26|9|2022

La candidatura a la gobernación de JxC también parte aguas en Río Cuarto

25 de julio de 2022

25 de julio de 2022

Radicales como Abrile se inclinan por Juez, pero Losada, el titular de la UCR local, pide internas. Quiénes apuestan por De Loredo. Miedo a los personalismos. 

RÍO CUARTO (Corresponsalía Córdoba) A fuego lento. Así se cocina la interna de Juntos por el Cambio (JxC) en esta ciudad, donde los consensos en el frente opositor todavía no coagulan. Como sucede en la provincia, los caminos se bifurcan en tres encrucijadas: quién debe quedarse con la candidatura a la gobernación, cuál será el mecanismo de selección y si hoy es momento o no de dar esa discusión. Las preferencias por Luis Juez, por Rodrigo de Loredo e incluso por una fórmula integrada por el binomio ganador de las legislativas de 2021 van trazando alineamientos que se entremezclan con las posturas a favor de definir candidaturas por medio de una interna, a través de encuestas o en una rosca que dé a luz una lista de unidad.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Los tres dirigentes más activos y con aspiraciones en la política riocuartense se mostraron decididos a la hora de explicitar a quién apoyan. El candidato a intendente por JxC en 2020, el médico Gabriel Abrile, enrolado en la corriente Fuerza Renovadora de la UCR provincial pero sin referentes nacionales, sostiene que el mejor posicionado para llegar al Panal es Juez y confía en que se logrará una lista de unidad. En eso coincide uno de sus últimos rivales internos, Gonzalo Luján, que recientemente se ubicó bajo el paraguas de Facundo Manes. Sin embargo, el extitular del PAMI local en la era Cambiemos –hoy en el llano–, se inclina por un binomio con los dos hombres fuertes que dejaron las legislativas de 2021. 

 

Una opinión discordante aporta el referente de Evolución Radical, Gonzalo Parodi, quien respalda a De Loredo y sostiene que las candidaturas se deben perfilar sobre las encuestas. En el mismo sentido va la postura del concejal y referente del Frente Cívico, el juecista Pablo Benítez, para quien no habrá internas sino una definición sobre la base de una cartera de sondeos de opinión, tal como viene pregonando el senador desde hace meses. Asegura sin dudar que Juez lidera la intención de voto y debe encabezar la lista. Además, adelanta que ya cerraron trato con el Foro de Intendentes Radicales de Córdoba para salir de gira y sumar autoridades municipales de tierra adentro.

 

Muy distinta es la opinión del legislador provincial Benigno Antonio Rins, referente radical ubicado bajo el paraguas del comité nacional que preside el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, y del titular del partido a nivel local, Gonzalo Losada. No se inclinan ni por Juez ni por De Loredo, y plantean la necesidad de elecciones internas.

 

Por su parte, el referente del Pro Julián Chasco, uno de los que se cobija bajo el ala de la titular del partido amarillo, Patricia Bullrich, se inclina por la figura de Juez, a quien considera como el mejor posicionado de cara a las elecciones del año que viene. “Necesita unir todas las puntas y que nadie vaya por afuera, porque no lo veo derrotado ni mucho menos al justicialismo. A De Loredo lo veo como candidato a vice o a intendente de Córdoba”, apuntó en diálogo con Letra P. Además, se inclina por las encuestas como método para legitimar los nombres y el orden de la fórmula y las listas.  

 

El futuro inmediato, condicionado por la enorme crisis económica y política del país y por un fenómeno que no tiene nada que ver con esa agenda pero es igualmente insoslayable, como el Mundial de Qatar de noviembre, parece de doble faz en JxC. Por un lado, hay una ponderación general del ordenamiento que produjo el resultado de las elecciones legislativas de 2021 pero, al mismo tiempo, más de uno abre el paraguas ante el riesgo del personalismo, que en 2019 llevó a la alianza a una fractura y a la derrota electoral.

 

Consciente tanto del empuje como del peligro que encierran las aspiraciones de Juez y De Loredo, el radical Gonzalo Luján advierte que “es Juntos por el Cambio el que tiene chances, pero nadie las tiene por sí solo”. En el mismo sentido, se expresa Losada, para quien “el peor camino es que se impongan criterios que representen intereses personales”.

 

Por su parte, Parodi, jefe del bloque opositor al intendente Juan Manuel Llamosas en el Concejo Deliberante, aviva el fantasma de 2019 para ordenar a la tropa. Establece que cualquiera aspirante a la gobernación "que no sea Juez o De Loredo, sería funcional al peronismo”. Hay quienes señalan al sector del jefe del bloque de legisladores provinciales de Juntos UCR, Juan Jure, como el que quiere meter cuña.

 

Otra de las variables que condicionan el debate interno es la coyuntura política y económica nacional, marcada por una profunda crisis. “Hablar de candidaturas, hoy en día y con una inflación impredecible, es realmente temerario”, advierte Benigno Rins, preocupado por la desconexión entre el mundillo político y la sociedad.