ELECCIONES 2023

Un mensaje de WhatsApp recalentó la interna del PRO santafesino

La disputa entre Bullrich y Larreta repercute en el armado de la Bota. Reproches por filtraciones indebidas. El frente de frentes, entre curitas.

ROSARIO (Corresponsalía Santa Fe) Si bien se esfuerzan intra muros por bajarle el tono, la interna en el PRO santafesino sigue hilvanando capítulos. El último chispazo se dio la semana pasada cuando trascendió un mensaje del presidente del partido Cristian Cunha, en el que señaló a la vicepresidenta Gisela Scaglia por filtraciones a periodistas de temas que debían ser tratados en el órgano institucional. Además, en el mismo mensaje también apuntó, sin nombrarlo, a un dirigente por negociar con otro partido su asistencia a las reuniones del frente de frentes, salteando las decisiones orgánicas del partido amarillo.

 

Cunha, que tributa en el ecosistema que rodea al vicepresidente del PRO nacional Federico Angelini, materializó su reclamo por WhatsApp, en el grupo del Consejo Consultivo interno, antes de la reunión del miércoles pasado con otros partidos de lo que será el frente amplio opositor. Su bronca tenía un destinatario claro: el sector del PRO Evolución, referenciado en el diputado Gabriel Chumpitaz y aliado firme del radical Maximiliano Pullaro, al que pertenece Scaglia. Como contó Letra P, ambos sectores hace rato tienen cruces pero intentan que no trasciendan públicamente. 

 

En el mensaje que envió al grupo, Cunha se quejó concretamente de que hubo periodistas que lo consultaron sobre un supuesto enojo de Scaglia por no ser autorizada a asistir a una reunión referida al armado del frente de frentes, pero que a la siguiente reunión del Consejo la vicepresidenta del partido no asistió ni planteó ese enojo. “Creo que el ámbito y lugar para debatir de quién debe ir es el propio seno del consejo nuestro y no con periodistas para que luego llamen”, dijo.

 

Además de eso, también mencionó que “un legislador nacional del PRO en cuya persona se referencian integrantes de este Consejo” llamó a otro partido opositor para ver si podía asistir a una de las reuniones de negociación del frente de frentes, puenteando los mecanismos orgánicos del partido amarillo. “Quien pida permiso a otro partido para hacer tal o cuál cosa carece de criterio independiente y, por el contrario, puede inclusive obrar en contra de los intereses de nuestro partido”, disparó. 

 

En consecuencia, y para cerrar el texto, el presidente del PRO deslizó que “hay personas de este Consejo que debemos debatir junto a ellas si pueden participar de estas reuniones con otros partidos”, porque “pueden estar sus opiniones limitadas e influenciadas por los intereses de otro partido por encima del PRO”.

 

En el angelinismo, anoticiados de la filtración, le bajaron el tono. “Es un enojo como cualquier otro en un trabajo, nada más”. Las fuentes del PRO Evolución tampoco quisieron hablar mucho del tema, aunque deslizaron que en la relación con vaivenes se colaba la cuestión nacional: mientras que los de Angelini tributan a Patricia Bullrich, los liderados por Chumpitaz hacen gala de su relación con el jefe de Gobierno Horacio Rodriguez Larreta. 

 

En suma, si bien la bronca existió, ambos campamentos coincidieron en bajarle el tono e intentar que trascienda lo menos posible. Pesa el momento: mostrarse débil cuando en las últimas semanas se aceleró la negociación por el frente de frentes podría acarrear que el resto de los partidos opositores se tienten a pegarle un zarpazo a los lugares del partido amarillo. En el PRO parecen tener frescas las enseñanzas del Martín Fierro: si entre ellos se pelean, los devoran los de afuera.

 

Maximiliano Pullaro avanzó con reformas en la justicia.
Maximiliano Pullaro avanza sobre el Poder Judicial con la reforma previsional.

También te puede interesar