MIL DÍAS DE GESTIÓN KICILLOF

Del triunfo de la deuda, al empate con los estatales

El gobernador logró renegociar la mochila que le dejó Vidal y mantiene la paz con los gremios, pese a reclamos. Puertos, en pendiente. Recaudación y obras.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) En materia económica, uno de los problemas más acuciantes a resolver por el gobernador Axel Kicillof desde que asumió en Buenos Aires, hace exactamente mil días, fue la deuda que le dejó María Eugenia Vidal. En su primer año y medio de gobierno, la exgobernadora emitió bonos en dólares y euros por alrededor de US$ 5.000 millones. En el segundo tiempo vidalista se cerraron los mercados foráneos y la deuda empezó a transformarse en una bomba. En 2019, Vidal volvió a cruzar la General Paz dejando una deuda superior a los 11.000 millones de dólares y con el agravante de que el 85% estaba nominado en moneda extranjera.

 

En el inicio de su gestión, Kicillof debió enfrentar a uno de los grandes acreedores y peces gordos de la timba financiera global, el fondo Fidelity, que en febrero de 2020 se negó a la propuesta bonaerense de posponer la cancelación de un pago. Desde ese momento, la gestión del FdT puso en marcha un largo proceso de negociación -con sucesivas prórrogas- para el canje de la deuda que, en la segunda mitad de 2021, logró la adhesión del 98% de los acreedores. Según la Provincia, el alivio financiero para las arcas bonaerenses será de 4.600 millones de dólares hasta 2027. Aprobado.

 

Recaudación

En contraste con la era Vidal, la gestión bonaerense buscó darle un perfil progresivo a su política recaudatoria, para forjar una estructura tributaria asociada a la capacidad contributiva real. Eso quedó plasmado tanto en los operativos de fiscalización en barrios cerrados, edificios top y embarcaciones de lujo, como en las exenciones y moratorias a pymes. Pero en este rubro no todo es diferencia entre Vidal y Kicillof: ella impulsó el negocio del juego online como fuente recaudatoria y él lo puso en marcha.

 

La relación con estatales

Por fuera de las variables macro que escapan al tablero de control bonaerense, un aspecto donde gravita la Provincia en el termómetro cotidiano del bolsillo de miles de familias es en el salario de las trabajadoras y los trabajadores del Estado provincial. En el año en curso, frente a los pedidos de reapertura de paritarias de la tropa estatal el Ejecutivo viene teniendo rápida reacción. Días atrás anunció otra suba que, en lo que va del año, engloba un 70%. Las previsiones inflacionarias indican que esa cifra deberá reactualizarse. 

 

Con subas que van empardando la escalada de precios, estatales y docentes ponderan el diálogo fluido con la actual gestión, pero siguen reclamando por una recomposición del salario deteriorado en tiempos de Vidal. Fuentes gremiales dijeron a Letra P que, durante el vidalismo, la pérdida del poder adquisitivo merodeó el 30% y que en los primeros dos años de Kicillof solo se recuperó 5%.

 

Como sea, la relación con los sindicatos navega aguas mucho más calmas que durante la era Cambiemos. Este año, ATE solo convocó a un paro y no fue por cuestiones salariales, sino por la decisión de la Provincia de no dar feriado a la planta estatal en su día. Superada la pandemia, Cicop también desaceleró a cero el ritmo de protestas, más aún a partir de que asumiera al frente del gremio Pablo Maciel, de mayor sintonía con el oficialismo, algo que levanta quejas de sectores más combativos de la entidad. 

 

Recientemente, la AJB (Judiciales) fue la única entidad gremial que planteó un paro, previo al último anuncio de incremento. El Frente de Unidad Docente, por su parte, no realizó medidas de fuerza y apenas se registró un paro de la seccional Lomas de Zamora del Suteba, tras la represión de la Policía bonaerense a educadores que, paradójicamente, reclamaban mayor seguridad. 

 

Obras

Una fuente de recursos que la tropa intendentista de la oposición reclama que se institucionalice es el Fondo de Infraestructura Municipal (FIM). Menos burocracia y más agilidad y claridad en los desembolsos es la ecuación que trona en días de inflación galopante. Por fuera del FIM, la parálisis de obras significativas fue paisaje de la crisis en terreno bonaerense. Ante eso, Kicillof aceitó mecanismos para re determinar precios de obras para que las empresas contratistas vuelvan a activar sus máquinas.

 

Pavimentación y saneamiento en el conurbano, viviendas, refacción de hospitales y escuelas son trazos gruesos del plan de infraestructura que la actual gestión busca dotar de ritmo post pandemia. Es uno de los pilares del Plan 6x6 que Kicillof lanzó conjuntamente con su campaña por la reelección.

 

Producción

En materia productiva, el esquema de consorcios tejido por el vidalismo en el conglomerado de puertos fue puesto bajo la lupa por Kicillof en el arranque de su gestión; prometió una nueva ley de puertos que nunca llegó. Con dilación en algunos casos, el Ejecutivo fue nombrando sus alfiles al frente de cada puerto, reparto en el que gravitó La Cámpora, con Cecilia Comerio en San Nicolás, Gabriel Felizia (reporta a Fernanda Raverta) en Mar del Plata y Rodrigo Aristimuño en Rosales, este último, puerto que la Provincia apunta a erigir como el enclave petrolero nacional en medio de una disputa política local con el intendente Uset (PRO).

 

En el gobierno destacan la reactivación de la operatividad portuaria, mostrando que en el primer trimestre de 2022 se movilizaron 12,1 millones de toneladas, 15,6% más que en el mismo periodo de 2021. Sin embargo, la cantidad de contenedores se redujo 1,3%.

 

En el ámbito agropecuario, Kicillof quedó a salvo de la munición gruesa disparada contra el gobierno de Alberto Fernández. El sector pondera el diálogo fluido que tiene con el ministro de Desarrollo Productivo, Javier Rodríguez. Un aspecto distintivo fue la incorporación en la Mesa Agropecuaria de representantes de la agricultura familiar y de mujeres rurales.

 

Kicillof atiende un reclamo de larga data del sector: con el plan de mejora de caminos rurales lanzado a mediados de 2020, lleva más de 3.000 kilómetros refaccionados en más de 100 municipios, afirma la Provincia. De todos modos, una encuesta de Carbap muestra que el estado de la red vial sigue siendo un fuerte reclamo del sector, mientras que continúa la crítica a dos tributos: el Inmobiliario Complementario y a la Herencia.

 

La nueva SIDE de Javier Milei. 
Reunión de intendentes y presidentes comunales del peronismo de Santa Fe en la localidad de Pérez .

También te puede interesar