29|11|2022

La banda de "los copitos de nieve" negó conocer los planes de Sabag Montiel

07 de septiembre de 2022

07 de septiembre de 2022

El acusado de atentar contra la vicepresidenta dijo que su novia no tuvo "nada que ver" con el hecho. Indicios de "tareas de inteligencia". 

Brenda Uliarte, la novia de Fernando Sabag Montiel, negó su participación en el atentado contra Cristina Fernández de Kirchner que el jueves a la noche cometió su pareja, quien el martes aseguró que la joven "no tuvo nada que ver" con el intento de magnicidio. En la misma sintonía, sus amigos -que vendían copitos de azúcar con el acusado- dijeron no estar al tanto de las intenciones del detenido por el ataque contra la vicepresidenta.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

En tanto, la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) estableció la presencia del carro de copitos de Uliarte y Sabag Montiel en las inmediaciones de la casa de la expresidenta en los días previos al ataque, lo cual indica que hubo "tareas de inteligencia y planificación". 

 

Tras las declaraciones indagatorias, concretadas en los tribunales de Comodoro Py, la defensa adelantó que no pedirá la excarcelación a la espera de que la jueza federal María Eugenia Capuchetti resuelva la situación procesal. Mientras tanto, quienes tienen a cargo la investigación  seguían con la recepción de las pruebas obtenidas del análisis de filmaciones.

 

La joven es investigada por tentativa de homicidio, acusación que rechazó. Antes de iniciado el acto de indagatoria, le mostraron todas las pruebas, incluida el arma que empuñó Fernando Sabag Montiel el día que cometió el atentado contra la expresidenta y se mantuvo en esa posición. 

 

Por otro lado, la PSA desbloqueó  el teléfono celular de la joven, quien se había negado a proporcionar la clave de acceso, y "trabajaba sobre el aparato" este miércoles.

 

"No tuvo nada que ver", dijo el acusado de gatillar un arma contra la vicepresidenta en relación a Uliarte, su novia, en el juzgado de Capuchetti y luego se negó a declarar por segunda vez.

 

Por su parte, los cinco amigos que trabajan con los acusados en la venta de copos de nieve callejera ya declararon en calidad de testigos y aportaron sus teléfonos celulares, que son peritados por orden judicial. Allí aseguraron que no estuvieron al tanto del plan de Sabag Montiel y que luego de los hechos la novia se juntó con ellos.

 

Además, aseguraron que Uliarte también les dijo que no había visto a Sabag Montiel en los días previos al ataque, algo que las imágenes peritadas desmienten.

 

Tanto la jueza como el fiscal del caso, Carlos Rívolo, manejan la hipótesis de la "premeditación" en el ataque de la noche del jueves último cuando Sabag Montiel gatilló un arma contra la exjefa de Estado.