27|7|2022

Avanza en Neuquén una comisión legislativa para controlar las represas

09 de junio de 2022

09 de junio de 2022

El proyecto busca monitorear el funcionamiento de las represas hidroeléctricas del Comahue ante el inminente vencimiento de las concesiones en 2023.

NEUQUÉN (Corresponsalía Patagonia) La comisión de Hidrocarburos, Energía y Comunicaciones de la Legislatura de Neuquén emitió despacho al proyecto que crea una comisión de seguimiento del funcionamiento de las represas hidroeléctricas del Comahue ante el inminente vencimiento de las concesiones a partir de 2023. El objetivo del nuevo cuerpo parlamentario es que la provincia intervenga en la toma de decisión ante la adjudicación a las próximas concesiones en tanto titular del recurso, según indicó su impulsor, el diputado César Gass (UCR). 

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

La aprobación de la “Comisión de Seguimiento para el proceso de recuperación y traspaso de las represas hidroeléctricas de la región del Comahue” fue por mayoría, con el voto positivo de los bloques del oficialista Movimiento Popular Neuquino (MPN), Juntos por el Cambio (JxC), UP-FR, Siempre, FNN y CC-ARI, mientras que en contra se pronunciaron el Frente de Todos y el PTS-FIT. La propuesta avanza en el momento de mayor tensión entre el gobierno nacional y provincial, que puja junto a Río Negro por quedarse con el manejo de las hidroeléctricas. 

 

Al explicar la iniciativa, Gass enfatizó en la defensa de los recursos hídricos que le pertenecen a la provincia y en su capacidad generadora de energía eléctrica. Dijo que la comisión “dotará al gobierno nacional de herramientas” para la puesta en marcha de políticas eficientes en la materia. 

 

A su turno, el diputado Maximiliano Caparroz (MPN) destacó la composición de la nueva comisión y remarcó que “es necesario” que la Legislatura neuquina “se haga eco y pueda dar su mirada” desde de la comisión. Carlos Sánchez (UP-FR) indicó que el cuerpo representa la oportunidad de tener una “mirada local” no solo sobre el manejo de las hidroeléctricas, sino sobre la política energética en general. Karina Montecinos (CC-ARI) coincidió y agregó que constituye “una demanda de la ciudadanía hacernos cargo de los problemas locales” en la medida en que, según ejemplificó, “con el agua sucede lo mismo que con el gas: el caño pasa por al lado de la casa del vecino que no tiene el servicio”. En similar sentido se pronunció Laura Bonotti (Siempre) al solicitar no dejar pasar la oportunidad “de pelear para tener responsabilidad en los lugares de decisión sobre nuestros recursos”.

 

Lorena Parrilli (Frente de Todos) calificó de “falsa neuquinidad” la iniciativa al enmarcarla dentro del proceso electoral al interior del partido provincial de gobierno, al tiempo que pidió “respetar la ley”, en tanto el poder concedente es el Estado nacional según norma legal. En respuesta, Liliana Murisi (MPN) dijo que hablar de "falsa neuquinidad es descalificar lo que es una obligación de los legisladores defender” y explicó que el vencimiento de las concesiones se rige por el decreto que las asignó hace 30 años y no por una cuestión política-electoral. Al igual que el resto de los legisladores, pidió también defender los recursos neuquinos en el marco de la comisión propuesta.

 

Desde la banca del PTS-FIT, Andrés Blanco también votó en forma negativa, pero lo hizo tras solicitar que las hidroeléctricas sean estatizadas y cuestionar las políticas energéticas de los gobiernos nacional y provincial.

 

La comisión, que tendrá una vigencia de un año desde la sanción de la norma que la crea, deberá recabar información sobre el estado de los aprovechamientos hidroeléctricos en cuestión. La integrarán el presidente de la Legislatura, dos legisladores propuestos por el partido gobernante y uno por los representantes de los bloques mayoritarios y un miembro del Poder Ejecutivo.