07|8|2022

Quiénes cobrarían el Salario Universal y cuánto percibirían

24 de junio de 2022

24 de junio de 2022

Un paper al que accedió Letra P establece los requisitos para alcanzar el beneficio y sus montos. El financiamiento.  

El Salario Básico Universal (SUB), la herramienta ideada por economistas de La Cámpora y las organizaciones sociales encabezadas por Juan Grabois, sería el equivalente a una Canasta Básica Alimentaria de una persona adulta, que el pasado abril ascendió a 13.763 pesos. 

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Según el paper al que accedió Letra P, el beneficio, en caso de ser instrumentado por el Gobierno -en principio, la Casa Rosada, como reveló este portal, lo considera financieramente inviable- beneficiaría a las siguientes franjas de la población:

 

-"Personas de bajos ingresos que se encuentren sin ocupación plena y se desempeñen como cuentapropistas o en la economía informal". Concretamente, "desocupados, informales, monotributistas sociales, trabajadores y trabajadoras agrarios y de casas particulares".

 

-Monotributistas de la categoría A y personas asalariadas registradas cuyos ingresos brutos no superasen el límite de 38.850 pesos mensuales en 2022. En estos casos, el beneficio sería del 50%.

 

-El techo del concepto universal sería para "quienes percibieran rentas del suelo o de capitales (primera y segunda categoría del Impuesto a las Ganancias)".

 

-Los trabajadores temporarios o permanentes de prestación discontinua (Ley Nº 26.727), cuyo ingreso bruto anual no superase el límite de la categoría A del monotributo, continuarían percibiendo el SBU mientras durara la relación laboral.

 

El financiamiento

El costo fiscal bruto anual para el pago mensual de 7,5 millones de beneficios sería de 2,1% del PBI, pero, según las cuentas que sacan los autores del proyecto, el costo fiscal neto anual se reduce al 1% del PBI porque "se resta el gasto actualmente afrontado por programas que serían total o parcialmente absorbidos por el SBU", como la Tarjeta Alimentar.

 

Si a esa cuenta se le reduce "el retorno fiscal" generado por el propio SBU en virtud de una mayor recaudación por inyección de demanda a partir del consumo dinamizado por los nuevos ingresos, el costo neto a financiar terminaría siendo de 0,7% del PBI.