02|8|2022

El desafío de los Jóvenes PRO para neutralizar el factor Milei

02 de junio de 2022

02 de junio de 2022

La fuerza juvenil del partido amarillo busca llegar al electorado sub 25. Lenguaje llano y centennials para interpelar. El rol del Instituto República.

“Tenemos que ser disruptivos, pero con buenos modales”, es el lema de los jóvenes PRO de cara a 2023, año en el que tratarán de meterse de lleno en la disputa por el sufragio juvenil que hoy parece estar del lado del diputado Javier Milei y sus postulados orientados a la libertad.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

En las próximas elecciones, los jóvenes en condiciones de votar serán 6 millones, casi un 20% del padrón electoral. Ningún espacio con hambre de poder puede ignorar esas cifras. El ala con más corta en edad dentro del PRO es consciente de eso y sabe que las figuras de peso de la fuerza amarilla, como Mauricio Macri, Horacio Rodríguez Larreta o María Eugenia Vidal, nunca despertaron pasión entres quienes votaron por primera vez.

 

El presidente de la Juventud Nacional del PRO, Pedro Roulet, admite que el voto joven "nunca" fue del partido ya que el electorado está conformado, en su mayoría, por gente "mayor de 40 años". "Es fundamental salir a buscar ese voto con nuestro método, nuestra lógica y con buenos modales”, explicó el dirigente ante Letra P.

 

Hay un factor que, según el dirigente, impacta en el electorado sub 25: la crisis económica. “Hace 20 años que tenemos una inflación de dos dígitos y hay una necesidad de parte del joven de buscar una propuesta que signifique no repetir las mismas recetas. Eso lo interpreta muy bien Milei, hoy es un valor ser antisistema”, manifestó.

 

Siguiendo esta línea, Roulet  explicó que la irrupción del economista libertario en la escena política y el impacto que generó en la juventud sirvió para repensar la manera de conquistar a esa porción del electorado que luce desencantado y que reclama trabajo, educación y libertad. En ese plan de seducción es fundamental el rol de las redes sociales. 

 

"Hay una generación que hace mucho ve que el país no crece y que no tiene expectativas. Tenemos que plantear un panorama de transformaciones que deben ser estructurales y a través de grandes acuerdos”, consideró el dirigente cordobés, hijo de un integrante de la Confederación Rural Argentina. Roulet se muestra “neutral” en la disputa entre halcones y palomas dentro del macrismo y, además, plantea que no se le puede cerrar la puerta al diputado de Avanza Libertad de cara a la contienda electoral de 2023. “El enemigo es el kirchnerismo”, advirtió.

 

El PRO juvenil, en su versión porteña, tiene en claro que el camino para seducir votantes es a través de un “lenguaje llano” y con cuadros juveniles que puedan plantarse en los medios de comunicación para debatir propuestas. “No somos ni seremos Milei pero vamos a demostrar que tenemos con qué interpelar a los chicos”, aseguran los dirigentes y destacan la importancia de plataformas como Instagram o TikTok a la hora de dar mensajes.

 

Con ese objetivo, el espacio fortalecerá y le dará volumen al Instituto República, la escuela de formación política del PRO, que abrirá nuevas sedes en la provincia de Buenos Aires con cuatro objetivos concretos: formar líderes políticos, profesionalizar la práctica política, fomentar la capacidad de hacer política desde una perspectiva constructiva y desarrollar una mirada estratégica y una lectura política.

 

Hay más: desde la Secretaría de Formación de la Juventud señalan que es momento de "formar al militante y al joven de a pie". "El joven quiere que le hablemos de sus problemas y dejemos de criticarnos entre nosotros. Por eso, impulsamos, con María Eugenia Vidal, el proyecto de salud mental, un tema central para los chicos que estuvieron encerrados durante la pandemia. También trabajamos en empleo joven, algo que en la Ciudad ya se hizo pero hay que llevarlo a nivel nacional, y todo lo que tiene que ver con educación y vivienda", detalló Belén Vaz Teixeira, dirigente a cargo del área.

 

Y precisó: "Hay que resolver los problemas de la gente con el rol que tenemos, no sirve ser criticadores seriales en la Argentina. El joven está preocupado por llegar a fin de mes, quiere un trabajo en blanco y pretende continuar estudiando para contar con mejores oportunidades. En eso, hay que enfocarse".