AFTER OFFICE | CONCEJO ROSARINO

Esperando a la presidenta, faltazos inesperados y fuego cruzado por CFK

Sin sesión hasta su vuelta, la ausencia de María Eugenia Schmuck se hace sentir en el Palacio Vasallo. Muchas comisiones ni siquiera tuvieron cuórum.

ROSARIO (Corresponsalía Santa Fe) La ausencia de la presidenta del Concejo, María Eugenia Schmuck, se hace sentir. Tras el receso, el cuerpo legislativo sesionó dos semanas seguidas y acordó que la próxima sería en tres semanas, es decir el próximo jueves 1° de septiembre. El esquema fue fijado de esta manera porque la radical tenía previsto un viaje con su familia. Algunos ediles y edilas de la comisión de Planeamiento se relajaron tanto que se olvidaron de participar de una de las actividades más importantes. La figura de Cristina Fernández de Kirchner sirvió de excusa para un nuevo cruce entre el peronismo y el socialismo y sacudió la modorra de una semana de baja intensidad. 

 

El viaje de la presidenta

Ausente con aviso, Schmuck (Arriba Rosario) pasea por Estados Unidos mientras el trabajo en el Palacio Vasallo baja su intensidad. Quienes frecuentan los pasillos del edificio aseguran a Letra P que la "la activida está planchada". Pese a tener un vicepresidente primero (el peronista Lisandro Cavatorta) y un vicepresidente segundo (el PRO Alejandro Roselló), el acuerdo de gobernabilidad le permitió al oficialismo acomodar las fechas para que el cuerpo no sesione sin su presidenta. "Se frenó todo con el viaje porque la que se encarga de los armados y la rosca es ella", resumen a este medio. Aunque el acuerdo es amplio y transversal, por lo bajo algunos concejales y concejalas reniegan. 

 

El plazo de tres semanas entre la última sesión y la siguiente provocó que afloje la actividad en comisiones. Es más, esta semana muchas de ellas ni siquiera tuvieron cuórum. "La cantidad de expedientes es menor porque al no haber sesión no entran nuevos", explica otra fuente y cuestiona que "tampoco se usó el tiempo para avanzar en temas de profundidad". 

 

Faltazos en Planeamiento

La comisión de Planeamiento y Urbanismo se trasladó esta semana al recinto de sesiones para recibir a referentes de distintos barrios populares de Rosario, quienes llevaron sus problemas territoriales, en el marco de la Aceleradora para la Urbanización. “El objetivo es que podamos desarrollar algunos proyectos de una manera más operativa, por los aportes que traen ustedes desde sus barrios”, aseguró Juan Monteverde (Ciudad Futura), quien encabezó la actividad. 

 

Además de Monteverde, solo estuvieron presentes Verónica Irizar (Bloque Socialista) y María Fernanda Gigliani (Iniciativa Popular). El resto de los ediles y edilas que integran la comisión de Planeamiento pegaron el faltazo. Jesica Pellegrini y Pedro Salinas (Ciudad Futura), Julia Irigoitia (Todos Hacemos Rosario) y el titular de la Oficina Municipal del Consumidor, Antonio Salinas, se sumaron a escuchar a los vecinos y vecinas. 

 

Fuego cruzado por CFK

La Causa Vialidad también tuvo eco en el Palacio Vasallo. Ediles y edilas de casi todos los bloques se manifestaron en redes sociales tanto para apoyar a Cristina Fernández de Kirchner como para pegarle. El cruce más resonante fue el que tuvo Marina Magnani (Todos Hacemos Rosario) con la diputada provincial Clara García. Tras un tuit de la socialista haciendo referencia al exgobernador Hermes Binner y su “transparencia”, la concejala de La Cámpora le respondió con una serie de noticias que vinculan al partido de la rosa con el empresario narco Luis Medina, asesinado en 2013. 

 

Biocombustibles fue uno de los temas que tocaron los funcionarios nacionales y la Región Centro
El gobernador Maximiliano Pullaro y el resto de las figuras de Unidos para Cambiar Santa Fe.

También te puede interesar