30|11|2022

El intendente de Lanús vuelve a la carga y reclama el manejo de los planes sociales

22 de junio de 2022

22 de junio de 2022

Néstor Grindetti retomó su pedido de descentralización y autonomía comunal. Pide que el reparto de la ayuda social esté en manos de los municipios.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) La interna a cielo abierto en el Frente de Todos, que escribió un nuevo capítulo este martes al enfrentar a los Fernández por los planes sociales, fue aprovechada por el intendente de Lanús, Néstor Grindetti, que volvió a la carga con su reclamo para que los jefes comunales se hagan cargo de la administración de la asistencia social. "De esta manera se termina la intermediación y el plan social llega de manera directa al vecino que lo necesita", argumentó el dirigente de Propuesta Republicana que busca meterse en la lista de candidatos a gobernador de Juntos. El pedido es parte de un paquete de reclamos mayor sobre la autonomía y descentralización de los municipios bonaerenses, que incluye también el traspaso de la Policía Local y otras áreas de gestión. .

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

"Como contrapartida debe realizarse una tarea para la comunidad. Cortar las calles no es más una opción”, señaló Grindetti al destacar que "ya son tres generaciones, abuelos, padres e hijos, que viven de la asistencia del Estado". 

 

El jefe comunal del sur del conurbano se refirió también al rol que debe tomar el Ministerio de Desarrollo Social, que hoy conduce Juan Zabaleta, al sostener que esta cartera "debe girar las partidas a los municipios con la nómina de beneficiarios y son las gobernaciones locales quienes deben asignarle una tarea, controlar el presentismo y el cumplimiento efectivo de las actividades con un esquema de incentivos que permitan poco a poco mejorar la situación laboral de cada trabajador”.

 

El otro reclamo con lugar en la agenda de la oposición intendentista es la seguridad. De hecho, a mediados de febrero, tanto Grindetti, como su par de La Plata, Julio Garro, se habían reunido para avanzar en un proyecto de ley a nivel provincial para que la Policía Local pase a ser administrada y manejada por los municipios. Según dijeron en aquella oportunidad, la idea es que los distritos tengan “mayor autonomía” y puedan “hacerse cargo de la seguridad”, un tema que delegaron en Adrián Urreli, uno de las principales espadas legislativas de los alcaldes del PRO en la Cámara baja.

 

La irrupción del rol de los movimientos sociales tomó fuerza este lunes cuando la vicepresidenta criticó en un acto de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) la forma en la que manejan los planes sociales. "Eso no es peronismo, depender de un dirigente barrial para que me de el alta o la baja de un plan", lanzó luego de apuntar, sin nombrarlo, contra Emilio Pérsico y Fernándo Navarro, los líderes del Movimiento Evita, una de las organizaciones populares más importantes del país. 

 

24 horas después, fue el propio presidente el que le respondió a su vice. "No se llevaron la plata de los más vulnerables, los acompañaron", sostuvo Fernández sobre las organizaciones sociales. "Le quiero agradecer a las organizaciones que estuvieron al lado nuestro, que nos ayudaron a sostener llevando compromiso adonde no existía, quiero agradecérselos aunque algunas hagan picardías que no convalidamos. Lo que no es bueno es generalizar, no esperen que generalice", continuó el primer mandatario, en un claro mensaje de respaldo a uno de los pocos sectores que inclinan la balanza a su favor en la interna oficialista.