01|8|2022

Larroque acusó a Guzmán y al Movimiento Evita de "bancar el ajuste" del FMI

21 de junio de 2022

21 de junio de 2022

El ministro bonaerense volvió a pegarle a la organización de Emilio Pérsico y criticó la suspensión del IFE y el incremento de los Potenciar Trabajo.

El ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense, Andrés Larroque, acusó a un sector de las organizaciones sociales de actuar en complicidad con el ministro de Economía, Martín Guzmán, para “bancar el ajuste” del Fondo Monetario Internacional (FMI). En particular, apuntó contra el Movimiento Evita, que tiene como principales referentes al secretario de Relaciones Parlamentarias, Fernando Navarro, y a su par de Economía Social, Emilio Pérsico.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

“Yo creo que (el ajuste) contó con el visto bueno de un sector de las organizaciones, inclusive algunas que tienen funcionarios en el gobierno nacional. Hubo un pacto del Evita y muchas más, sin dudas”, sostuvo en declaraciones a Radio 10

 

En esa línea, Larroque remarcó que tras el acuerdo con el FMI “desapareció el IFE y aumentaron los Potenciar Trabajo”, por lo que consideró que “hubo un acuerdo para bancar el ajuste entre Guzmán y un sector de las organizaciones, que se beneficiaron aumentando los Potenciar Trabajo, los planes, para administrarlos, privando a la sociedad de una política de ingreso que fue exitosa por otra que tiene una dosis de discrecionalidad a la hora de asignar derechos que es cuestionable”.

 

Por otra parte, se refirió a la interna de la coalición gobernante y señaló que “hubo un sector del gabinete nacional  que permanentemente quiso llevar al Presidente a una tensión con Cristina Kirchner”.

 

“Creo que estamos pagando las consecuencias de esa tensión, esas operaciones. Hay que plantear una agenda clara”, evaluó el funcionario bonaerense y luego aseguró que, pese a este escenario, en el Frente de Todos  “no está en discusión la unidad, sino cómo darle contenido, sentido y una dirección o una velocidad que esté a tono con las necesidades del pueblo”.