28|6|2022

Factor Reyes: la jugada de Massa obturó a la oposición, pero generó ruido interno

20 de abril de 2022

20 de abril de 2022

La confirmación de la diputada radical como consejera de la Magistratura hizo saltar un tapón impensado en un culebrón oficialista a prueba de acuerdos. 

El estado asambleario entre el Congreso y la Corte Suprema para definir la nueva composición del Consejo de la Magistratura comenzó a ordenarse este miércoles, pero con costos políticos para el oficialismo en las dos cámaras. Doce horas después del desdoblamiento del bloque del Frente de Todos en el Senado para evitar la designación de Luis Juez (JxC) como consejero, el titular de la Cámara baja, Sergio Massa, confirmó la designación de la diputada radical Roxana Reyes como integrante del organismo. Con esa resolución, el oficialismo accedió a nombrar a la consejera que reclamaba JxC, pero cosechó el inesperado rechazo del titular del bloque oficialista, Germán Martínez. Ventiló su posición en una conferencia de prensa y desnudó las diferencias internas que laten en la coalición oficialista. 

 

"No estoy de acuerdo con la resolución firmada con la designación de Reyes como integrante del Consejo", dijo el diputado rosarino en una conferencia de prensa que sorprendió durante la tarde, porque se concretó poco después de que se filtrara la resolución 689/22, que firmó Massa para nombrar a la diputada radical santacruceña, que es promovida por el bloque de la UCR para completar la representación de Diputados en el Consejo. 

 

Cuando se filtró la nota en el oficialismo, primero sostuvieron que el texto era falso. Pocos minutos después, las mismas fuentes confirmaron su veracidad y difundieron el primer desenlace para la pelea por el control del Consejo. Lo hicieron con la nota firmada por la titular del Senado, Cristina Fernández de Kirchner, y Massa para comunicarle a la Corte que acataban el fallo que les ordenó completar la nueva composición del Consejo con la designación de los legisladores por la segunda minoría. 

 

En el Senado, con el desdoblamiento del bloque, el candidato propuesto fue el senador camporista Martín Doñate, que responde directamente a CFK. En Diputados no hubo desdoblamiento del bloque y, según supo este portal, esa posibilidad nunca fue analizada por Massa, que se preparaba para convalidar la designación de Reyes de acuerdo  a la coordinación que mantuvo con CFK, y el flamante titular de uno de los dos bloques oficialistas desdoblados, José Mayans (Frente Nacional y Popular), y la jefa del otro, Juliana Di Tullio (Unidad Ciudadana). 

 

Con ese respaldo, Massa avanzó con el nombramiento de Reyes, pero Martínez le anticipó que no estaba de acuerdo. El martes, cuando caía el crepúsculo, Martínez difundió una nota donde le pedía a Massa que se abstuviera de nombrar a Reyes. Argumentó que no estaba definido si lo hacía por la segunda minoría, pero, en rigor, era el primer termómetro de un desacuerdo que se cocinaba a fuego lento mientras en el Senado se definían los últimos detalles de la jugada diseñada por CFK.

 

En ese contexto, poco antes de la medianoche de este martes se filtraron las notas que oficializaban el desdoblamiento de los dos bloques. Con ese reloj de arena consumiéndose, solo quedaba saber si Diputados avanzaría en el mismo sentido.

 

La resolución de Massa derribó esa posibilidad y reveló que la jugada apuntaba a evitar la jura de Juez, pero habilitar a Reyes. El movimiento dejó pedaleando al dirigente del Frente Cívico, que es aliado del PRO, pero benefició al radicalismo, que logró incluir a una diputada muy resistida por el kirchnerismo a partir de las denuncias que ha presentado en Santa Cruz, su terruño originario. 

 

La histórica inquina que recibe Reyes por parte del kirchnerismo fue interpretada como una de las razones que llevaron a Martínez a plantarse con Massa. La carta girada el martes por la noche y las declaraciones públicas que lanzó el jefe del FdT este miércoles por la tarde aparecieron como una táctica para contener al kirchnerismo dentro del bloque. Según supo este portal, no fue por eso, sino porque Martínez le anticipó a Massa que no estaba de acuerdo con reducir la presencia del oficialismo en el Consejo.  A Massa no le quedó otra alternativa que nombrar a Reyes para evitar que la parálisis del cuerpo se extienda por más tiempo, pero Martínez tampoco tuvo más chances que dejar en claro que el panperonismo quedaba subrepresentado en el organismo. 

 

Ese equilibrio espinoso no impidió que Martínez se explayara en la rueda de prensa que improvisó cuando se filtró la resolución firmada por Massa. "La composición (...) va a quedar claramente en contradicción con lo dispuesto por la ley sancionada en 1997. Somos el bloque con mayor cantidad de integrantes, nos corresponderían dos, pero vamos a quedarnos con uno, que es Vanesa Siley, mientras que JxC va a quedar con dos diputados, como Reyes y Pablo Tonelli y el tercer interbloque, que preside Topo Rodríguez, que va a quedar con una integrante: Graciela Camaño".

 

Luego de aportar los detalles jurídicos de su discrepancia, también ventiló su bronca por la filtración y amagó con continuar el tema en la Justicia. "A mi criterio (esa resolución) queda en claro incumplimiento y por eso pedí que me envíen la resolución que está circulando en redes sociales. Voy a analizar con mi equipo jurídico la posibilidad de impugnar la resolución y me reservo, si los hechos lo ameritan, la posibilidad de hacer la denuncia en sede judicial", lanzó Martínez. Si esa posibilidad se concretara, sería una demanda judicial del titular del bloque contra una decisión del titular de la Cámara baja, una chance improbable, pero suficiente para transmitir el malestar que se respira en la coalición oficialista a partir del nombramiento de Reyes. 

 

En medio de los tensos y discretos cruces, Martínez le anticipó sus críticas a Massa antes de hablar con la prensa. El tigrense le dijo que estaba en todo su derecho de plantear su discrepancia. "No hay enojo ni fractura, pero fuimos firmes para plantear las prioridades del bloque, porque existe una enorme necesidad de unificar los criterios del FdT para seleccionar a los miembros del Consejo. Tiene que quedar claro que con esta decisión perdemos un consejero", explicó una importante fuente del bloque que respalda el planteo que hizo Martínez en privado y también la dureza que tuvo durante la conferencia de prensa que protagonizó poco después. 

 

Con Reyes designada para jurar ante Rosatti, la resistencia de JxC se acotó al Senado, pero con reservas. Este martes, Juez anticipó que demandaría penalmente a CFK si no cumplía el fallo del máximo tribunal, pero en el radicalismo toman esa amenaza con cautela. El titular del interbloque de JxC en el Senado, Alfredo Cornejo, reconoció que había que "estudiar" cómo "tipificar el delito", en un elíptico mensaje para Juez, que, por ahora, quedó sólo en su plan de demandar a la vicepresidenta por incumplimiento de los deberes de funcionario público. El radicalismo mantuvo lo suyo y ahora el conglomerado opositor buscará que Rosatti no le tome juramento a Doñate.