Elecciones 2023

Sergio Massa, un aliado inesperado de Jorge Macri para ganar en primera vuelta

El candidato del PRO en la Ciudad apuesta a un artículo de la Constitución porteña para consagrarse en el recuento definitivo y el postulante de UP preferiría no estirar la contienda. ¿Pedirá que Santoro se baje?

El candidato a jefe de Gobierno porteño de Juntos por el Cambio (JxC), Jorge Macri, quedó a un paso de conseguir una victoria en primera vuelta (necesita el 50% más uno), pero ese partido se terminará de definir con el recuento definitivo de los votos en el que se excluyen los blancos y nulos, por lo que el ministro larretista se ve ganador, a lo que le suma un aliado inesperado: el candidato presidencial de UP, Sergio Massa.

Si bien Macri sabe que está muy cerca de conseguir una victoria en primera vuelta, en la previa electoral le resultaba indiferente si su rival en el mano era su par de Unión por la Patria (UP), Leandro Santoro, o el de la Libertad Avanza, Ramiro Marra. Tenía una confianza ciega en que la UCR no quitaría los pies del plato, a pesar de la lejanía que se demostraron con Martín Lousteau durante toda la campaña, que fue coronada con una única foto a horas de la veda.

Pero hay una instancia previa que puede definirlo todo: el escrutinio definitivo. La Constitución de la Ciudad establece, en su artículo 96, que para el recuento de votos deben excluirse los blancos y nulos. Es decir que, a partir del miércoles, la Justicia debe sacar de la ecuación el 11,22% de los sufragios que no fueron a ninguna oferta electoral. Ese cambio matemático le permitiría a Macri, confían en su entorno, reducir la masa de votos totales y coronar una victoria en primera vuelta en el escritorio. Para evitar quejas opositoras, el primo de Mauricio Macri podrían contar con el impensado apoyo de Massa, que también ve con buenos ojos evitar la segunda vuelta porteña.

El tigrense estaría convencido de que el aparato del PRO en la Ciudad puede ser un factor de riesgo si se vuelca a favor de Javier Milei, y por eso en el caso de que se mantenga la segunda vuelta porteña, admiten fuentes calificadas, no descartaría pedirle a Santoro que se baje. "La presión va a ser fenomenal", se atajan en el peronismo.

Si eso no ocurre, igual Macri confía en que podrá retener todos los votos del radicalismo. Para darle una señal a la UCR, el ministro de Gobierno sumó a la mesa de coordinación de campaña a la titular del centenario partido en la Ciudad, Mariela Coletta, para dejar en claro de que tampoco plantearía un esquema 100% PRO puro en su futura administración. El gesto llegó después de nombrar a una macrista, como es la actual ministra de Espacio Público, Clara Muzzio, como compañera de fórmula.

En el eventual mano a mano con Santoro, cuya cuna política fue la UCR, Macri cree que la merma de votantes radicales sería muy poca como para complicar sus chances. "Contra cualquiera ganamos. No es como en 2015 (donde el PRO logró una victoria por un margen pequeño) porque los candidatos rivales no son buenos", analizó uno de los integrantes de la mesa chica del ministro de Gobierno.

Macri tampoco quiere tener una relación cordial con Lousteau. Aunque en público evite hacer referencia explícita, en privado todavía hay mucho enojo en las filas del PRO por la negativa del senador a salir reconocer rápidamente el resultado de las PASO. Los gestos entre ambos fueron nulos desde las PASO y el fin de la campaña los obligó a una foto "actuada".

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2Fjorgemacri%2Fstatus%2F1715069371859575137&partner=&hide_thread=false

A esa instantánea se llegó incluso con el malestar latente del ministro de Gobierno por lo que consideró una "campaña sucia" de Lousteau iniciada por el debate sobre la legalidad de su candidatura por ser intendente de Vicente López. En el radicalismo sostienen que el exjefe comunal hizo lo propio, al pegar afiches que recordaban el pasado del senador como ministro de Economía y la firma de la resolución 125 que desató el conflicto entre el kirchnerismo y el campo en 2008.

Santoro, por su parte, ya adelantó que buscará al votante del radicalismo. "Voy a ir a seducirlos. Por eso quiero una administración de coalición donde la UCR tenga espacios, como también el peronismo", afirmó el candidato de UP. En el PRO están convencidos de que el diputado no conseguirá su objetivo.

Jorge Macri y Martín Lousteau, precandidatos a jefe de Gobierno de Juntos 
Jorge Macri tiene a su equipo preparado para buscar una victoria en primera vuelta.

También te puede interesar