30|7|2022

Calvo sigue sus recorridas y explora la candidatura a intendente de Córdoba

17 de junio de 2022

17 de junio de 2022

En las próximas semanas comenzarán las actividades de instalación de su nombre en la capital. Garantía de continuidad y cercanía con Llaryora, las claves.

CÓRDOBA (Corresponsalía) El vicegobernador Manuel Calvo ha decidido sumarse a quienes buscan postularse para la intendencia de la ciudad de Córdoba. Con distintas actividades, en espacios públicos, comenzará a instalar su precandidatura, según pudo saber Letra P. En sus primeras acciones a tal fin, previstas en un par de semanas, apuntará a uno de los grupos etarios más codiciados por las nuevas dirigencias: la juventud.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Curiosamente, algunas de aquellas actividades son impulsadas por el palacio municipal, sede territorial de dos aspirantes que en las últimas semanas también incrementaron su exposición pública: Miguel Siciliano, secretario de Gobierno, y Marcelo Rodio, secretario de Transporte.

 

Tras días de recorrido por obras en la provincia y la capital, como titular del gobierno de Córdoba ante la ausencia de Juan Schiaretti, el vicegobernador decidió explorar una posibilidad que hasta aquí consideraba colateral. Sin hacer pública su opción aún, asume, como todo el mundo ya, que el candidato a la gobernación por el oficialismo cordobés será el actual alcalde, Martín Llaryora.

 

En su entorno matizan la decisión. Afirman que nada definitivo hay sobre las candidaturas, que se confirmarán entre diciembre y enero próximos, pero remarcan que Calvo es uno de los dos garantes de la continuidad del proyecto iniciado hace 25 años por José Manuel de la Sota y actualmente bajo control de Schiaretti. Tan o más importante, ha avanzado en afinidad y sintonía con Llaryora, el otro fiable en aras de continuidad del modelo etiquetado como cordobesista.

 

Cobra sentido entonces el incremento de los registros fotográficos que muestran a Llaryora y Calvo juntos. Todas imágenes que indican movimiento, un avance quizás hacia el tan mentado recambio generacional que atraviesa la alianza gobernante.

 

Mesa de tres

El nombre del exsecretario de Estado de Comunicaciones y Conectividad, cargo que le permitió tejer vínculos y ganar reconocimiento público, ya formaba parte de algunas especulaciones en la lista de aspirantes. Sin embargo, hasta aquí seguía integrando una pléyade de dirigentes que ubican al Panal como destino en su mapa inmediato.

 

“La decisión dependerá de Schiaretti, pero en la mesa se sentarán tres, nada más: Juan, obviamente, Martín y Manuel. Son los mejores nombres. Los tres entienden, además, que el objetivo es garantizar el triunfo de Hacemos por Córdoba en 2023. Y obviamente necesitamos los mejores nombres”, señalan fuentes cercanas a Calvo.

 

La construcción de la candidatura capitalina de Calvo prevé dos ejes a recorrer con frecuencia. Por un lado, la mencionada interacción pública con el intendente Llaryora, cuya gestión merece crecientes valoraciones positivas según los números que manejan en el Panal. Esperan que la buena imagen del dirigente sanfracisqueño irradie hacia el contador (como Schiaretti), ventilan desde su entorno.

 

Por otro lado, estarán las excursiones como representante del gobierno provincial, respetando cuidadosamente la senda marcada por el “Gringo”. En tres semanas, cuando el gobernador emprenda otra gira por el exterior, el vice volverá a realizar una maratón de presencias en lugares clave, como obras públicas, y frente a auditorios afines, como agrupaciones empresarias, entidades rurales y emisarios de otras tierras.

 

La mímesis también permite una proyección que trascienda el próximo año. Como otras figuras que quieren conformar la nueva camada cordobesista, no cejará en su intención de llegar a la gobernación pero, reconociendo que sus chances no son las mejores hoy, aceptaría un juego de equipo no exento de conveniencia táctica. Los pies en el plato, como dicta la tradición.

 

El espejo

En la presidencia de la Legislatura también siguen con atención el juego de candidaturas en Juntos por el Cambio. Coincidiendo con variados análisis, remarcan que la fuerza opositora tiene dos nombres que prevalecen, en torno a los cuales girarán las definiciones: Luis Juez y Rodrigo de Loredo.

 

“Casi no los discuten. Uno irá a la provincia, otro a la ciudad. Nosotros tenemos dos nombres detrás de los cuales deberían comenzar las construcciones: Manuel y Martín. En materia de imagen tienen una amplia ventaja sobre el resto. No hay otros. Tampoco tiempo para construir dirigentes”, dicen a Letra P.

 

La opción por Calvo implicaría también desplazar a dirigentes con juego propio, como Siciliano y Daniel Passerini, así como desestimar la posibilidad de la senadora Alejandra Vigo, esposa y lugarteniente de Schiaretti en los barrios de Córdoba. En el entorno de uno de los mencionados prefieren hablar de un simple globo de ensayo. Miran el almanaque y coinciden, en eso, con el proyecto del varillense: las próximas semanas serán clave.