#TODOSPORCRISTINA

Con la defensa de CFK como bandera, el FdT arma un tour preelectoral

El itinerario arranca el 9 en Santiago del Estero y luego se moverá por otras provincias. Refuerzo a la unidad y al sello mientras se calma la economía.

Con la defensa de Cristina Fernández de Kirchner como bandera, el Partido Justicialista (PJ) y los demás sellos que componen el Frente de Todos saldrán de gira por el territorio nacional, en un tour que comenzará el 9 de septiembre en Santiago del Estero, incluirá varias estaciones y tiene, entre otros objetivos, reforzar la unidad en año preelectoral.

 

“Entusiasma, nos da motivos para movilizarnos, refuerza la unidad y el sello del FdT”, le dijo a Letra P el titular de uno de los partidos del espacio que participó este martes de la reunión que se celebró en la sede nacional del PJ, donde se reunieron todas las fuerzas que componen el oficialismo en defensa de Cristina.

 

La decisión de llevar el cónclave del PJ y sus aliados a Santiago del Estero se cerró de una forma tan veloz y concreta, que dejó en la dirigencia reunida en el primer piso del edificio ubicado en la calle Matheu la certeza de que había sido cocinada con anterioridad en la cúpula del oficialismo.

 

Fue el presidente del PJ santiagueño y senador nacional José Neder quien propuso a su provincia como sede, ya con la fecha incluida. La exgobernadora catamarqueña Lucía Corpacci, una de las vicepresidentas del partido, lo anunció frente a todos los asistentes. Hubo un rápido asentimiento general, que mostró que la moción ya había sido aprobada en la previa por los principales involucrados en la decisión. Cristina y el gobernador de la provincia, Gerardo Zamora, tienen un vínculo fluido y se reúnen con frecuencia en el Senado. La esposa del mandatario, Claudia Ledesma Abdala, es la presidenta provisional de la Cámara alta.

 

La reunión del PJ tenía, claramente, el visto bueno de la vicepresidenta. Entre los asistentes hubo una nutrida presencia cristinista que excede a los asistentes habituales con cargo institucional como Eduardo de Pedro, Cristina Álvarez Rodríguez y Axel Kicillof. En la mesa tuvieron lugar la matancera Verónica Magario, las exsenadoras María de los Ángeles Sacnun y Nancy González, la secretaria administrativa del Senado, María Luz Alonso, la titular de la ANSES, Fernanda Raverta, y la legisladora porteña Lucía Cámpora, muy activa en la corrección del documento final. 

 

La definición, veloz, contrastó con lo que había sucedido el jueves 25, en la que fue una reunión improvisada de la que Alberto Fernández, titular del partido, participó vía Zoom.  Aquella tarde, el Presidente llegó con la idea de anunciar la fecha concreta de una marcha en defensa de su excompañera de boleta. Lo detuvieron sus colaboradores más cercanos, que le recordaron que cualquier movimiento de ese tipo requeriría de un acuerdo previo con ella. En el oficialismo entienden que será la vicepresidenta quien tome la temperatura de la calle y defina los futuros.

 

Por lo pronto, el FdT ya definió los próximos movimientos. Este sábado, Cristina hablará en el Congreso que el PJ Bonaerense, que preside Máximo Kirchner, en la quinta La Colonial del Parque Municipal Néstor Kirchner, en Merlo. El predio es el mismo que utilizaron la exmandataria y Fernández para mostrarse juntos por primera vez en público, luego de que se anunciara la fórmula presidencial, en mayo de 2019. El FdT cerró allí también la campaña de las elecciones legislativas 2021, en un clima interno de extrema tensión.

 

Cristina será la única oradora del acto al que concurrirán todos los dirigentes del peronismo bonaerense, congresales y referentes territoriales, intendentes y el gobernador de la provincia, Axel Kicillof. Por tratarse de un congreso partidario provincial no estará el presidente Fernández, según dijeron a Letra P fuentes de la Casa Rosada.

 

Una semana después será el turno de Santiago del Estero, donde no solo se movilizará el PJ si no todos los demás partidos que forman el FdT y cuyas cabezas participaron de la reunión del martes, en la sede de Matheu. El documento que se hizo público después de la reunión también estaba cerrado en la previa. Durante el encuentro se le hicieron tres agregados y modificaciones. Una tuvo que ver con la referencia a los espacios políticos que forman la coalición oficialista, al lado de la mención al Consejo Nacional del PJ. Las otras dos fueron la referencia al contexto de persecución a líderes latinoamericanos y la definición sobre el viaje a Santiago del Estero.

 

A las tierras de Zamora sí viajaría Fernández, en su calidad de titular del PJ Nacional. La provincia tiene una ventaja por sobre otros distritos gobernados por el oficialismo. Zamora es cristinista de origen radical y en su terruño no hay internas peronistas que puedan generar inconvenientes a la hora de la visita. Además, la provincia no elige gobernador en 2023. El escenario político está libre para el despliegue de defensa cristinista. Será la primera parada para mostrar músculo y movilización. El conglomerado oficialista promete un itinerario con más viajes a otras provincias.

 

Este martes, entre los asistentes a la sede del PJ estuvieron los titulares de los partidos aliados, entre ellos el del Frente Renovador, Pablo Mirolo, una cara menos conocida en la política nacional, pero cuya presencia tiene un peso particular. Ex intendente de La Banda, la segunda ciudad en importancia de Santiago del Estero, asumió en mayo como vicepresidente de Ferrocarriles Argentinos Sociedad del Estado (FASE), por lo que responde directamente a Massa. Durante la reunión, Mirolo mantuvo el silencio aunque en la previa había conversado con varios dirigentes con su claro apoyo a la decisión. Si bien el ministro de Economía mantiene el bajo perfil en lo que respecta al frente judicial de Cristina, el FR participa de todas las actividades y comunicados del FdT en defensa de la vicepresidenta. "Cada cual está cumpliendo su rol", apuntó un dirigente muy cercano a la expresidenta sobre la discreción de Massa. 

 

El martes, Cristina se reunió en el Senado con integrantes de los bloques oficialistas. A su izquierda se sentó Cecilia Moreau, presidenta de la Cámara de Diputados y sucesora de Massa, que también tomó la palabra para defender a la vicepresidenta. Las filas están cerradas. En el oficialismo apuntan, incluso, que al titular del Palacio de Hacienda le conviene que, mientras acomoda las cuentas públicas y recorta presupuestos, el foco esté puesto en la ola de unidad que generó la situación judicial de la vice. Abroquelado en torno a ella, el FdT volvió a darle soporte a la militancia y cree que así llegará fortalecido a 2023, cuando comience la campaña. Para entonces, también tendrá que dar buenas noticias económicas.  

 

“Fijate nuestras caras cuando salimos hoy de acá y comparalas con lo que pasó a la salida del almuerzo del PRO”, chicaneó un diputado del FdT el martes en la puerta del edificio de Matheu, de donde la dirigente frentetodista salía con el horizonte puesto en Santiago del Estero. En tanto, la movilización del 17 de octubre no está en discusión, pero todavía no fue anunciada: el FdT quiere aprovechar el reverdecer de la unidad oficialista para definir los próximos pasos.

 

Axel Kicillof y su equipo de gobierno en la marcha de la CGT. Foto: Pilar Camacho.
Karina Milei va a Chubut para ordenar la dispersión de La Libertad Avanza con Treffinger borrado

También te puede interesar