada no hubo demasiada sorpresa. “Es más de lo mismo”, dijeron cerca del Presidente y aprovecharon para tirar un contragolpe. “Ya si te peleás con Axel (Kicillof) y Sergio en tres días es que estás afuera de todo”, apuntaron, en referencia a las palabras que Kirchner le dedicó el sábado al gobernador de la provincia de Buenos Aires, también en Avellaneda, que se interpretaron como una crítica. “No hay que bajar al territorio, señor gobernador, hay que subir a la militancia a los lugares”, dijo el diputado.

Más allá del cruce coyuntural, la cuestión de fondo que atraviesa la discusión es la posición sobre el acuerdo con el FMI en el largo plazo. Mientras el cristinismo denuncia que la injerencia en la política interna del país por parte del organismo afecta a democracia, Massa se presenta ante Georgieva como el garante de cumplimiento, que discute los números finos y negocia condiciones – como el caso de la meta de reservas – pero siempre dentro del marco del acuerdo vigente.

la campora critico el acuerdo de massa con el fondo
Votó Axel Kicillof

Las Más Leídas

También te puede interesar