11|11|2022

Juntos contra el diálogo: JxC huele una trampa del Gobierno y se une en el No

09 de septiembre de 2022

09 de septiembre de 2022

Cree que el FdT busca incentivar la división en la coalición y rechaza las invitaciones personalizadas a Luján. Vigilia de sábado y oposición expectante.

Después de las discusiones por la negativa de la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, a condenar el atentado contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, la convocatoria al diálogo por parte del Gobierno funcionó como un catalizador para unificar posturas en Juntos por el Cambio (JxC). La dirigencia de la coalición opositora descree del llamado a “bajar un cambio” en el nivel de discusión que hizo el Frente de Todos (FdT); está convencida de que la invitación esconde un intento de generar más divisiones en una interna amarilla que ya está al rojo vivo de cara al 2023.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Esa idea es compartida por la totalidad de las figuras de JxC en donde cada una de ellas utilizó diferentes argumentos para rechazar la invitación a la misa organizada para el sábado en la Basílica de Luján. La convicción de que la verdadera intención del oficialismo es buscar profundizar las diferencias internas dentro de JxC es tal que ni siquiera se necesitó más que algunos mensajes para llegar a un acuerdo por el NO.

 

Durante la tarde del sábado, la plana mayor de JxC permanecerá expectante a las declaraciones de las principales figuras del oficialismo por si hiciera falta emitir un comunicado conjunto. La oposición supone que el kirchnerismo duro volverá a culpar a la oposición, a los medios de comunicación y a la Justicia del ataque a la vicepresidenta en las adyacencias de su casa en el barrio porteño de Recoleta. Como contó Letra P, la movida en Luján fue motorizada por La Cámpora y ya están confirmadas las asistencias del presidente Alberto Fernández, integrantes del gabinete nacional y funcionarios de primera línea del gobierno de Axel Kicillof, además de intendentes, intendentas y otros funcionarios. Si bien dio el visto bueno a la realización de la misa, la vicepresidenta no asistirá.

 

El abroquelamiento de la oposición llega a tal punto que hasta el diputado Facundo Manes rechazó ser parte de la misa en Luján. Cultor del diálogo, el neurocientífico que monta su compaña presidencial sobre el sello Empatía suele diferenciarse de sus colegas en JxC por su formar de relacionarse con el FdT. Sin embargo, esta vez, desde el sur, donde está de campaña, su entorno remarcó que había una imposibilidad de hacer coincidir agendas. 

 

“Manes no va a estar, porque esta semana está viajando por el sur del país y no va a estar en Buenos Aires ese día”, explicaron ante la consulta de Letra P. El diputado recibió no sólo los llamados del ministro de Interior, Eduardo de Pedro, sino también de parte de la curia. Quienes lo conocen remarcan que, si tuviera intención de estar, la distancia no sería un problema.

 

En las conversaciones que mantuvo con otros dirigentes, el legislador puntualizó que cualquier invitación al diálogo debía provenir mediante una vía institucional, es decir, que el Gobierno tendría que convocar a la Unión Cívica Radical (UCR) como institución y no a partes del partido. La tesitura de Manes del objetivo encubierto del oficialismo de buscar más divisiones en JxC con esta acción fue compartida con otros referentes del partido, como el senador Alfredo Cornejo; ambos compartieron una visita a La Plata el miércoles.  

 

Los restantes socios de la coalición llegaron a la misma conclusión después de que De Pedro buscara tender canales de diálogos con los principales dirigentes del PRO y de la Coalición Cívica (CC) en el Congreso. “Cualquier diálogo tiene que venir por los canales institucionales”, sostuvieron en el macrismo. 

 

Amén de esto, todos los candidatos presidenciales que tiene el espacio siguieron con su campaña. Bullrich continuó con sus encuentros programados, que incluyeron una clase para los alumnos de la Universidad Torcuato Di Tella; Manes visitó el sur del país, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, estuvo en Córdoba y hasta evalúa ir a Marcos Juárez. El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, volvió a desembarcar en el conurbano bonaerense y el expresidente Mauricio Macri retomó su agenda después de su viaje por Ruanda por sus labores como titular de la Fundación FIFA.