19N SEGUNDA VUELTA

Con la mira en el Congreso, los gobernadores de JxC se desentienden del ballotage

Los diez mandatarios ya funcionan como un bloque y definieron no apoyar ni a Massa ni a Milei. Piden que no se rompa el frente para mantener la presencia legislativa. Jorge Macri, el único ausente.

Los gobernadores de Juntos por el Cambio se reunieron este miércoles para definir una posición sobre el ballotage y optaron por la avenida del medio: declararon libertad de acción, pero pidieron mantener la unidad del frente para preservar su presencia en el Congreso. El encuentro se realizó en la sede del Banco de Corrientes de la Ciudad de Buenos Aires, horas después que la cúpula de la UCR, liderada por el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, cuestionara a la excandidata Patricia Bullrich por haber anticipado su apoyo al libertario Javier Milei.

Los mandatarios se mostraron como garantes de la continuidad de JxC y consideraron necesario no involucrarse en la contienda del 19 de noviembre que los tiene como testigos. Fue un mensaje a Bullrich, pero también a Morales, a quien sus colegas acusan de trabajar en las sombras para la candidatura del oficialista Sergio Massa.

"Más allá de nuestras posiciones personales, nuestro deber en este momento no es determinar quién será el próximo presidente, sino reafirmar los valores fundacionales de Juntos por el Cambio, constituyéndonos como la principal oposición en el Congreso con la mayor presencia territorial en el país, dedicada a proteger las instituciones y supervisar al gobierno que resulte electo el próximo 19 de noviembre", cerró el larguísimo comunicado firmado por los gobernadores de JxC.

Para que no queden dudas de la búsqueda de ecuanimidad, el texto tuvo párrafos contra Massa ("Nos resistimos al populismo económico que nos puso de rodillas frente al flagelo de la inflación, hija de un gobierno fiscalmente irresponsable") y también contra Milei ("Un país no se moderniza negando en nombre de la libertad los derechos civiles más esenciales y subiéndose a los problemas del presente para impugnar la democracia").

32f5454a-4767-4637-acba-4c1fe5096d6d.jpg

La reunión fue organizada el domingo por el anfitrión, el gobernador correntino Gustavo Valdés, de la UCR; y los electos por el PRO Ignacio Torres (Chubut) y Rogelio Frigerio (Entre Ríos), quien ese mismo día, minutos después de ganar, fue felicitado por Milei, pero no le devolvió el saludo. El posicionamiento de Bullrich a favor del libertario y el posterior rechazo a su postura de la UCR obligó a los mandatarios a refinar su posición para no aportar leña al fuego.

El único ausente y sin representantes fue Jorge Macri, electo por la Ciudad. "No quisimos comprometerlo", explicaron los organizadores. Por temas particulares no fue estuvo el puntano Claudio Poggi, pero envió a su vice, Ricardo Endeiza. Tampoco estuvo el radical santafesino Maximiliano Pullaro, cercano al senador Martín Lousteau. Está de viaje y lo representó el excandidato a diputado Juan Cándido.

Participaron los gobernadores Alfredo Cornejo (Mendoza), Marcelo Orrego (San Juan), Leandro Zdero (Chaco) y Carlos Alberto Sadir (Jujuy), que llegó acompañado por Morales, a quien le esperaba un fuerte reproche de por haber dicho que Macri y Bullrich se habían ido de Juntos por el Cambio. Cornejo manifestó su bronca antes de ingresar.

"Ni Morales ni nadie define quién está adentro. Bullrich tuvo una expresión individual, legítima, de convicción y me parece bien. Pero ninguno de los tres partidos constitutivos del frente se ha expresado. Argentina necesita unido a JxC", señaló el mendocino, en un breve contacto con la prensa.

Puertas adentro, la discusión no pasó a mayores. "Lo que Morales tiene que entender es que cualquiera puede decir que apoya a un candidato, pero dejar claro que es a título personal y hacerse cargo", lo cuestionaban los mandatarios. El jujeño ya no tenía ganas de pelear y aceptó la opinión de sus pares.

Unidad y Congreso

A medida que fueron ingresando, los gobernadores, que durante la tarde habían intercambiado bosquejos de borradores, repetían los mismos conceptos: mantener unido a JxC, conservar el rol opositor y sostener la presencia legislativa, integrada por 24 senadores y 93 diputados desde el 10 de diciembre. Será una herramienta útil para que los jefes territoriales puedan negociar con el gobierno de turno.

0b13ae37-9e89-470f-8dea-fb55b061871d.jpg

El primero en entrar al Banco de Corrientes fue Frigerio, quien habló de "preservar los valores de JxC" como consigna para no romperse. Torres, uno de los mandatarios electos más activos en la campaña de Bullrich, que tuvo contacto con ella y con Macri durante la mañana, se preocupó en aclarar que nada tiene que ver con el apoyo de la exministra a Milei.

"Fue una declaración a título personal. Pero no podemos creer que los votos son transferibles ni arrogarnos la posición del partido. Los 10 gobernadores tenemos que tener responsabilidad ejecutiva y no rifarnos al mejor postor", señaló el aún senador nacional, quien también pidió sostener "el peso relativo que tiene JxC en el Congreso, con un rol opositor". Más enfático fue Valdés. "Los gobernadores somos oposición y vamos a seguir trabajando como oposición", dijo.

carrio: macri siempre jugo para milei
morales y lousteau echaron en vivo a macri y a bullrich de jxc

También te puede interesar