11|8|2022

Cuarta a fondo: Kicillof paseó su Plan 6x6 por una sección opositora

28 de junio de 2022

28 de junio de 2022

Visitó Trenque Lauquen, Rivadavia y Ameghino, del noroeste bonaerense, donde inauguró obras. Buena sintonía con el radicalismo. Críticas a los halcones.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) El gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, desembarcó fuerte en la Cuarta sección electoral, territorio hostil para el oficialismo. Como lo viene haciendo, las actividades llevan el sello de su Plan 6x6 con el que lanzó su camino a la reelección el año pasado. Este martes visitó Trenque Lauquen, Rivadavia y Florencio Ameghino, tres distritos gobernados por la oposición. Dos de ellos conducidos por el radicalismo, con quienes el mandamás bonaerense mantiene buena relación. Se notó en los discursos. Días atrás lanzó para esa misma región las obras de la ruta del cereal, un reclamo histórico del sector agroindustrial en el noroeste.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

La Cuarta sección es un territorio complejo para el peronismo. Ni siquiera con una imagen en caída de Mauricio Macri y un Frente de Todos pujante en 2019 logró una victoria en esa región, que, pese a tener sólo algo más de 500 mil electores, tiene una fuerte representación en la Legislatura (14 diputados y 11 senadores), tercer lugar en representantes después de las populosas Primera y Tercera secciones electorales, que ocupan el conurbano bonaerense. Tanto en 2019 como en 2021, la oposición ganó allí por un margen mayor a los 20 puntos porcentuales.

 

Las actividades de Kicillof comenzaron temprano, por la mañana. La primera parada fue Trenque Lauquen, donde junto al intendente radical Miguel Ángel Fernández reinauguró la Escuela Primaria N° 1. La buena sintonía del gobernador con el jefe comunal de la UCR fue evidente durante el acto. Fernández tuvo un mensaje conciliador. Afirmó que estaban allí para “construir futuro” y que para eso se necesita “confianza entre los argentinos”, tener “escucha, comprensión y tolerancia”. Incluso citando a Kicillof cuando lanzó las obras de la ruta del cereal habló de la importancia del rol del Estado y de la necesidad de que éste dé igualdad de oportunidades. Finalmente, pidió construir “unidad nacional”.

 

Kicillof devolvió las gentilezas, destacó que con dirigentes de la provincia se puede consensuar, pero, corriendo de las críticas al intendente allí presente, cuestionó con dureza a los opositores “que pasean por los medios porteños”. Si bien dijo que “es importante hablar de unidad y de consenso”, a él le “cuesta llegar a un consenso con los que piensan que de la escuela te caes o que a la universidad no llegan los hijos de los trabajadores”. “Miguel no es de esos”, aclaró.

 

Al destacar el programa Escuelas a la Obra que está llevando adelante la provincia remarcó que “no se le puede atribuir los problemas a un solo gobierno, pero a veces las políticas de ajuste son despiadadas en esto” y que en el lanzamiento del programa convocaron a los intendentes porque sabían que “no se podía hacer de otra forma”. “Había que basarse en la confianza, el sistema educativo había estado bajo ataque y en abandono”, lanzó.

 

En la misa línea, finalmente afirmó: “Yo conozco a mucha de nuestra dirigencia política, la que anda deambulando por los canales porteños que no cree en la igualdad de oportunidades. Estoy de acuerdo en la unidad nacional, pero en base a determinados principios, con distribución e igualdad”.

 

Finalizada esa actividad, el gobernador se dirigió a Rivadavia, gobernada por el intendente de Juntos Javier Reynoso. En ese distrito recorrió las nuevas oficinas y la residencia, inauguradas recientemente, y entregó la habitación provisoria de una sala de faena en la Escuela de Educación Secundaria Agraria N° 1. Luego, acompañado por el ministro de Justicia y Derecho Humanos Julio Alak y el jefe comunal, entregó escrituras. Actividad que se repitió en Florentino Ameghino, junto al intendente radical Calixto Tellechea. Kicillof cerró la jornada dialogando con medios locales.

 

Hace dos semanas, el gobernador lanzó desde Daireaux la puesta en marcha de los trabajos para la denominada Ruta del Cereal. Consta de la pavimentación de 47, 4 kilómetros de un corredor clave para la conectividad y la producción bonaerense que atraviesa distritos de la Sexta y la Cuarta sección.

 

“Estamos dando inicio a una obra que presentamos a mediados del año pasado y que fue demandada durante décadas por la comunidad y las entidades rurales de la zona”, dijo Kicillof en esa oportunidad y agregó: “Venimos de una etapa de muchas promesas incumplidas. Siempre hablamos de prioridades y las estamos cumpliendo con hechos, no con palabras”. La Ruta del Cereal comprende 96 kilómetros, de los cuales solo la mitad contaba con asfalto, integrando a los partidos de Guaminí, Trenque Lauquen, Tres Lomas, Pehuajó y Daireaux.

 

Pese a las dificultades que el interior bonaerense representa para el peronismo elección tras elección, Kicillof no piensa dejar de lado esa parte del territorio. Los últimos días hizo hincapié en otra sección hostil como la Quinta, y según manifiestan desde su entorno continuará todas las semanas con una agenda cargada recorriendo todo el interior bonaerense llevando el Plan 6x6 como bandera.