CÍRCULO PROPIO

Kulfas apura una colectora pyme albertista como contrapeso de la UIA

Debutará en los próximos días con pedidos para resolver los "problemas del crecimiento". Buscará contrarrestar las críticas opositoras de la Unión Industrial.

En los próximos días debutará una nueva entidad gremial-empresaria de tercer grado que representará a pymes nacionales y le servirá al presidente Alberto Fernández como contrapeso del poder concentrado que tiene la Unión Industrial Argentina (UIA) entre las fábricas. La primera acción estará vinculada con un pedido al Banco Central para que libere dólares que permitan importar insumos básicos para mantener la producción activa ante la alerta que surgió por posibles parates por falta de materia prima. La comunicación será "amistosa" y se fundamentará en los "problemas del crecimiento" que generó el modelo de producción. También, podría involucrarse en el debate por el desabastecimiento de gas durante el invierno y los posibles cortes programados para superar la crisis energética.

 

Según pudo saber Letra P, la nueva agrupación se llamará Confederación Económica de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme) y contendrá a poco menos de una decena de centrales de segundo grado que, a la vez, representan a gremiales-empresarias de base, por lo que se considera que tendrá una representatividad cercana a unas 80 entidades; todas vinculadas con el movimiento denominado "Ni una pyme menos", que resistió las políticas de desindustrialización del gobierno de Mauricio Macri con acciones que incluyeron movilizaciones hacia el Congreso.

 

El presidente de la Cámara Argentina de Proveedores de la Industria Petro Energética (CAPIPE), Sergio Echebarrena, estará al frente de Cepyme, un nombre que se pronuncia de manera idéntica que la Secretaría Pyme (Sepyme), a cargo de Guillermo Merediz. Si bien el empresario mantiene relaciones aceitadas con distintos funcionarios vinculados a la gestión industrial, su vínculo "cotidiano y hasta amistoso" es con el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas. "Tienen una relación personal", confío la fuente consultada por este medio. A tal punto, que la elección de Echebarrena consiguió el respaldo de sus colegas de entidades industriales, pero habría sido el propio Kulfas quien habría propuesto su nombre para la unidad de las pymes.

 

Casi desde el origen de la gestión del presidente Alberto Fernández, los funcionarios del área productiva redoblan sus apuestas por el nacimiento de una entidad que lograse contrapesar el poder de la UIA. En plena pandemia y con batallas abiertas con los representantes de las grandes industrias del país, Kulfas les reclamó a 350 empresarios la unidad de las pymes al sostener que “la Argentina se va a poner de pie con el esfuerzo de todos y todas”, pero destacó “los objetivos de unidad de las pymes”. 

 

“Los instamos a profundizar y consolidar ese camino, porque el país requiere actores organizados que trasciendan momentos políticos”, sostuvo en agosto del año pasado.

 

Esa declaración fue la antesala del faltazo del ministro al festejo del Día de la Industria en la UIA, cuando enfrentaba su primera fecha clave el entonces flamante presidente de la entidad fabril, Daniel Funes de Rioja. El abogado laboralista, respaldado por el Grupo Techint y resistido por sectores más afines al Gobierno, logró llegar al poder de la cúpula industrial como símbolo de un enfrentamiento con el Ejecutivo nacional, a pesar de las políticas industrialistas.

 

“Sigo soñando con que Argentina tenga una gran actividad empresarial pyme y una gran mesa de coordinación. Sé que no es fácil, pero voy a seguir trabajando por eso”, confesó Kulfas. Ese sueño se hará realidad en los próximos días, según pudo saber Letra P.

 

El objetivo de Cepyme será imponer su mirada en la agenda productiva. Busca, sin embargo, no quedar oficialista y ser tachada en el futuro por ser la entidad de Kulfas. Podrá tener coincidencias con la UIA en temas en los que haya alineamiento con el Gobierno, como sucede con la crisis energética, pero el objetivo es que la planificación no quede sesgada por las propuestas de la central fabril centenaria. Por caso, el programa de cortes programados en las fábricas tendrá que tener el visto bueno de las pymes para que sea efectivo. Según el Gobierno, hoy la UIA representa más a las grandes y medianas empresas que a las pequeñas.

 

Otro punto de planteo que quizás se convierta en la primera acción será ante el BCRA por el restringido acceso al Mercado Único y Libre de Cambio (MULC) para pagar importaciones de insumos para las fábricas. Suele suceder que los planteos de la UIA cuentan con un plus de crítica a la gestión de gobierno. "Eso se debe a una mirada ideológica sobre cómo debe ser un plan económico, que está distante de las necesidades de las pymes", afirmó uno de los dirigentes que integrará la nueva entidad, consultado por este medio.

 

La escasez de dólares llevó a Industriales Pymes Argentinos (IPA) a alertar, a través de un comunicado de prensa, sobre un "parate productivo en las fábricas pymes, debido al desabastecimiento de materias primas que ya se siente en empresas locales".

 

milei celebra la primera inflacion de un digito despues de seis meses: 8,8% en abril
Inflación y después, las dos caras de la economía de Javier Milei y Toto Caputo

También te puede interesar