TODOS CONTRA TODOS

La era del deshielo: acuerdo del FdT detrás del impuesto para pagarle al Fondo

Parrilli presentó dos proyectos para recuperar plata fugada que tienen el aval de Guzmán. El Presidente y CFK lo sellaron antes de dejar de hablar. Señales.

En una muestra de lo que podría ser el comienzo del deshielo en las relaciones entre Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, la Casa Rosada confirmó que los proyectos que presentó el elenco cristinista del Senado para pagarle al Fondo Monetario Internacional (FMI) con dólares que se fugaron del país fueron conversados por el Presidente y la vicepresidenta y que, además, cuentan con el aval del ministro de Economía, Martín Guzmán.

 

“Lo charlaron Alberto y Cristina”, respondieron en Balcarce 50 ante la consulta de este medio sobre el nivel de acuerdo interno que tiene los proyectos que presentó este lunes el senador Oscar Parrilli, mano derecha de la vicepresidenta, y que también lleva la firma de los camporistas Anabel Fernández Sagasti y Martín Doñate, la bonaerense Juliana Di Tullio y el presidente del bloque del Frente de Todos, José Mayans, todos cercanos a la expresidenta.

 

Según pudo saber Letra P, el acuerdo entre el mandatario y la vicepresidenta se produjo antes de que la comunicación entre ambos se cortara por las diferencias internas del FdT, que se profundizaron durante la votación por el entendimiento con el FMI. Sin embargo, el diálogo continuó entre interlocutores de ambos sectores que coordinaron la presentación.

 

Como adelantó este portal a mediados de febrero, en el cristinismo circulaba desde hacía tiempo un borrador de trabajo que contenía una serie de proyectos y propuestas económicas que tenían como objetivo mejorar la recaudación e inyectar dinero en los bolsillos de los trabajadores y trabajadoras, golpeados por la crisis económica.

 

El borrador se inspiraba en el mensaje que Cristina dejó en la Plaza de Mayo el 10 de diciembre de 2021, cuando dijo que quería que los dólares que se destinaran a pagarle al Fondo salieran de las billeteras de las empresas y personas que se subieron a la fuga de capitales durante el macrismo y afecten en la menor medida posible la economía de la ciudadanía de a pie.

 

En ese marco, Parrilli presentó este lunes un proyecto de ley para crear un "Fondo Nacional para la cancelación de la deuda con el FMI", que apunta a gravar con un "aporte especial de emergencia" a quienes tengan bienes en el exterior que fueron "fugados" y no están declarados ante el fisco. El texto se complementa con una reforma de la ley de entidades financieras y la modificación de las excepciones al secreto bancario, bursátil y fiscal.

 

Además del pronto apoyo público que expresaron la vocera presidencial Gabriela Cerrruti y el propio Presidente a través de su cuenta de Twitter, según explicaron fuentes oficiales a Letra P, los proyectos cuentan con el aval del Ministerio de Economía, que en su momento también apoyó la ley de Aporte Solidario Extraordinario de las Grandes Fortunas, que impulsó Máximo Kirchner.

 

Guzmán aportó, incluso, ideas para el texto que finalmente presentó Parrilli y que también había analizado el presidente de la Comisión de Presupuesto en Diputados, Carlos Heller. Hasta la presentación, este lunes, el resto de los senadores y senadoras del FdT no estaban al tanto del proyecto, aunque en el oficialismo descuentan que tendrá apoyo de todo el bloque, lo que podría marcar un regreso a la votación unificada del espacio tras la grieta que dejó el FMI.

 

Pero la mayor novedad de la tarde estuvo en manos de Cristina, que este lunes sorprendió al revelar su reunión en el Senado con el embajador de Estados Unidos en Argentina, Marc Stanley. Según comunicó la vicepresidenta, durante el encuentro le solicitó la colaboración del gobierno de Joe Biden con el proyecto de ley que presentó Parrilli.

 

El expresidente Alberto Fernández fue imputado en la investigación sobre la intermediación en la contratación de seguros.
Alberto Fernández

También te puede interesar