AISLAMIENTO PRESIDENCIAL

Javier Milei en su burbuja: la queja del Círculo Rojo por la no gestión

El empresariado le pide políticas de microeconomía. Ni un encuentro con grupos productivos. Pymes, fuera de agenda. Guillermo Francos, el negociador designado.

El presidente Javier Milei sólo confía en las fuerzas del Mercado y descarta la implementación de políticas industriales o herramientas de gestión para el desarrollo productivo nacional. Una parte importante del Círculo Rojo empresarial, y también del poder político, le reclama medidas de microeconomía y regulaciones sectoriales en medio de la recesión y el derrumbe de la actividad.

“Milei no se ocupa de la microeconomía y no se sabe quién está a cargo de diseñar esas herramientas”, dijo a Letra P el representante de un sector que aporta casi el 20% del PBI industrial nacional y que, por ahora, no quiere exponerse.

Son dos reproches en uno. El empresariado considera que es casi imposible pedirle a Milei una medida sectorial puntual y también se queja de que "no hay forma de acceder, se maneja en su burbuja”.

El Presidente no mantuvo reuniones de trabajo con representantes de la industria y menos con quienes representan a las pymes. Apenas un saludo, a la pasada, en los encuentros en los que hace un show de stand up sobre macroeconomía.

La burbuja y la dinámica de lo imposible

Esta dinámica gubernamental dificulta, aseguran quienes representan a la industria, que se pueda ver a Milei recorriendo un parque industrial o inaugurando una nave productiva.

Más lejos aún queda la posibilidad, evalúan, de que el Estado disponga de un Aporte No Reembolsable (ANR) para ayudar a una pyme a dar un salto de escala o diseñar un mecanismo financiero o fiscal para el desarrollo sectorial.

Letra P se comunicó con un empresario que integra el consejo de asesores económicos de Milei, quien se disculpó diciendo: "No estoy opinando para no agregar más problemas a los existentes".

Javier Milei y la gestión

Entre quienes representan a una cámara empresaria de las más importantes de la agroindustria, les preocupa la falta de gestión del Presidente.

"Manejalo en off, pero el campo necesita que alguien se ocupe ya de la baja de retenciones y también, por ejemplo, de una ley de semillas para proteger el desarrollo tecnológico, el problema de la bolsa blanca o la semilla ilegal”, dijo un dirigente del campo que ha manifestado públicamente su apoyo a la gestión libertaria.

“Al presidente solo le interesan los viajes y la macroeconomía”, dijo también off the record un gobernador del centro del país. El mandatario admite que votó a Milei y que recibió al Presidente en su provincia, pero sostiene que no tuvo chance de reunirse aunque sea cinco minutos con él. "Solo llegue hasta el personal de ceremonial", graficó y planteó: "el mandatario todavía no encuentra el modo de llegar y establecer un diálogo”.

Ni con el Círculo Rojo que la ve

Milei repite una solo idea “el 15% del PBI que antes se lo llevaba el Estado en déficit fiscal para actividades parasitarias, ahora vuelve al privado para inversiones productivas”. Política y gestión cero: así quedaron hitos como el gasoducto que no se continúo para ahorrar u$u40 millones y obligó a gastar u$s500 millones para importar tardíamente el gas en barcos.

Javier Milei Llao Llao.jpeg
Javier Milei en el Foro Llao Llao 2024

Javier Milei en el Foro Llao Llao 2024

El empresariado coincide en que la dinámica de trabajo del presidente Milei lo vuelve inasible, incluso para el Círculo Rojo que apoya el programa libertario. “Faltan medidas para el campo. Tenemos muchos visitantes inversores, pero están esperando ver qué hacemos nosotros”, dijo Eduardo Elsztain en un encuentro con periodistas.

El multimillonario empresario es el dueño del Hotel Libertador, que alojó a Milei durante la campaña electoral y hasta que finalmente se mudo a la Quinta Presidencial de Olivos. Elsztain es también dueño de la desarrolladora de Real State IRSA Propiedades, con acciones en el Banco Hipotecario y líder de Cresud y BrasilAgro, que administra y siembra 254.000 hectáreas por campaña.

Guillermo Francos, el negociador designado

En Industria, todo el personal en funciones responde al ministro de Economía, Toto Caputo. La designación de Guillermo Francos en la Jefatura de Gabinete y el arribo lento del "ministro" desregulador Federico Sturzenegger, pueden abrir el juego a interlocutores más cercanos a Milei. “Hay un cambio en el sistema de toma de decisiones del gobierno, que intenta suplir la ausencia de escucha y de presencia por parte del Presidente”, dijo una fuente empresaria.

Por caso, fue Francos el que abrió las puertas de la Casa Rosada para un conjunto de empresarios de Industriales Pymes Argentinos (IPA), que lidera Daniel Rosato.

"Francos nos escuchó y pudimos plantear la amenaza del ingreso de productos importados sin controles. Hablamos de la ley Pymes y fuimos escuchados detenidamente sobre nuestros padecimientos, la falta de ventas y de productividad”, dijo Rosato luego del encuentro con el jefe de Gabinete.

Hace más de cinco meses IPA hizo un pedido de audiencia con el ministro Caputo, pero nunca se concretó.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://x.com/GAFrancosOk/status/1803152229882536010&partner=&hide_thread=false

La dirigencia pyme está buscando su propia ley de Promoción Industrial, una compensación al Régimen de Impulso a las Grandes Inversiones (RIGI).

"Eso significa dotar de recursos suficientes, desde el Estado, a políticas para impulsar sectores industriales que reclaman apalancamiento", explica y recuerda que Sturzenegger está en contra de las "políticas de promoción".

“No hay contraparte válida”, explicó a Letra P un empresario que paga 120 sueldos por mes.

Javier Milei en su burbuja: gobernador, puesto menor
milei en su burbuja: intendentes llamando a houston

También te puede interesar