CIERRE DE LISTAS

Cómo es el reglamento de UP para integrar las listas y por qué perjudica a Daniel Scioli

El detalle que agravó la guerra entre el kirchnerismo y la Casa Rosada. Pisos y porcentajes en las ocho secciones de Buenos Aires. Avales, la clave.

El acuerdo al que llegaron a regañadientes Máximo Kirchner y Daniel Scioli, que derivó en el explosivo comunicado del PJ bonaerense difundido en el día del cierre de alianzas, establece duras pautas para quien pierda la interna en la provincia de Buenos Aires. En principio, deberá superar el piso del 30 por ciento. Letra P accedió al documento que establece con detalle cómo es el mecanismo que se aplicará para conformar las listas seccionales para las elecciones generales de octubre. A continuación, cómo es el reparto, sección por sección, y por qué el reglamento complica a la línea interna Casa Rosada, que impulsa a la presidencia al embajador argentino en Brasil y a Victoria Tolosa Paz en la pelea por la gobernación bonaerense.

El texto establece un entrecruzamiento diferenciado en función del género de la persona que encabece las listas. Dependerá de si las nóminas que entren en competencia están encabezadas ambas por personas del mismo género o no. El objetivo es respetar la paridad establecida por ley.

Primera sección

Por esta región del norte de Buenos Aires se pondrán en juego quince bancas de la Cámara de Diputados. En caso de que las listas en disputa estén encabezadas por personas del mismo género, la nómina derrotada se quedará con los lugares 8° y 13° de titulares y el 3° de suplentes; si las listas son encabezadas por representantes de diferente género, se quedará con los lugares 9° y 14° de titulares y el 4°, de suplentes.

Segunda sección

La región pone en juego cinco senadurías. En caso de que las listas en disputa estén encabezadas por personas del mismo género, la nómina derrotada se quedará con los lugares 5° de titulares y el 3° de suplentes; si las listas son encabezadas por representantes de diferente género, se quedará con el 4° lugar de titulares y el 2° de suplentes.

Tercera sección

La sección más grande de la provincia en cantidad de electores pondrá en juego nueve senadurías. En caso de que las listas en disputa estén encabezadas por personas del mismo género, la nómina derrotada se quedará con los lugares 7° de titulares y el 3° de suplentes; si las listas son encabezadas por representantes de diferente género, se quedará con el 6° lugar de titulares y el 2° de suplentes.

Cuarta sección

Se ponen en juego catorce diputaciones. Igual género: la lista perdedora se queda con los lugares 7° y 12° de titulares y 3° y 8° de suplentes. Si los géneros son diferentes, se quedará con los lugares 6° y 11° de titulares y el 2° y 7° de suplentes.

Quinta sección

Se ponen en juego 11 bancas de la Cámara de Diputados. Igual género: 7° y 12° (titulares) y 1° y 4° (suplentes). Si las listas tienen diferentes géneros, el derrotado se queda con el lugar 6° y 11° (titulares) y el 3° y 8° (suplente).

Sexta sección

En esta región se pondrán en juego seis bancas del Senado. En caso de que ambas nóminas estén lideradas por personas de igual género, el derrotado se quedará con 5° lugar (titular) y el 4° (suplente); géneros diferentes: 4° (titular) y 3° (suplente).

Séptima sección

En esta región se pondrán en juego seis bancas de la Cámara de Diputados. Si las nóminas están encabezadas por figuras del mismo género, la derrotada se quedará con los lugares 5° (titular) y 4° (suplente); de ser diferentes géneros, se quedará con el 4° titular y el 3° suplente.

Octava sección

Esta sección, que tiene la particularidad de ser un solo municipio, La Plata, pondrá en juego tres bancas para el Senado. Mismo género: 3° titular y 3° suplente para la minoría y, en caso de diferentes géneros, el 1° y 2° suplente.

Contra la minoría

Pese a las quejas que esgrimió Kirchner tras la negociación con Scioli, el esquema acordado desalienta la competencia interna para quienes se sienten en minoría, principalmente para quienes busquen un espacio en la Legislatura de Buenos Aires, ya que, en todos los casos, difícilmente logren lugares expectantes; incluso más teniendo en cuenta que el peronismo pelea contra sí mismo por haber hecho una buena elección en 2019 –son las bancas obtenidas en aquel momento las que se ponen en juego ahora– y hoy no está bien ranqueado en la carrera, por lo que podría caer el número de sus representantes legislativos a partir del 10 de diciembre.

Muerte a la V

El reglamento establece, además, que los candidatos a intendente y a cargos legislativos no podrán ir colgados de dos boletas de postulantes a la gobernación, por lo que deberá respetarse a rajatablas el esquema de la “I”: cada candidato presidencial deberá tener sus propios en todos los tramos. La versión más acabada de “armate tu propia lista”.

También hay restricciones en cuanto a los avales. La norma marca que cada candidato deberá tener un 50 por ciento de avales del Partido Justicialista (PJ) y, de los restantes, un 20 por ciento deben ser de afiliados de los partidos Frente Renovador, Nuevo Encuentro, Partido para la Victoria, Kolina y Frente Grande y que representen al menos tres fuerzas políticas de las antes mencionadas.

Esto, según explicó una fuente que participó de las discusiones, implica una complicación para Daniel Scioli, ya que el precandidato no tendría problema en obtener avales del PJ, porque “el padrón no lo controla nadie”, pero podría tener dificultades para conseguir el 20 por ciento de los avales de los partidos antes mencionados. “¿Quién le va a dar un aval del Frente Renovador, de Nuevo Encuentro o del Partido de la Victoria?”, se preguntó el interlocutor de Letra P.

guerra total: cfk le puso la firma al comunicado-bomba del pj bonaerense
bajen a scioli, el grito de guerra de cfk

También te puede interesar